La cara de transporte - Pasajero7

La cara de transporte

editorial julio 2021 FernandoSin duda alguna, un elemento fundamental en la prestación del servicio de transporte público es el conductor; es a través de él que lo esencial del servicio se lleva a cabo: trasladar de manera segura a los usuarios.

La importancia de una adecuada gestión del capital humano, especialmente en lo que se refiere a los conductores, es nodal en el ecosistema de transporte público, entre otras por las siguientes razones: La percepción que los usuarios tienen sobre el servicio se sustenta en gran parte por el comportamiento del conductor; son también los conductores parte básica para que el equipo rodante se conserve adecuadamente, es decir, que este no sufra más desgaste de lo establecido por las cargas de trabajo y planes de mantenimiento, y ni hablar de los costos de operación, donde nuevamente son los conductores el primer eslabón de una operación eficiente.

El peso que tiene el conductor en el negocio y prestación del servicio de transporte está siendo reconocido más que nunca por el transportista y las autoridades, es por ello que los esfuerzos por profesionalizar este oficio son cada día más serios y constantes; sin embargo, la desigualdad en el desarrollo del transporte público en México también alcanza a los conductores quienes viven diferentes realidades en nuestro país.

Y es que no es lo mismo el conductor que aún trabaja en el esquema hombre-camión, donde la guerra del centavo, la falta de seguridad social y la ausencia de una planeación adecuada en la operación es una constante, que el conductor en un  sistema BRT con acceso a capacitación, prestaciones de ley y un horario de ocho horas.

El reto al que hoy se enfrentan las autoridades y la iniciativa privada en nuestro país, es garantizar de manera general las condiciones para que se dignifique el oficio del conductor acorde a la responsabilidad que este tiene todos los días; de poco serviría la renovación del parque vehicular o la incorporación de nuevas tecnologías, si la cara humana del transporte no se profesionaliza y es apoyada por todos los actores de la movilidad.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *