CDMX ante el reto de sustituir los microbuses - Pasajero7

CDMX ante el reto de sustituir los microbuses

MICROS

REPORTAJE MICROS

SECRETARIO

Las unidades fueron sustituidas por 316 nuevos autobuses con un presupuesto de 334 millones de pesos del Bono de Chatarrización, que es el bono que se le da al concesionario por parte del Fideicomiso de Financiamiento para la Mejora del Transporte Público, en donde 152 unidades están en servicio de Ruta, 108 en servicio como empresa zonal en Cuautepec y 56 en el corredor de Metrobús, Línea 5.

REQUISITOS

Por su parte, Carlos Arturo Gutiérrez Alcalde, director de Operación y Licencias de Transporte de Ruta y Especializado, explicó a Pasajero7 que aún está el reto de sustituir más de 4 mil microbuses, verificar cuántas de estas concesiones tienen unidad operando y trabajar en ello, todo esto en apenas año y medio.

Hay una incertidumbre, porque existen muchas concesiones ociosas que desde hace 10 años no prestan el servicio; nosotros calculamos a través de un ejercicio que hay 4 mil 22 concesiones, pero tenemos que verificar que exista la unidad física, y de esa cantidad será el reto pendiente”.

Gutiérrez Alcalde, apuntó que en la Ciudad de México se está haciendo un esfuerzo por una renovación, no solamente del parque vehícular, sino del modelo completo de administración del sistema de transporte, para pasar de un modelo hombre-camión a un modelo empresarial

La sustitución de los microbuses enfrenta grandes retos, a decir de Gutiérrez Alcalde,  uno de los más importantes es la desconfianza que existe entre los transportistas hacia el modelo empresarial, pues “desafortunadamente hay algunos ejercicios de esa transformación donde los resultados no fueron buenos y eso les genera mucha incertidumbre”.

Después, está el modelo financiero, “que también genera muchas expectativas; sin embargo desde la Semovi estamos apoyandolos, nos solo con financiamientos, sino que estamos trabajando con ellos en su profesionalización; se está haciendo un ejercicio muy puntual con NAFIN para profesionalizar a los directivos de las nuevas empresas de transporte, y estamos también buscando profesionalizar a los operadores de las unidades, y a los operativos como mecánicos y de despacho, para tener un servicio más acorde a las necesidades de los usuarios”.

Mejor servicio no solo son unidades nuevas

Si bien, la sustitución de microbuses es un gran reto y un gran paso para la modernización del transporte público en la capital del país, unidades nuevas, no se traducen en mejor servicio, asegura Roberto Remes, presidente de la Comisión de Movilidad de Coparmex.

“Es un reto muy grande, no debemos dejar de reconocer lo que se ha avanzado, porque el hecho de que ya en cualquier parte de la ciudad nos estemos encontrando con los corredores, es un gran avance, que significa que detrás hay cientos o miles de chatarrizaciones.

“Estamos hablando de mil millones de pesos en chatarrizaciones, estamos hablando de un proceso físico muy complejo, pero lo más importante es, ¿estamos cambiando estas nuevas rutas por un modelo nuevo de gestión? Eso no está ocurriendo, muchos de estos autobuses pernoctan fuera de la casa de quien lo maneja, en los estacionamientos de unidades habitacionales, en callejones, cerca de los metros o bajo puentes, entonces se renuevan unidades y sigue ocurriendo lo mismo”.

Remes contó a Pasajero7 que “en uno de los nuevos corredores que pasa cerca de mi casa, el primero (autobús) que me tocó ver fue al operador insultándose con un automovilista, al siguiente día tomé el autobús, de ese mismo corredor, y observé qué siguen subiendo personas en lugares inadecuados, bajan por la puerta delantera, circula con la puerta abierta; entonces insistimos en que cambiar la unidad no es suficiente, tenemos ese problema, creo que estamos habilitando un modelo incompleto”.

El también especialista en temas de movilidad, refirió que si bien estos corredores son mejor que lo que había antes, no es lo ideal, pues “tampoco estamos en el modelo intermedio, es necesario reforzar o apostar por la profesionalización de los operadores, del mantenimiento y cuidado de las unidades, y sobre todo del respeto al reglamento de tránsito; otro de los retos para la autoridad es el diseño de estas rutas, porque nadie lo está haciendo”, resaltó.

Atención a las periferias

El titular de la Semovi informó que para el plan 2021 -2023 se aumentará a más del doble la inversión de sustitución de unidades. La inversión que se estima es de 890 a 900 millones de pesos anuales para lograr la sustitución de las  6 mil unidades.

Se dará prioridad a las zonas de la periferia de la ciudad a partir de ruta empresas y la creación de dos nuevos corredores.

Claudia Sheinbaum, Jefa de Gobierno de la CDMX, ha mencionado en repetidas ocasiones que este proyecto forma parte de un eje fundamental de su gobierno en materia de movilidad y el objetivo es que todo el sistema de transporte público de la ciudad trabaje con el esquema de pago de la Tarjeta de Movilidad Integrada “y podemos a través de la tarjeta generar un transporte integrado de toda la ciudad que sea para beneficio de la ciudadanía”.

Se contemplan 100 mil millones de pesos para la modernización total del transporte público de la Ciudad de México para todo el sexenio “y no podría ser de otra forma si queremos hablar de disminución de la contaminación, de mejorar la movilidad, de que el individuo deje el vehículo privado para subirse al transporte público, entonces tenemos que ofrecer un mejor transporte público”.

Comenzó la capacitación

El Gobierno capitalino y Nacional Financiera (NAFIN) han lanzado un programa conjunto para facilitar y acelerar la sustitución de microbuses; durante su arranque se dió a conocer que se trabajará con un presupuesto de 1,800 millones de pesos, con el objetivo es poder sustituir al rededor de cuatro mil microbuses que se estima que aún operan en la capital.

Se explicó que si bien el bono de chatarrización es un buen apoyó, el incremento de las tasas de interés ha dificultado el proceso de renovación, ya que “aun cuando desde el Gobierno de la ciudad damos cerca de 450 mil pesos para sustitución, de todas maneras la tasa estaba sobre 18% más o menos”, comentó la jefa de gobierno.

Con NAFIN, los transportistas pagarán la tasa de interés interbancaria de equilibrio (TIIE) más un 1.6%, esto es alrededor del 12.6% en total.

REPORTAJE MICROS4

Un programa que debe mantenerse

Para Roberto Remes, presidente de la Comisión de Movilidad de Coparmex, el modelo de chatarrización, ha resultado positivo, y de no alcanzarse la meta al concluir esta administración debe ser retomado por la siguiente, ya con fechas decisivas muy claras.

“Se le debe dar continuidad pero con una fecha definida, si no chatarrizan y se unen al programa, se revoca la concesión, se cierra la cortina, se deja de dar el bono de chatarrización, y solo así veremos a la mayoría formados para chatarrizar”.