Los pagos abiertos sin contacto son el futuro de los pagos en transporte - Pasajero7

Los pagos abiertos sin contacto son el futuro de los pagos en transporte

Littlepay_02

Autor: Didier Muguet, Latin America representative, Littlepay

Los pagos abiertos sin contacto pueden resolver varios problemas que enfrenta el transporte masivo; simplicidad, interoperabilidad e inclusión, son temas de pagos y sistemas de recaudo que siempre están al centro de la discusión en toda conferencia de movilidad. El debate gira en torno a cómo hacer que los pagos en transporte sean sencillos dentro de las redes de transporte multimodales y accesibles para todos dentro de la sociedad. 

El MaaS (Mobility-as-a-service, por sus siglas en inglés) se erige como la solución, es la de una única aplicación que permita la planificación del viaje, el pago del mismo con su información en tiempo real, MaaS, pregona que puede unificar los transportes de una región y hacer que la experiencia de viaje sea sencilla.

 

Los conceptos de MaaS son ambiciosos, como pueden comprobarlo las autoridades que intentan implementarlos, pues necesita colaboración entre los grupos interesados, libre flujo de datos en integración entre sistemas tecnológicos de recaudo, pagos y sistemas de información. Y es que los objetivos épicos del MaaS hacen que este mismo se retrase. 

Pero existe otra ruta que empieza de manera sencilla y que escala. Esta empieza con la introducción de sistema de recaudo de pagos abiertos sin contacto que se construye a partir de esos cimientos.

Un inicio sencillo: introducir el pago sin contacto

Los pagos abiertos sin contacto permiten a los pasajeros pagar sus viajes usando tarjetas bancarias o un dispositivo inteligente. Haciendo el pago del viaje tan sencillo como pagar por el café.

Al ingresar a un modo de transporte, los pasajeros presentan en un lector de tarjetas, sus plásticos bancarias o sus celulares, y un sistema central basado en la nube maneja los cálculos de la tarifa a pagar, si viajan más de una vez, las presentaciones de tarjetas se agrupan y un solo cargo es aplicado por los viajes que se han realizado.

Al contrario, al pagar en efectivo o con una tarjeta de transporte recargable se necesita planeación. Tiempo para evaluar los precios y encontrar la mejor opción en monto, por ende los pasajeros deben asegurarse que tienen suficiente dinero en sus carteras o valor recargado en sus tarjetas de transporte.

Littlepay_03

Sin embargo, el pago abierto por viaje acelera las cosas. Presentar la tarjeta bancaria sin contacto, en lugar de pagar en efectivo, recorta 1.75 segundos el tiempo de abordaje, y el ahorro de tiempo incrementa en 2.25 segundos opuesto a deslizar una tarjeta. Los tiempos de espera se reducen, en beneficio de los pasajeros, los operadores y en la reducción del tráfico en la ciudad.

Al crear una experiencia más sencilla y rápida, los operadores mejoran la satisfacción del pasajero, incentivando una mayor frecuencia de uso en pasajeros existentes y atrayendo nuevos usuarios a que usen el transporte. 

El operador de Transporte de Londres reportó un aumento de 4% en su afluencia de pasajeros, en el año que se introdujeron los pagos abiertos sin contacto.

El reducir el efectivo en las redes de transporte también recorta el gasto en el manejo del flujo financiero. La ciudad de Washington, por ejemplo, ahorró 6 centavos de cada dólar recaudado con el uso de tarjetas bancarias en lugar del efectivo.  También se presenta una oportunidad para reducir progresivamente el uso de los sistemas basados en tarjetas de transporte o cerradas, al disminuir el costo de fabricación y emisión, mantenimiento del equipamiento y en la gestión de taquillas.

LITTLEPAY 04

Siguiente paso: Limites de cobro

Al usar tarjetas Mastercard o Visa sin contacto, los operadores de transporte tienen varias herramientas para mantener el pago de la tarifa sencillo. Una de las herramientas más poderosas es el límite de cobro al pasajero, un tipo de regla de tarificación que es configurable en el sistema central para dar valor a los pasajeros y construir confianza y lealtad.

Los límites de cobro diarios y semanales proveen los mismos beneficios que los abonos temporales. Un pago máximo es configurado para un cierto tiempo. Cuando el pago por los viajes realizados durante ese periodo configurado alcanza el límite, ningún otro cargo es aplicado, por ende los subsecuentes son gratis.

Los límites basados en tiempo son reglas de tarificación que duran por un periodo específico, y tienen un beneficio para los viajeros. Cuando se configura un límite de 60 min, un pasajero puede realizar correspondencias dentro de ese periodo al presentar su tarjeta en varios vehículos pero no cobrar más que la tarifa configurada.

Los límites de cobro flexibles atienden las necesidades de pasajeros con patrones híbridos de trabajo. En este caso, cuando hay un sistema sin contacto de ascenso y descenso, una regla de tarificación crea descuentos incrementales cada vez que un pasajero viaja durante un período de tiempo determinado, y el valor aumenta a medida que viaja.

 

Para conocer más de esta tecnología visita: Littlepay.com

Nivel superior: interoperabilidad

La tecnología existe para crear experiencias de transporte sencillas para una ciudad o lo largo de una región, las cuales se encuentran en toda lista de deseos de cualquier operador. Sistemas de pago EMV (Euro Mastercard Visa) sin contacto multioperadores y multimodales con funcionalidades de límites de cobro existen actualmente operando y usados exitosamente en Reino Unido, combinados con sistemas de planificación inteligentes e información en tiempo real, permite hacer realidad el MaaS.

Un límite de cobro multioperador es una configuración de tarificación que limita el cobro total a los pasajeros al usar los servicios combinados participantes, un sistema multioperador puede incluir varios operadores de transporte ofreciendo varios medios y modos de transporte.

Para mantener las cosas sencillas, cada modelo de tarificación de cada operador se queda intacto, por ejemplo, un límite de cobro multioperador de 5 euros, al usar los servicios incluidos está superpuesto, esto significa, que se activa solo al cumplir los criterios del límite configurado, los cálculos se realizan en el sistema central y se generan informes de liquidación para repartir los ingresos por tarifas entre los operadores.

Esto cambia la percepción del viajero al respecto de un transporte regional, pues no necesitan considerar el precio de cada viaje o que operador de servicio usarán. Los pasajeros pueden acceder a la combinación de los modos de transporte que más tengan sentido para partir de A y llegar a B; y confiar que se les cobrará el mejor valor por dicho viaje.

En el EMV sin contacto, la transparencia es un beneficio clave. Hay portales de usuario en línea disponibles tanto para el operador de transporte (comercio) como para sus pasajeros, y todos los interesados tienen una vista clara de las transacciones, de los eventos de pagos (tales como las declinaciones o los reembolsos) así como el historial de viajes.

Los operadores de transporte pueden usar estas perspectivas para crear mejores servicios, más enfocados al pasajero. Estos aprecian tener un canal de autoservicio donde puede ver sus pagos y viajes así como resolver problemas sin tener que llamar a un centro de atención. 

Littlepay_01

Transporte público para todos

El concepto de inclusión está construido en los sistemas de pagos sin contacto. Con un canal de pago por viaje, estos sistemas permiten a la gente usar el transporte sin tener que prepagar por el servicio, esto puede ser de gran ayuda para pasajeros de bajos ingresos, que “malabarean” con sus finanzas cada día y depende del transporte público para llegar al trabajo. 

Si se introduce un límite de cobro en la oferta, los pasajeros frecuentes pueden ser recompensados al ahorrar en el pago de los viajes.

El EMV sin contacto está preparado para incluir a los pasajeros no bancarizados, están surgiendo soluciones, incluida la introducción de tarjetas EMV recargables y tarjetas EMV virtuales que permiten a terceros (operadores de transporte) subsidiar los viajes de grupos de pasajeros vulnerables. En este sentido, el transporte público está liderando el camino, trayendo a los no bancarizados al ecosistema financiero.

Sistemas Plug-and-play

Para los operadores que están considerando introducir pagos abiertos sin contacto, existen dos rutas: armar las especificaciones y construir un sistema propietario o trabajar con proveedores tecnológicos “los mejores en su clase” que trabajen modularmente.

Partiendo de lo segundo, lo único que es necesario para empezar son: lectores de tarjetas para validar las tarjetas, un procesador de pagos para transporte, y un banco adquiriente para autorizar y liquidar fondos. Si las integraciones existentes cumplen con los requisitos del operador, el sistema puede entrar en funcionamiento en semanas.

Operadores y autoridades de transporte alrededor del mundo empiezan a alejarse de los sistemas caros construidos desde cero. Soluciones “Plug & Play”, como las usadas en las recientes pruebas de pagos sin contacto en California, Estados Unidos, hacen que dicha tecnología sea más accesible a operadores pequeños.

Simplicidad, interoperabilidad e inclusión, las palabras claves para el futuro de la movilidad pueden alcanzarse cuando los pagos abiertos sin contacto juegan un rol central. Al usar sistemas modulares, operadores y autoridades toman la ruta express para traer a sus pasajeros a una experiencia MaaS integral.

Sobre Littlepay

Littlepay proporciona infraestructura de pagos para transporte y movilidad.

Littlepay trabaja con más de 250 operadores de todos los tamaños,

en todo el mundo, para ofrecer pagos abiertos sin contacto.