Derechos, ciudad, movilidad y primera infancia - Pasajero7

Derechos, ciudad, movilidad y primera infancia

derechos y movilidad

Escrito por: Sofia Guadalupe Bertello Hernández,

Jefa de Planeación de la Dirección General de Movilidad y Espacio Público de Monterrey.

Gabriela Karina Vargas Flores,

Coordinadora de Incidencia e Inversión Social en Primera Infancia,

Fundación FEMSA

Hablar de ciudades y de infancia, es hablar de un derecho. El derecho a “transitar, habitar, utilizar, ocupar, producir, transformar, gobernar y disfrutar ciudades (…) para un vida digna” (Onu-Habitat, s. f.) y que pocas veces podemos garantizar, como adultos, a la infancia o primera infancia, quienes todavía requieren de cuidadores primarios para su crecimiento y desarrollo.

En la actualidad, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (CENAPRED) reporta los siniestros de tránsito como la segunda causa de muerte de infancias, mientras que el Observatorio Ciudadano de Seguridad Vial (OCISEVI) identifica un promedio diario de 4 peatones con lesiones graves o fallecidos a causa de siniestros de tránsito.

El municipio de Monterrey en Nuevo León, es reportado como el municipio con mayor registros de siniestros de tránsito, en donde, de acuerdo al “Informe Estadístico de Siniestros de Tránsito Monterrey (histórico 2019 – 2022)”,  se identifican 54 lesionados y 2 defunciones por cada 1,000 siniestros de tránsito.

Por tal motivo, la urgencia de movilizar los temas de derechos, ciudad, movilidad e infancias en este texto, pues en los últimos años se ha señalado y destacado la prioridad, a nivel nacional, de trabajar en las políticas públicas y agendas sobre la seguridad vial de niñas, niños y adolescentes (al ser vulnerables ante siniestros de tránsito). A través de buscar, definir criterios y acciones que garanticen la protección de su integridad física como de su vida, optando por en tornos sanos y seguros por medio de enfoques sistémicos y de acuerdo con lo establecido en la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial en México.

Ante esta urgencia, durante 2023 y 2024, un grupo multidisciplinario conformado por diversos sectores (público, privado, organizaciones de la sociedad civil, academia y fundaciones), fue invitado a participar en un curso para desarrollar competencias y una investigación práctica bajo el tema de “Ciencias del comportamiento para la Primera Infancia”, mismo que pudiera derivar en intervenciones en un contexto local y con criterios específicos desarrollados a lo largo del programa de aprendizaje.

En este sentido y contemplando los derechos de las infancias, las calles como uno de los entornos en donde se desenvuelven en materia de movilidad, y al mismo tiempo, tomando en cuenta el contexto local de Monterrey, Nuevo León sobre la siniestralidad, se definió que la intervención e investigación  práctica para generar cambios de comportamiento a favor de la primera infancia sería entorno a zonas escolares (de 6 preescolares). El objetivo fue reducir la velocidad de vehículos motorizados con base en la nueva normatividad establecida en la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial.

En consecuencia, se realizaron como parte de la investigación formativa mediciones y levantamientos de datos con tomas de velocidad, entrevistas a cuidadores, vecinas, vecinos y personal de los centros educativos, así como experimentos en recorridos programados con usuarias y usuarios en los entornos. Dichas mediciones fueron realizadas en dos momentos: la inicial, para conocer y reconocer el contexto y situación a nivel local y del área de aplicación, y la segunda, al aplicar acciones específicas para obtener un cambio en el comportamiento de las y los usuarios.

Además de los levantamientos, fue indispensable realizar talleres de co-creación e ideación con diversos actores (directivos de los centros educativos, líderes de organizaciones de la sociedad civil, academia y tomadores de decisión) para definir las acciones que podían ser aplicadas al realizar los experimentos y medir el cambio de comportamiento sobre la disminución de velocidad de acuerdo a la normativa.

Se identificó de manera inicial una desconocimiento general del límite de velocidad en zonas escolares (20 km/h), así como de la señalética de tránsito establecida en la reglamentación municipal. Adicional, se destacó el aparente “agrado” de las y los usuarios por manejar a altas velocidades y de manera “libre”; también, se reconoció que la “irresponsabilidad” y “la falta de organización del tiempo o prisa” (definido así por las y los usuarios) son los motivos principales realizar viajes a altas velocidades.

En cuanto a los resultados de las tomas de velocidad, se destaca que en horarios de entrada y salida escolar, la velocidad promedio es de 31 km/h y, en un horario normal, es de 32 km/h. Como bien se mencionó anteriormente, los resultados de cada una de las zonas escolares corresponden con las características de la delegación, en el contexto y actividades del entorno.

Una vez realizados los levantamientos de datos, encuestas y talleres, se procedió a realizar el diseño de un prototipo en paquete (que incluía varias acciones por fases) que respondiera a todas las necesidades tanto de las ideas del primer taller como de la problemática a resolver. Este paquete o prototipo, fue presentado en un segundo taller de ideación y co-creación con la finalidad de recibir retroalimentación de nuevos actores (líderes públicos, organizaciones de la sociedad civil, directivos escolares, líderes del sector privado y representantes de la academia).

Durante la primera fase, se comenzaron a aplicar acciones como:

  • Nuevos talleres con niñas y niños menores de seis años
  • Instalación  de figuras de tamaño real (niñas caminando, cuidadores cruzando la calle, cuidadores con carreolas, etc.) en lugares estratégicos para alertar a los conductores que estaban transitando zonas escolares.

Tras estas primeras acciones durante la fase uno, se identificó que con las nuevas tomas de velocidad realizadas en cada zona escolar, existió una ligera reducción de la velocidad de 31 km/h a 27 km/h en horario de entrada y salida. Y se destaca mayor concientización sobre los elementos de las vías al momento de entrevistar e informar a los usuarios.

Actualmente, se espera realizar la segunda fase de la intervención con nuevas acciones surgidas de los talleres e investigación realizada, mismas que involucran la información, sensibilización y concientización de los usuarios que transitan las zonas escolares, así como de aquellos cuidadores primarios (madres, padres, agentes educativos, directivos escolares, etc.) y que culminará con la intervención táctica en las calles aledañas de un preescolar.

En otros términos, se espera disminuir aún más la velocidad en estas zonas escolares tras todas las intervenciones y aplicaciones de cada acción del paquete prototipado, con la intención de sistematizar la metodología que pueda ser replicada en otras zonas similares al contexto de Monterrey, Nuevo León. Sin embargo, es crucial entender que la causa de siniestros de tránsito en el municipio de Monterrey es multifactorial; para abordar este desafío es necesario aplicar acciones centradas en tres pilares fundamentales:

  • Infraestructura
  • Políticas públicas
  • Educación y cultura vial.

Finalmente, reconocemos que para lograr mejores resultados siempre será necesario abordar propuestas de manera colaborativa, en donde puedan participar los distintos actores (y sectores) e identificar alineaciones con la finalidad de crear mejores espacios, más seguros, amigables y dignos para las y los usuarios más vulnerables: la primera infancia.

Referencias bibliográficas:

Gobierno de México. (s. f.). Centro Nacional de Prevención de Desastres | Gobierno | Gob.mx. Centro Nacional de Prevención de Desastres. Recuperado 7 de abril de 2024, de https://www.gob.mx/cenapred

Ley General de Movilidad y Seguridad Vial, (L.G.M.S.V.), Diario OFicial de la Federación [D.O.F.], 29 de diciembre de 2023, (México)

Observatorio Ciudadano de Seguridad Vial. (s. f.). Observatorio Ciudadano de Seguridad Vial. https://www.ocisevi.org.mx/. Recuperado 11 de abril de 2024, de https://www.ocisevi.org.mx/

Onu-Habitat. (s. f.). Componentes del Derecho a la Ciudad. http://onuhabitat.org.mx/index.php/componentes-del-derecho-a-la-ciudad#:~:text=El%20Derecho%20a%20la%20Ciudad,comunes%20para%20una%20vida%20digna.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *