Es necesario apresurar el paso a la descarbonización del transporte

Es necesario apresurar el paso a la descarbonización del transporte

Es necesario apresurar el paso a la descarbonización del transporte

La crisis climática que se enfrenta actualmente en el planeta exige que se apresure el paso hacia la descarbonización del transporte, pues la combustión de petróleos y derivados es uno de los contaminantes más agresivos y persistentes del planeta, esto además impacta de manera directa en la salud de la población, coincidieron especialistas durante la mesa de diálogo, ‘Transporte, Medio Ambiente y Salud’, en el marco del segundo día de actividades del Congreso Internacional del Transporte y la Movilidad (12CIT).

“Urgen un cambio en la manera en cómo estamos gestionando nuestra demanda y nuestra tecnología en torno a cómo nos movemos; cuáles son las tecnologías del transporte que necesariamente tenemos que implementar para impulsar una descarbonización acelerada para reducir las emisiones y revertir ese colapso climático global.

“La electromovilidad es una tendencia y necesidad en transporte masivo primero, y después en el transporte privado, pero además el cambio tecnológico no es suficiente, necesitamos evitar las emisiones a través de una reducción importante de la demanda de viajes, un primer elemento para disminuir el uso del automóvil y por lo tanto la combustión de petróleo”,  comentó, Jorge Villareal Padilla, director de Política Climática de la Iniciativa Climática de México.

Por su parte Arturo Cervantes Trejo, presidente de la Alianza Nacional de la Seguridad Vial (ANASEVI), señaló que más del 80% de las ciudades en México superan los niveles de contaminantes recomendados por la Organización Mundial de la Salud para un aire seguro.

“El aire en México tiene una media anual de 20 microgramos por metro cúbico de partículas, y esto es más del doble considerado como seguro… esto es elemento clave en muchas de las enfermedades que aquejan a la población, hay más de 8 millones de enfermedades no transmisibles relacionadas con el medio ambiente, sin duda el aire es un asesino invisible y aunque no siempre se percibe está relacionado con casi el 40% de las muertes por cáncer de pulmón y una tercera parte de las cardiopatías… Esto nos da un panorama de la gravedad de la situación y de la necesidad de mejorar la calidad del aire”.

Durante su intervención, Bernardo Baranda Sepúlveda, director en Latinoamérica del ITDP, agregó que, la mala calidad del aire y sus consecuencias, impactan de manera negativa entre un 3 y un 5% en el Producto Interno Bruto (PIB) del país, por todas las afectaciones económicas y de calidad de vida de la población.

“Después de la pandemia podemos observar que, los viajes caminando aumentaron, al igual que los viajes en bicicleta, sin embargo lo que es muy preocupante es que los viajes en autobús y Metro disminuyeron, mientras que los viajes en vehículo privado aumentaron, estos nos puede servir como una señal, un recordatorios de lo que queremos y no queremos en el futuro… la reflexión es que la motorización y la contaminación aumentan los riesgos de salud pública”.

La moderadora de la mesa, ‘Transporte, Medio Ambiente y Salud’, fue Adriana Lobo, directora ejecutiva del WRI México; ella para cerrar señaló que “una buena movilidad tiene que ver con nuestra salud y el de nuestro planeta, y la entrada de la pandemia nos ha planteado retos adicionales a los que ya teníamos, pero también algunas oportunidades… vale la pena pensar ¿cuál es el nuevo modelo? Hay un cambio a los modos de movilidad muy importantes que serán complementarios al transporte público, y todo eso debe de analizarse y encontrar el mejor híbrido para hacer frente a los cambios con una movilidad limpia”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *