Los riesgos de la irregularidad del transporte público - Pasajero7

Los riesgos de la irregularidad del transporte público

irregularidad en el transporte publicoLa inseguridad, unidades en mal estado, tarifas fuera de norma y una mala calidad del servicio, son solo algunos de los grandes problemas que genera el transporte público irregular, que hasta antes de la pandemia se estimaba rondaba el 88%, de acuerdo a datos de la Asociación Mexicana de Autoridades de la Movilidad (AMAM).

El gran problema del transporte irregular es que no hay información de ellos, sin embargo se sabe que en diferentes ciudades del país hay buses o micros dando servicio sin los permisos necesarios, mototaxis, bicitaxis, taxis piratas u otras modalidades que representan un gran problema. Desde mi punto de vista esto se da porque el transporte público formal no cubre las necesidades de la población de esa zona, otra es porque la autoridad no aplica, no ejerce esa función de gobernanza que tendría que evitar que prolifere este servicio”, señaló Nicolas Rosales Pallares, Presidente de la Asociación Méxicana de Transporte y Movilidad (AMTM).

Entendemos por transporte irregular aquel que está trabajando fuera de norma, sin concesión o permiso de operación y ofrece servicio en las vías terrestres del país, ya sean urbanas o por carreteras.

Desde el punto de vista de Jesús Hernández Landeros, experto y consultor en temas de transporte, el gran detonante del transporte irregular es que, el transporte oficial o regular no cumple con los principios básicos de su creación, lo que pone en riesgo al usuario que se ve obligado a optar por recorridos irregulares.

“El principio básico del transporte es satisfacer las necesidades de los usuarios, del prestador del servicio y del ente regulador, y esto poco sucede; por lo tanto, al no cumplirse pues obligamos a las personas a optar por modos de transporte inseguros y que tampoco cumple con sus necesidades al 100%, sin embargo, los acerca a su destino. 

“Estamos entonces creando un conflicto de seguridad y económico para ellos y para el resto de la comunidad, el servicio informal existe y tiene demanda porque el transporte público oficial no cumple, ni se acerca a cubrir sus necesidades”, expresó.

“Ante esto es urgente crear sistemas integrados que con alimentadores entren a las colonias y acerquen mucho más a los usuarios a sus destinos”, agregó Rosales Pallares. 

Los entrevistados coincidieron en que otra de las causas que ha generado que se incremente la informalidad en el transporte es el desempleo, este fenómeno que especialmente en la pandemia generó que fuera más difícil encontrar oportunidades de desarrollo en la formalidad.

Jorge Coxtinica, experto y consultor en temas de transporte público, reiteró que la informalidad se da en el momento en que la capacidad instalada para atender, en este caso a los usuarios se ve rebasada.

“Además es importante señalar que lo irregular no siempre es ilegal o ilegítimo… En alguna ocasión me tocó conocer un caso de unos vecinos que estaban ubicados en la montaña por Xochimilco, MIlpa Alta y toda esa zona; ellos manifestaban que el transporte público dejaba de llegar a las 7 u 8 de la noche, entonces los vecinos pusieron sus vehículos a disposición de la comunidad, para que pudieran moverse en caso de emergencia o necesitar salir; por supuesto que ahí hay un caso de irregularidad, pero ellos ven una necesidad que se debe cubrir y entonces no le quita legitimidad al servicio, porque al final de cuentas hay una necesidad manifiesta que se va a cubrir”.

Si bien es difícil tener datos exactos de la cantidad de unidades que operan de manera irregular, se estima que del total de los viajes que se realizan al día en el Valle de México un 74% en algún momento de su trayecto recurre a alguna modalidad de transporte informal.

La pandemia favoreció aún más la informalidad en el transporte porque los sistemas formales vieron una caída importante en la demanda, que no les permitió recuperar sus costos; la baja rentabilidad, sumada al deterioro de las unidades, tarifas no remunerativas generan la contracción del sistema formal e hicieron propicio el crecimiento del transporte informal con unidades en peor estado, más inseguras, más contaminantes que las de tipo “formal”.

puntos irregularidad

La irregularidad es conveniente para la autoridad

Podría creerse que la informalidad se da también ante la incapacidad de la autoridad de hacer cumplir las normas establecidas, pero a decir de los expertos, podría ser que el transporte irregular sea conveniente para los encargados de hacer cumplir la Ley. 

“Pudiese hablarse de complacencia por parte de la autoridad, sin embargo desde mi punto de vista, yo veo más que complacencia, conveniencia, porque al final de cuentas el transporte irregular está resolviendo la tarea que ellos deberían resolver, pues si no de manera directa como prestadores de servicios, la autoridad debería establecer los lineamientos y las rutas necesarias o complementarias que respondieron a una buena prestación de servicio.

“En ese servicio me parece que si bien es muy deplorable y se generan muchas condiciones de riesgo este tipo de servicio está respondiendo a una necesidad, pueden ser legítimos o no, pero de que son necesarios, son necesarios”, dijo Coxtinica.

Al respecto, el Presidente de AMTM señala que el fenómeno de la informalidad en el transporte se registra en la gran mayoría de las ciudades de América Latina, debido a la falta de planes o programas de transporte integrales.

“Ante el vacío se presenta esta oportunidad, que al final es un transporte territorial, tiene arraigo, satisface la necesidad de moverse de los ciudadanos, y se convierten en esenciales… tiene muchas externalidades, si definitivamente, puede ser inseguro, territorial, de mala calidad, un punto de conflicto con el transporte público formal, pero es necesario, mientras no existan soluciones integrales que respondan realmente a la movilidad de las regiones o zonas, es necesario”, puntualizó Nicolas Rosales.   

Jesús Hernández Landeros, indicó que en repetidas ocasiones han sugerido a la autoridad que los transportistas que son reconocidos como formales y cumplen con los reglamentos, son quienes deberían de ofrecer el “servicio en la última milla a través de diferentes modelos de movilidad”.

Para todos los entrevistados apoyar el trabajo técnico, realizar estudios que identifiquen las necesidades de la población, y pensar en el desarrollo integral de desarrollo y movilidad son básicos para mitigar la irregularidad del transporte, además de contar con perfiles técnicos en cargos de toma de decisiones.

Conclusiones

Si bien en este momento el transporte informal cubre una necesidad de la población que no ha podido cubrir la autoridad y el transporte formal, esto no debe ser permanente, los sistemas de transporte en las diferentes ciudades del país deberán migrar al modelo empresarial y apoyarse en estudios y planes técnicos de movilidad que permitan integrar en la formalidad los diferentes modos de transporte que faciliten el traslado de las personas hasta la última milla.

Jorge Coxtinica

“El tema de la formalización de las estructuras de trabajo del transporte tiene que ser algo que obligue de alguna manera en los siguientes años, no se puede seguir trabajando con asociaciones deben migrar al modelo empresarial, porque hoy por hoy no se pueden apoyar economías de escala, no se pueden enfrentar temas como la competencia desleal por los sobrepisos que se tienen, entonces hay una serie de cosas que vendrían a mejorar mucho en ese sentido.

“Hoy las tecnologías le aportan al transporte, y eso puede ayudar a que la autoridad además de los temas de control y de registro sean apoyados en eso, que aproveche la tecnología hoy para que la operación diaria tenga control y seguimiento en tiempo real y con mucha más precisión; y que se tengan dientes para que en un momento dado se hagan respetar las normas”.

Jesús Hernández Landeros

“Estoy convencido que el orden y la formalidad siempre darán buenos resultados, en la manera en que  avancemos y el transportista avance en la formación de corredores e integren a los que prestan el servicio de uno u otro modo, se alcanzarán precios de escala, de mayoreo, y se verán beneficios para todos. Como empresas se convertirán en una figura certera, confiable ante el ente regulador en el momento que estén organizados para ponerse a discutir temas relevantes que marcarán el futuro del transporte, temas como el de tarifa”.

Nicolas Rosales Pallares

“El entender las dinámicas de las personas para moverse en las ciudades es muy importante, para incluso contrarrestar la irregularidad, para lo que hay que considerar los siguientes puntos:

  • “Se debe mejorar la calidad y cobertura de los sistemas para prestar un servicio que garantice y solvente las necesidades de las personas con los estándares de seguridad, calidad y eficiencia necesarias.
  • “Se debe ir pensando en que, el modelo de transporte bajo el esquema hombre- camión ya es obsoleto, ya cubrió su vida útil, y para poder pensar en un mejor sistema de transporte debemos pensar en cambiar al modelo empresarial”.

Finalmente, la UITP destaca que la descripción de determinados aspectos del sector del transporte informal es útil a la hora de analizar sus fortalezas y debilidades.

fortalezas y debilidades




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *