El Metro de la CDMX ante 50 años de deterioro - Pasajero7

El Metro de la CDMX ante 50 años de deterioro

metro cdmxLa noche del lunes 3 de mayo se desplomó parte de las vías elevadas de la Línea 12 del Metro, próxima a la estación Olivos, en este evento 25 personas perdieron la vida y 79 quedaron heridas; esta fue la llamada de alerta más grave y reciente que el Metro de la Ciudad de México dio para evidenciar 50 años de deterioro.

El deterioro del Metro es grave, sino tomamos una medida muy importante de corrección y de inversión – y nos va a salir muy caro- esto va a seguir pasando; el deterioro del Metro es de 50 años y ha venido mostrando sus carencias y necesidades a lo largo de diferentes décadas”, dijo a Pasajero7, David Escalante, especialista en Movilidad Urbana del Instituto del Sur Urbano.

“Llegamos a este punto porque dejamos pasar muchas señales; cuando hablamos de alertas hay que recordar los últimos y más importantes eventos, el choque en la estación Oceanía, el choque el la Línea 4, el incendio en el Centro de Control, el primero que pasa en el mundo que además afectó directamente a 6 líneas, ahora el derrumbe de la Línea 12; pero a esto se suman incendios, inundaciones, falla en las escaleras eléctricas, y muchos eventos que hablan del deterioro del Metro, había muchas cosas diciéndonos que algo estaba pasando”, agregó.   

Fallas previas al desplome en  L12

De acuerdo con el informe realizado por Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la Ciudad de México, la noche del lunes 3 de mayo se desplomó un tramo de las vías elevadas de la Línea 12 del Metro, próxima a la estación Olivos, ubicada en la alcaldía de Tláhuac, al suroriente de la Ciudad de México. La estructura, conocida en el sector de la construcción, como ballena, no soportó el paso del convoy. El accidente ocurrió mientras circulaba uno de los trenes, alrededor de las 22:25 horas.

Un convoy del Metro de la Ciudad de México está formado por nueve vagones. El desplome de la estructura de soporte provocó la caída abrupta de dos vagones.

La Línea 12 del Metro es utilizada diariamente por unas 450 mil personas que viajan hacia el poniente de la ciudad. Esta línea atiende a las alcaldías de Tláhuac, Iztapalapa, Coyoacán, Benito Juárez, Xochimilco, Milpa Alta y Álvaro Obregón.

TÜV Rheinland, compañía encargada de la certificación de la funcionalidad de la Línea 12, dijo en una entrevista con la revista Forbes México, que esta línea del Sistema de Transporte Colectivo Metro (STC) no volvería a presentar problemas técnicos, después de una serie de ellos que se originaron prácticamente desde su inauguración en octubre de 2012.

El 12 de marzo del año 2014 se suspendió definitivamente el servicio de pasajeros entre las estaciones Tláhuac y Atlalilco, después de confirmarse fallas estructurales de vía, en durmientes, fijaciones de riel y por un desgaste ondulatorio del riel.

La construcción de las obras de la Línea 12 del Metro, que corre de Tláhuac a Mixcoac, y con una próxima ampliación hacia Tacubaya, fue realizada por el consorcio integrado por las empresas ICA, Carso y Alstom.

La contratación para la construcción de la Línea se llevó cabo mediante un procedimiento de licitación pública internacional núm.30001140-001-08, cuya convocatoria fue publicada el 21 de enero del 2008 y tuvo la descripción de los servicios bajo el esquema de proyecto integral a precio alzado y tiempo determinado.

Dentro de las bases de la licitación se estableció que los trabajos se realizarán en un plazo máximo de ejecución de 1,305 días naturales, comprendido del 10 de junio de 2008 al 31 de diciembre de 2011 y consideraría dos tramos: el primero de Tláhuac a Axomulco, con fecha de puesta en servicio el 31 de diciembre de 2010 y el segundo de Axomulco a Mixcoac para ponerse en operación  el 31 de diciembre, de 2011.

El contrato de construcción, con folio número 8.07 C0 0l T.2.022, fue celebrado por la DGOT y el Consorcio Constructor integrado por las empresas Ingenieros Civiles Asociados (ICA), Alstom Mexicana y Carso Infraestructura y Construcción, el 17 de junio del 2008, por un importe de 15,290 millones de pesos más IVA.

La Línea 12 fue construida entre los años 2008-2012 y entregada físicamente por el Consorcio Constructor para su puesta en operación, el 30 de octubre del 2012, fecha a partir de la cual el STC la tiene a su cargo. La obra tuvo un costo total de 26 mil millones de pesos y fue la infraestructura de mayor relevancia durante el gobierno del entonces jefe de gobierno capitalino, Marcelo Ebrard Casaubón.

Transparencia ante un aconteCimiento que no debe repetirse

Ángel Molinero Molinero, director de Urbanismo y Sistemas de Transporte (USTRAN), David Escalante, especialista en Movilidad Urbana del Instituto del Sur Urbano, y Victor Alvarado, responsable de la Agenda de Movilidad y Cambio Climático en El Poder del Consumidor, coincidieron al señalar que “esto no puede volver a pasar”, deben existir los cambios en las normas que garanticen cómo debe operar un sistema de transporte público para que las personas lleguen bien y seguras.

“Debe haber transparencia, no debe dejarse pasar algo así, tiene que aclararse el porqué paso, fallas en obra, materiales, mantenimiento, y aclarar no es buscar responsable, es rendir cuentas a la sociedad mexicana”, mencionó Molinero.

No hay que perder de vista que  por un año el Metro no tuvo subdirector de mantenimiento, que el Sindicato de Trabajadores del Metro presentó una denuncia por homicidio culposo, actos de corrupción y lesiones en contra la Dirección del sistema, y nada se ha aclarado, de hecho, aún no se transparenta lo ocurrido en el incendio del centro  de control que sucedió apenas iniciaba este año.

“Esto nos obliga a generar marcos o normas que establezcan reglas claras para todos los protagonistas o implicados en los sistemas de transporte, del Metro o de cualquier otro sistema, porque lo vemos, unidades que se quedan sin frenos, que chocan o generan accidentes por fallas mecánicas prevenibles.

“Nadie llega a la tienda y compra un bote de agua medio lleno, o llega a un hotel y acepta una habitación que no esté limpia, entonces por qué estamos aceptando sistemas de transporte en deterioro… son muchas personas, administraciones y eventos para llegar a la crisis que ahora enfrenta el Metro, y todos deberán tener consecuencias”, señaló David Escalante.

A cuánto asciende el deterioro

“Para 2011 un buen ingeniero del Metro, realizó un análisis y hablaba de que el sistema necesitaba una terapia intensiva, que enfrentaba un cáncer difícil de controlar, que requería un mantenimiento  mayor, rehabilitación, y valorar la vida útil, en aquel entonces se hablaba de 102 mil millones de pesos para atender el deterioro del Metro, de eso hace 10 años, así que la cantidad ahora es mucho mayor”, comentó Ángel Molinero.

Señaló que hay muchas cuestiones de mantenimiento y reparación a las que ya no tienen acceso, por lo que hay que construirlas, a eso hay que sumarle la administración del presupuesto, que se maneja como el de todas las dependencias de gobierno, y “no son para nada iguales”, dijo David Escalante.

“Es necesario considerar la tarifa, esta debe ser suficiente para mantener un servicio de calidad y seguro, si no es así, alguien más, el gobierno, debe dar el recurso necesario para que esto suceda”, agregó.

Servicio auxiliar

El derrumbe de la Línea 12 evidenció las diferencias sociales, generó desigualdad y usuarios denunciaron que de hacer una hora de recorrido al trabajo, su trayecto pasó hasta 3 horas.

Ante lo antes mencionado, la Secretaría de Movilidad, a través del Metrobús, informó que iniciaron las pruebas operativas del Metrobús con usuarios de Tláhuac a Atlalilco, esto como parte de la segunda etapa del servicio emergente que se da en apoyo a la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo, Metro.

El director general de Metrobús, Roberto Cuapono Tripp, detalló que el servicio es gratuito y en modalidad expresa durante el horario del STC Metro. Para tal fin, se confinó un carril de circulación exclusiva en avenida Tláhuac. Para beneficio de las y los usuarios se destinarán 60 unidades que circularán a lo largo de 15 kilómetros, con paradas específicas en las estaciones Tláhuac, Nopalera, Tezonco y Atlalilco.

Indicó que las personas usuarias, antes de entrar a las estaciones, pasarán por una zona de dosificación y se respetará el espacio destinado a mujeres. Además, recalcó que el servicio en las 7 líneas del sistema no se verá afectado con la incorporación de los autobuses en la zona de Tláhuac.

Cabe mencionar que, previo a estas pruebas, se realizaron adecuaciones a la vialidad, entre ellas, retornos con capacidad para unidades articuladas de Metrobús y carriles exclusivos de transporte público, cruces peatonales, instalación de zonas de espera y abordaje, balizamiento y colocación de luminarias.

Al informar sobre los avances en los trabajos en la zona cero, la titular de la Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil, Myriam Urzúa Venegas, manifestó que, el laboratorio de la empresa DNV-GL con apoyo de maquinaria especializada que proporcionó la Secretaría de Obras y Servicios (SOBSE), llevó a cabo la extracción de 13 corazones de concreto y cuatro muestras del cabezal en una de las columnas con lo cual terminaron con los 60 puntos que requerían analizar.

Analizan reapertura del tramo Atlalilco – Mixcoac de la Línea 12 del Metro

El gobierno capitalino analiza la posibilidad de reanudar el tramo subterráneo de la Línea 12 del Metro, que va de Atlalilco a Mixcoac, aunque no especificó una fecha.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, explicó que los tiempos de apertura del tramo que comprende nueve estaciones se establecerán en función de las revisiones que realizan los ingenieros.

“¿Qué tenemos que valorar? Pues esta revisión estructural que se está haciendo, que nos está ayudando a coordinar el secretario de Obras y Servicios, en la que participa el Colegio de Ingenieros y el Instituto Mexicano del Transporte. Se está haciendo una revisión por cualquier tema”, indicó.

Además, personal del Sistema de Transporte Colectivo también deberá participar, pues se requiere energizar el tramo y considerar algunas otras especificaciones que garanticen la seguridad de los usuarios.

“La idea es que, en el momento que esté listo, tengamos la certeza que no tiene ningún problema y pueda iniciar su operación. La parte del tramo elevado va a llevar más tiempo porque se están haciendo los análisis”, aclaró.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *