Usuarios y cifras colocan al Estado de México como una de las peores entidades en materia de transporte - Pasajero7

Usuarios y cifras colocan al Estado de México como una de las peores entidades en materia de transporte

inseguridadNadia es una joven de apenas 20 años, a pesar de su corta edad ha sido víctima de tres asaltos a bordo del transporte público del Estado de México (EdoMéx). Por su actividad escolar y laboral, Nadia tiene que salir de su casa a las cinco de la mañana para llegar a las siete al Metro Aeropuerto o Constitución de 1917; en una de las ocasiones en las que fue asaltada, prácticamente venía dormida, se percató del asalto del que ella y varios pasajeros eran víctimas por las palabras altisonantes del asaltante.

La historia de Nadia es solo una de las tantas que se viven todos los días en el transporte público, sobre todo el que conecta al EdoMéx con la  Ciudad de México, a donde diariamente llegan miles de personas para iniciar sus actividades laborales.

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Movilidad del Estado de México, 5.6 millones de personas utilizan el sistema del transporte público en la entidad todos los días. En cuanto al número de viajes, en la última Encuesta Origen-Destino elaborada por el INEGI, refiere que, entre lunes y viernes diariamente se realizan 34.56 millones de viajes en la Zona Metropolitana del Valle de México. De ellos, 15.57 millones de viajes se efectúan en transporte público, y en prácticamente 3 de cada 4 viajes se utiliza el servicio colectivo tipo microbús o “combi”.

En materia de inseguridad, a nivel nacional el Estado de México es una de las entidades mayormente afectadas por el robo a transporte público, en particular en los municipios conurbados con la Ciudad de México.

Tan solo de 2015 a 2018 el robo en el transporte se incrementó 700%, siendo los municipios de Nezahualcóyotl, La Paz y Chimalhuacán, los más afectados.

Datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), refieren que, durante el año 2019 el Estado de México fue la entidad con más casos de robo en transporte público con 8,645, seguido por la Ciudad de México con 7,430 casos y en tercer sitio Puebla con 394.

En información aún más reciente, el mismo organismo detalla que, de enero a diciembre de 2020, en el rubro “Robo en transporte público colectivo” se denunciaron 6,531 casos, de los cuales 6,327 se realizaron con violencia y 204 casos sin presencia de agresiones. La estadística que presenta el SESNSP nos muestra que durante el mes de agosto ya en plena pandemia, se denunciaron 591 delitos en esta materia, mientras que el mes más bajo de denuncias para ese 2020, fue mayo con 483 casos.

Por lo que respecta al 2021, el SESNSP muestra que entre enero y junio en el transporte público colectivo ocurrieron 3,468 actos delictivos denunciados, que comparados  con el mismo periodo del año anterior, presenta un ligero incremento.

No hay un orden en la prestación del servicio

El problema de la inseguridad para los usuarios del sistema de transporte público del Estado de México tiene varias aristas, ya que además de intervenir los problemas que se presentan producto de un asalto, el usuario está expuesto a la falta de orden con la que opera el transporte mexiquense a través de las diversas rutas y cuyo mal servicio ha sido denunciado por los pasajeros en diversas ocasiones sin que la autoridad a cargo de la Secretaría de Movilidad del Estado de México haya tomado cartas en el asunto.

Manejar a exceso de velocidad, unidades en malas condiciones, operadores en estado de ebriedad o influjo de drogas, son algunos de los señalamientos más comunes citados por los pasajeros.

Usuarios abordados en las inmediaciones de los Reyes la Paz, Estado de México, señalaron a Pasajero7 que los operadores de las vagonetas principalmente viajan a exceso de velocidad en competencia por el pasaje; algunos de ellos “se atreven a entrar a la gasolinera con todo y pasaje o hasta tomados o drogados van, no tenemos para el taxi porque ganamos muy poquito así que prácticamente te aguantas porque pobre de ti si te quejas” nos dijo una joven quien esperaba abordar la vagoneta con destino a la Ciudad de México.

Pasajero7 conoció la historia de “Juan”, un joven que durante cinco años vivió en el Estado de México en la zona de San Vicente Chicolopan, quien refiere que aun cuando el transporte de la Ciudad de México no es muy bueno, en el Estado de México el servicio es de miedo.

“Yo usaba el transporte del Estado, (de México) aproximadamente lo tomaba a las once de la noche y veías cada cosa que solo de acordarme te digo que jamás lo volvería a utilizar; chavos drogándose, bien monos o bien pedos manejando las camionetas, es increíble, nadie les dice nada, manejan peor que si no trajeran personas, estamos a merced de ellos porque casi, casi te hacen el favor de llevarte, bajarte de las camionetas y tomar otro transporte es imposible, porque quizá sea el último o realmente ya quieres llegar a tu casa”.

No hay avances y el problema continúa

Ya con un relevo en la Secretaría de Movilidad, el problema de la inseguridad desde todas sus vertientes, sigue siendo una deuda para los mexiquenses, un tema en el que ni la autoridad de movilidad ni el gobernador Alfredo del Mazo, al momento han conseguido dar buenos resultados a sus gobernados.

Es claro que, al concluir su gestión como gobernador, el tema del transporte público quedará como una gran deuda.

El más costoso, malo y peligroso, fue como diversas organizaciones definieron al transporte público del Estado de México, cuyos colectivos organizados retaron a inicios del año 2020 al gobernador mexiquense del Mazo, para subirse un día -como cualquier ciudadano- a las unidades prestadoras del servicio cuyos actos delictivos a bordo de las mismas se han hecho virales a nivel nacional gracias a las redes sociales.

Los “justicieros” personas que ante la impotencia de ser despojados de sus pertenencias, han tomado justicia por su propia mano, son historias comunes que se documentan todos los días en medios de comunicación y redes sociales.

Un problema multifactorial

A fin de dar cabida a todas las voces, Pasajero7 platicó con los operadores de unidades de transporte público, ellos reconocen que hay un rezago en la manera en cómo opera el transporte público de la entidad, pero también señalan que no ha existido la voluntad para apoyarlos pues al igual que los usuarios, se encuentran expuestos cada día a los asaltos y extorsiones de las que son víctimas sin que nadie al momento haya implementado un protocolo de protección a ellos y medidas más severas contra extorsionadores.

Le llaman cobro de piso o cuota por dejarnos trabajar, refiere el conductor, si no se cumple la cuota, las unidades son vandalizadas y quemadas como una forma de presión, incluso los choferes han sido asesinados. “Hay compañeros que han perdido la vida por no dejarse intimidar”, aquí el gobierno no nos ayuda, esto es un llamado desesperado el que hacemos; en el discurso todo se oye muy bonito, pero que vengan, que vengan y se den cuenta de lo que estamos viviendo los transportistas, porque no es lo mismo venirte a rifar para sacar la cuenta, la gasolina, la ganancia, que estar detrás de un escritorio o con tus escoltas; así como son buenos para venir a pedir el voto, que sean buenos para darse cuenta de lo que estamos pasando”, comentó otro de los conductores,  que pidió anonimato.

En respuesta a las extorsiones que reciben propietarios o conductores de vehículos de transporte público en el EdoMéx, algunas rutas han tenido que suspender operaciones de manera definitiva y otras de forma temporal.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *