A trece años de su inauguración Tren Suburbano planea nuevos retos - Pasajero7

A trece años de su inauguración Tren Suburbano planea nuevos retos

tren suburbano

El 7 de mayo, el Tren Suburbano del Valle de México cumplirá 13 años de funcionamiento. Considerado como el único sistema de transporte en su tipo que opera en nuestro país, “el suburbano” como mejor se le conoce, planea extender su cobertura en al menos dos derroteros más, como parte de un proyecto de ampliación previsto desde que se ganó la licitación de construcción de la obra en el año 2005.

Somos el primer transporte suburbano en el país, los demás trenes son turísticos, y hay  metros como el de Guadalajara, Monterrey o la Ciudad de México que tienen alguna similitud, pero con las características de un tren suburbano o como en otros lados le conocen, -tren de cercanía- somos el primero y el único en México” dijo en entrevista exclusiva para Pasajero 7, Max Noria, director comercial y administración de riesgos del Tren Suburbano, quien desde hace 15 años forma parte de la estructura operativa de este sistema de transporte.

En una charla sostenida con el directivo, éste dio a conocer que actualmente están en la fase de revisión del proyecto ejecutivo que dará vida a dos nuevos derroteros con los que el suburbano pasaría de 27 a 69 kilómetros.

“Esta concesión dentro de sus características tiene la posibilidad de ampliación hacia otros tres derroteros, uno es a Huehuetoca (21 kilómetros), otro a Xaltocan (21 kilómetros) y otro a Tacuba, dentro de esto hemos explorado las rutas que van al norte y al nororiente del Estado de México, que corresponden a  Xaltocan y Huehuetoca. Sabemos del enorme beneficio social que traería el poder llegar hacia estos municipios que también son bastante poblados y que tienen una demanda de transporte como el nuestro.

“En este momento, está el proyecto para ir hacia el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles y  con esta concesión que ya tenemos para llegar a Xaltocan, solo estaríamos a 4 kilómetros de lo que será el próximo aeropuerto de Santa Lucía; para ello, venimos trabajando  desde hace más de un año con las diferentes autoridades (locales y federales) para poder materializar esta concesión, que repito, ya está”.

Aunque no precisó fecha exacta, al consultar al directivo sobre los tiempos para la habilitación de los dos nuevos derroteros, Noria acotó que se trata de un proyecto “cercano” que se ha revisado con las Secretarías de Comunicaciones y Transportes, Hacienda, Desarrollo Agrario y Defensa Nacional y con las autoridades de los municipios involucrados, en conjunto con el Gobierno del Estado de México y de la Ciudad de México, con quienes ya se han definido líneas de acción; según el directivo, ya está casi por concluirse el proyecto ejecutivo de lo que sería el trazado de vía.

“Para el Aeropuerto Felipe Ángeles, nosotros estamos a la espera de poder iniciar con la construcción de la obra, obviamente dependemos de la autoridad”. Gracias a la licitación que se obtuvo desde 2005, Max Noria precisó que afortunadamente ya no se tiene que licitar, toda vez que dentro del título de concesión se incluyeron esos ramales.

Muchas historias para llegar a un acuerdo, El Tren Suburbano

Aunque los antecedentes de construir un tren que diera movilidad a usuarios del norte de la ciudad se remontan al año 1970, después de muchos años y diversos acuerdos entre autoridades del Gobierno Federal, de la capital del país y el Estado de México, finalmente el 11 de junio de 2003, en la antigua estación de trenes de Buenavista, el entonces presidente de México, Vicente Fox, acudió a la firma del convenio de colaboración para la construcción del proyecto Ferrocarril Suburbano de la Zona Metropolitana del Valle de México.

Para implementar el proyecto, en el año 2005 la compañía Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) ganó la licitación e inicio con la construcción de este sistema en el 2006, con la finalidad de ofrecer a los usuarios un sistema de transporte que redujera de dos horas a tan solo 25 minutos el tiempo de recorrido en un tramo de 27 kilómetros.

Es así como el 1 de junio de 2008, el Tren Suburbano comenzó operaciones en el tramo Buenavista-Lechería, meses después, el 5 de enero del 2009, se abrieron dos de las estaciones restantes, Lechería a Cuautitlán, para complementar así un sistema de 27 kilómetros con siete estaciones en el Estado de México.

Un crecimiento paulatino que se estancó con la pandemia

Para el director de comercialización del Tren Suburbano, Max Noria, este sistema de transporte ha tenido un crecimiento paulatino de usuarios con excepción del año 2020, que trajo retos para todos los sistemas de transporte en nuestro país debido a la baja de usuarios por el periodo de confinamiento.

En el 2019, de acuerdo con el directivo, se transportaron a más de 58 millones de pasajeros. “Iniciamos con el orden de 80 mil usuarios en (2008) hasta llegar a más de 200 mil por día hábil en el año 2019”.

Al reconocer que 2020 fue un año complejo para los sistemas de transporte de México y el mundo, Noria indicó que en un periodo de 11 meses de confinamiento se registró una disminución en el número de usuarios, quienes por el tema de la pandemia prefirieron otras opciones de transporte como el vehículo particular.

“El año pasado tuvimos un descenso de usuarios del 52% en lo que respecta a años anteriores, sin embargo, no hemos tenido despidos o bajas en la plantilla de trabajadores”.

El directivo quien también tiene bajo su responsabilidad la tarea de desarrollar proyectos con las autoridades y procesos que culminen en la captación de más usuarios, sostiene  que desde hace 4 años el Tren Suburbano está dentro de una asociación de metros subterráneos y tranvías de América Latina e Iberoamérica, llamada Asociación de Metros y Subterráneos, que  ha permitido ver que el fenómeno de lo que le ocurrió al transporte (en época de pandemia) no solo es local, es un fenómeno a  nivel mundial que ha quitado usuarios y la confianza de utilizar este sistema de transporte.

“Es algo de lo cual hemos venido aprendiendo. Desde que se declaró la pandemia a nivel mundial, marzo de 2020, nos dimos a la tarea de investigar qué estaba sucediendo y de acercarnos a las fuentes oficiales para definir un comité de crisis que nos permitiera dialogar sobre las acciones que debíamos implementar para minimizar todos los riesgos (de contagios)”.

Retos

¿Cuáles son los retos que encuentra para este sistema de transporte? Se le consultó al representante de la empresa operadora, quien manifestó que el reto, al igual que en estos 13 años de funcionamiento, es crear una nueva cultura del transporte para toda la población en el Valle de México y ser un referente para otros sistemas de transporte en el país.

Oportunidades

¿Cuál considera que es el factor que ha colocado a este sistema de transporte como un caso de éxito y cómo aprovecharlo? Max Noria indicó que en temas operativos este sistema de transporte ha sido eficiente gracias a la implementación de un reglamento que se tiene que seguir al 100% tanto en trenes como en instalaciones, lo que ha permitido su correcto funcionamiento.

“Como sabes no permitimos que la gente coma en el interior, tampoco se permite el ambulantaje o que las personas soliciten dinero dentro de este sistema de transporte. Tenemos más de 150 guardias de seguridad que recorren de punta a punta los trenes para revisar que se cumpla el reglamento, además de 500 cámaras de seguridad y un ministerio público dentro de las instalaciones (aunque las personas no lo usan para hechos ocurridos dentro del sistema puesto que no los hay); el área de oportunidad es seguirnos posicionando entre las preferencias de la gente. Seguir el proceso de mejora continua nos hará obtener un 10”.

Satisfacción

Cada año, desde el 2008, se realiza a los usuarios una encuesta de satisfacción para saber cómo es que perciben en general al Tren Suburbano; de este modo en una calificación global, Max Noria indicó que siempre han estado arriba de 8.6, que en el año 2019 se tuvo la calificación de 8.93 y en el 2020 a pesar de la pandemia, se obtuvo una evaluación de 9.05 (en los rubros de seguridad, rapidez y confort), una puntuación muy por arriba de cercanos competidores como el Sistema Metro y el Sistema Metrobús.

El Tren Suburbano es el primer sistema de transporte masivo en México que cuenta con una certificación internacional, la cual tiene duración de un año y para que se le otorgue debe tener 4 auditorías; de esta forma, el suburbano es el segundo transporte a nivel Latinoamérica en obtener dicha certificación que valida la calidad de sus procesos.

Protección en tiempos de pandemia

Para proteger a los usuarios y trabajadores que forman parte de este sistema de movilidad, en el Tren Suburbano se han implementado diversas medidas de higiene consistentes en:

  • Uso de trajes especiales para el personal que realiza la limpieza.
  • Limpieza profunda de los convoyes.
  • Sanitización de los principales puntos de contacto dentro de los trenes como agarraderas, tubos, botón de emergencia y asientos, además de las estaciones y puntos de trabajo.
  • Colocación de dispensadores de gel para empleados y usuarios.

cuadro tren suburbano