León, Guanajuato, la primera ciudad en México que recibió al Metrobús - Pasajero7

León, Guanajuato, la primera ciudad en México que recibió al Metrobús

LEON GUANAJUATOAunque su planeación comenzó años antes con la visita de transportistas a Brasil y Colombia, el Sistema Integrado de Transporte Optibús, fue inaugurado en septiembre de 2003, ante la necesidad de contar con un mejor sistema de transporte que atendiera las necesidades de los habitantes de la región. De este modo, basado en los sistemas BRT de Curitiba, Brasil y Transmilenio de Bogotá, Colombia, el SIT Optibús fue creado con la finalidad de reconvertir de manera inicial, al 35 por ciento del transporte público de la región y paulatinamente hasta llegar al 85 por ciento.

El Transmilenio (inaugurado en diciembre del 2000) ha sido un referente para diversas ciudades del mundo incluida la ciudad mexicana de León, Guanajuato, que, ante el constante incremento poblacional y motorización, vio como una opción de desplazamiento rápido al BRT, cuyo sistema se ha popularizado a nivel internacional; sin embargo para nuestro país, el año 2003 cuando llegó el Metrobús, bautizado como Optibús, sería el inicio de una gran red del sistema BRT que posteriormente se replicaría en la Ciudad de México, Puebla, Guerrero y Chihuahua.

Para conocer la experiencia de otras naciones, transportistas tradicionales y algunos funcionarios, viajaron a Curitiba, Brasil, en el año 93, para conocer el sistema de operación de aquella localidad.

Como parte de la visita, observaron la manera en cómo en tan poco tiempo se había revolucionado la forma en que el transportista venía trabajando; entre otros aspectos apreciaron que ya no había competencia entre ellos, que las unidades eran más recientes y que se habían conformado en empresa. Este esquema -pensaron- les dejaría una mejor utilidad y les permitiría una mejora en el servicio, ya que se rompía con “la guerra del centavo”.

Caso colombia

 “Bastó realmente una decisión política muy fuerte del alcalde (de Bogotá) Peñalosa para lograr que se llevará a cabo este proyecto y no solo para conseguir un cambio físico sino alcanzar una transformación  que le sirviera a la ciudadanía, que prestara un buen servicio y que de algún modo involucrara a los transportadores de la mejor manera posible. Es decir, se buscó desarrollar un proyecto que fuera atractivo para los transportadores, el gobierno y lo más importante, que le diera una mejor calidad de transporte a los ciudadanos”, dijo a través de un video promocional de Transmilenio Edgar Enrique Sandoval Castro, primer gerente de Transmilenio (2003), cuyo sistema de transporte ha sido inspiración en diversas ciudades del mundo.

El esquema de operación Transmilenio en combinación con el brasileño, sirvió a transportistas mexicanos para traer ideas a nuestro país sobre buenas prácticas de un modelo de transporte operado a través de empresa; de este modo, fue posible la implementación del primer sistema BRT en México, el SIT OPTIBÚS, cuyo esquema de operación corre con apoyo del transportista y autoridades quienes proveen las condiciones e infraestructura para que el BRT sea funcional.

Coincidencias con México

La guerra del centavo como se le conoce a la competencia que hay entre transportistas por ganar pasaje, ha ocasionado que los usuarios tengan mala percepción sobre el servicio de transporte público, esto no refleja solo el punto de vista de ciudades mexicanas o determinados países, es una de las coincidencias más comunes cuando a los usuarios se les consulta qué opinan sobre el transporte en general. Inseguro, deficiente e insuficiente son algunos de los adjetivos más comunes.

En la descripción de Transmilenio -cuya popularidad mantiene a Colombia como un referente y con uno de los más importantes sistemas de transporte- se detalla: “Desde los años 60 hasta los 90, el transporte colectivo corre, en su gran mayoría, por cuenta de empresarios privados, de manera anárquica, incomoda, costosa e insostenible y que, desde mediados de los 80 y, sobre todo, a finales de los 90, hace crisis”.

Sobre ello, especialistas reunidos en una de las ediciones del Congreso Internacional de Transporte, que se realiza de manera anual en México para analizar la situación y problemática del transporte, coincidieron en que el verdadero desafío para modernizar y transformar el sistema de transporte público en las ciudades latinoamericanas, es en el fortalecimiento y organización de la institucionalidad y los gobiernos, además el de aprender de las buenas prácticas que dan otros sistemas de transporte.

Aciertos Optibús

Al haber cumplido 14 años de funcionamiento, El Poder del Consumidor AC, realizó un análisis de este medio de transporte del cual destaca los siguientes logros:

  • Eliminación del modelo operativo hombre-camión. El servicio se ha profesionalizado mediante la adaptación de un esquema de gestión del transporte denominado “Sistema Integrado de Transporte”.
  • Articulación de los sistemas de transporte público ofertados en el municipio de León. El sistema articula 3 tipos de servicio: troncal, alimentadoras y auxiliares, brindando una mayor cobertura desde la periferia y/o colonias alejadas de la ciudad.
  • Consolidación en la integración tarifaria. Con un solo pago se puede hacer uso de los tres tipos de servicio (troncal, alimentador y auxiliar).
  • Programación del servicio. El Optibús cuenta con un centro de control que permite con base en la demanda programar el servicio, brindando una mayor certidumbre en los tiempos de viajes de sus usuarios.
  • Rutas exprés. Disminuye los tiempos de traslado de los usuarios.
  • Adaptación de tecnologías más limpias. El sistema troncal se compone de unidades con tecnologías con certificación Euro V.
  • Atiende el 85% de los viajes generados en el municipio de León.

Para Víctor Alvarado, coordinador de Transporte Eficiente de El Poder del Consumidor: “El Optibús es un referente a nivel nacional e internacional, sus buenas prácticas son un ejemplo para los otros sistemas BRT y replicarse en varias ciudades de México”. Agregó que “su éxito radica en no solo pensar en la implementación de un BRT sino dar paso a la articulación de otros modos de transporte público ofertados en la región que sobre la marcha permite la integración tarifaria, el pago único que beneficia en gran medida a los usuarios y finalmente una certidumbre en el servicio”.

Motivo de inspiración

CDMX

ESTADO DE MEXICO

MONTERREY

Ranking Nacional de los sistemas BRT

Elaborado por El Poder del Consumidor (2015), el documento muestra la eficiencia alcanzada por los sistemas BRT en México, partiendo de dos aspectos: por un lado, que hoy en día se vive un proceso de expansión de corredores BRT en nuestro país, proyectos que han tomado relevancia en las agendas gubernamentales como una solución ante las fallas de la movilidad y por otro lado, que hay una necesidad apremiante de garantizar el cumplimiento de los sistemas BRT ante las principales prioridades de los usuario en sus viajes.

En este documento, disponible en versión online para consulta pública, se detalla que: “Debemos entender al sistema BRT como un transporte público masivo o semi-masivo que combina características del Metro y autobuses, ofreciendo los beneficios de ambos con la ventaja de contar con carriles confinados (segregados), estaciones preestablecidas a nivel, autobuses articulados/ biarticulados, tecnología para el control de peaje y programas operativos flexibles.

Las anteriores características están destinadas a ofrecer al usuario un servicio de alta calidad como la disminución de hasta un 40% en los tiempos de recorrido comparado con un transporte convencional, mayor certidumbre en la operación, tiempos de espera mínimos para abordar un autobús, conectividad con otras modalidades de transporte, seguridad y accesibilidad”.

Agrega, “lamentablemente los sistemas BRT han sido víctimas de su propio éxito al no tener la capacidad de atender el constante incremento de la tasa de ocupación (demanda), ocasionando niveles de eficiencia bajos e incluso colapsos en “horas pico”.

De acuerdo con esta investigación, los 8 sistemas BRT implementados en México aún no alcanzan su nivel de cumplimiento óptimo, debido a deficiencias que van desde el diseño y la construcción de las líneas hasta la operación y mantenimiento de las mismas.

Según la evaluación que incluye este documento, los sistemas BRT que mejor atienden las necesidades de los usuarios fueron el Metrobús de la Ciudad de México (77%), Macrobús de Guadalajara (76%) y Ecovía de Monterrey (69.8%), quedando por arriba de los sistemas similares del Estado de México (Mexibús), Puebla (RUTA), Chihuahua (Vivebús), León (Optibús), y Ciudad Juárez (Bravobús), éste último con el valor más bajo, 50.1%.

Reconocimientos Optibús

El SIT Optibús fue galardonado en 2004 por el CIDE y la Fundación Ford con el premio “Gobierno y Gestión Local”. De igual forma, ha sido reconocido como uno de los mejores sistemas de transporte por el Transportation Research Board.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *