Marcopolo presentó la Generación 8 de sus autobuses para transporte de pasajeros

Marcopolo presentó la Generación 8 de sus autobuses para transporte de pasajeros

Marcopolo presentó la Generación 8 de sus autobuses para transporte de pasajeros

Marcopolo, realizó el lanzamiento de sus autobuses Generación 8. La nueva familia representa un avance en innovación para la marca, con estándares únicos de seguridad, comodidad, conectividad, manejo y ergonomía, para pasajeros y conductor.

Compuesta por los modelos tradicionales de las líneas Viaggio y Paradiso, en sus diferentes versiones, la Generación 8 fue desarrollada para los modelos de chasis de las principales montadoras y, a partir de agosto, saldrán de la línea de montaje de la unidad Ana Rech, en Caxias do Sul.

“Marcopolo siempre busca crear soluciones de transporte innovadoras y verdaderamente valiosas para clientes, pasajeros, colaboradores y socios comerciales. La generación 8 es la representación de este propósito. Un concepto concebido para hacer que los autobuses sean más seguros, cómodos, eficientes y rentables. Nuestro objetivo fue diseñar un vehículo capaz de transformar la experiencia de viaje”, destaca James Bellini, CEO de Marcopolo.

La Generación 8 se destaca por su aspecto llamativo, siguiendo el ADN del diseño Marcopolo que valora la fluidez de las líneas, el diseño limpio y moderno para transmitir una sensación de velocidad y ligereza. La concepción del proyecto se basó en la premisa de aportar atributos de excelencia a operadores, conductores y pasajeros.

Durante la presentación se informó que todos los detalles del vehículo fueron pensados cuidadosamente, a partir de un trabajo integrado realizado entre las áreas de Diseño, Ingeniería y Operaciones Industriales de Marcopolo.

“Buscamos acercar los autobuses lo más posible al concepto automotriz en la estandarización de los procesos de fabricación y montaje. El resultado es un autobús enfocado en la calidad y rentabilidad para el operador, comodidad y conectividad para los pasajeros, así como facilidad de mantenimiento y reparación”, enfatiza Luciano Resner, director de Operaciones Industriales de Marcopolo.

El ejecutivo agrega que, siempre pensando en la satisfacción y valorización de los clientes, la actual línea de autobuses, la New G7, continuará en producción y ventas, recibiendo actualizaciones e innovaciones. “Con un fuerte esfuerzo por optimizar los procesos industriales, será posible mantener la producción de ambas líneas simultáneamente. Así, estaremos preparados para incrementar la participación de Marcopolo en los mercados donde ya estamos presentes, además de generar oportunidades en nuevos mercados”, puntualiza.

 Innovación, comodidad y seguridad

El trabajo conjunto para el desarrollo de la Generación 8 ha dado como resultado la creación de una familia de vehículos que presume de una mejora del 11% en el coeficiente aerodinámico. La iniciativa supone un gran atractivo para las empresas de transporte, ya que permite reducir costos operativos, lo que se traduce en un ahorro de combustible y la consiguiente reducción de emisión de gases de efecto invernadero.

Otra preocupación de Marcopolo es la comodidad del pasajero, en este sentido, para hacer la experiencia aún mejor al abordar los modelos Generación 8, la empresa invirtió en investigación y desarrollo para diseñar todo el ambiente interno. Cerca de 100 ingenieros de la empresa viajaron en autobús en todas las regiones del país, en total más de 44 mil kilómetros recorridos para conocer las diferentes necesidades y preferencias de los clientes. Este trabajo proporcionó una mirada cuidadosa a temas como el ancho y el espacio entre los asientos, la circulación dentro del vehículo, el tiempo de permanencia a bordo y el uso de equipos electrónicos.

Desde esta percepción, se realizaron cambios como la creación de escaleras de acceso con escalones anchos, iluminación LED indirecta y un nuevo diseño del sistema de apertura de puertas, más eficiente y robusto.

Para ampliar el espacio interior y acomodar mejor a los pasajeros y el equipaje, Marcopolo trabajó en diferentes frentes. Los asientos adquirieron una nueva estructura y diseño ergonómico, optimizando el espacio para las piernas. También se adoptó una nueva forma de distribución de las composiciones de espuma del asiento y del respaldo, con el fin de garantizar aún más comodidad y acogida. Otro punto pensado fue el sistema reclinable, que tiene una activación más fácil y suave, permitiendo numerosas posiciones según el biotipo del usuario.

Sostenibilidad

El concepto de sostenibilidad también estuvo presente en varias etapas del proceso de creación de la Generación 8. Una de las prioridades de la compañía era reducir en un 80% el uso de fibra de vidrio, sustituyéndola por materias primas poliméricas especiales aplicados en la fabricación de parachoques, parrilla delantera y tapa trasera, entre otros componentes, dando como resultado piezas más livianas y resistentes. Las piezas ofrecen una mayor flexibilidad y absorción de impactos, y pueden repararse o reciclarse fácilmente.

Para llevar el nivel de estandarización y calidad de la industria automotriz a la fabricación de autobuses, Marcopolo optimizó los procesos productivos en la unidad Ana Rech, donde se fabrican los nuevos vehículos, y prioriza acciones sustentables, como el uso de máquinas de soldar con inversor y el uso de gas con menor impacto en el operador y el medio ambiente, lo que proporciona una reducción en el consumo de energía.

La Generación 8 presenta diferenciales que brindan una nueva mirada al segmento de carretera

– Hay más de 140 atributos nuevos que se traducen en impactos positivos para conductores, pasajeros y operadores

– Diseño único con un coeficiente aerodinámico de sólo 0,379

– Eficiencia de los faros 3,5 veces superior a los modelos actualmente en el mercado

– La estructura de protección de la cabina aumenta la seguridad pasiva del conductor

– Enfoque en la operación para que los clientes logren resultados aún mejores en los negocios

Procesos productivos optimizados

Para llevar el nivel de estandarización y calidad de la industria automovilística a la fabricación de autobuses, Marcopolo optimizó los procesos de producción de la unidad Ana Rech, donde se fabrican los nuevos vehículos.

La concepción de la nueva generación resultó en más de 60 patentes que generan ganancias en Comodidad, Confiabilidad y Costo Operativo. Como ejemplos, podemos citar la tubería externa del aire acondicionado que simplifica y facilita el mantenimiento, aumentando la disponibilidad del vehículo para la operación y el montaje del asiento, que permite el ajuste de la profundidad del asiento y la fácil adaptación del autobús a diferentes servicios y aplicaciones según la necesidad del operador, facilitando el acceso al mantenimiento de todos los sistemas de asientos sin necesidad de retirar el asiento de su posición en el vehículo.

Diseño de última generación con ADN Marcopolo

Todos los detalles de la Generación 8 fueron pensados para optimizar la experiencia de pasajeros y conductores, por lo que el modelo tiene cambios que hacen que el vehículo sea más seguro, tecnológico y cómodo.

Entre las innovaciones se encuentra la parrilla delantera y el parachoques, que obtuvieron un nuevo diseño con mayor volumen y robustez. El uso de materias primas en la fabricación de componentes de acabado externo, también proporciona una reducción del riesgo de rotura en pequeñas colisiones de hasta un 50%.

En la parte trasera del vehículo, donde se posicionó la marca para que quede en evidencia, y los autobuses de la Generación 8 también recibieron un nuevo diseño del vigía y una escotilla más liviana, desarrollada con una estructura totalmente plana y un pestillo integrado al revestimiento y amplia área de mantenimiento. El modelo también tiene una nueva entrada de aire en la tapa trasera, que es más eficiente y mejora la refrigeración.

Los vidrios laterales ahora son curvos, lo que proporciona menos vibración y un mantenimiento más fácil, con un nuevo sistema de encaje.

Bioseguridad

La Generación 8 seguirá contando con Marcopolo Biosafe, una plataforma diseñada para hacer que el transporte colectivo sea más seguro frente a la contaminación por virus y bacterias y que reúne soluciones enfocadas en bioseguridad. Se encuentran disponibles artículos como desinfección del inodoro y aire acondicionado con luz UV-C, cortinas y cubiertas antimicrobianas, distribución 1x1x1 y dispensadores de alcohol en gel.

Conjunto óptico inédito

En la Generación 8, Marcopolo se centró en el desarrollo de un conjunto óptico sin precedentes. El resultado logrado se evidencia en la mayor seguridad y conducción nocturna en comparación con cualquier otro modelo de autobús comercializado en Brasil, con la ampliación del área de visión nocturna y reducción de la fatiga del conductor.

Los faros, disponibles en versiones full led e híbridas, son producidos por el alemán Hella, fabricante de sistemas de iluminación para vehículos automotores, y ofrecen una eficiencia hasta 3,5 veces mayor en comparación con otros modelos actualmente en el mercado, mejorando la conducción nocturna para el conductor y, como resultado, brinda más seguridad a los ocupantes.

El conjunto tiene un sistema de articulación de faros para proporcionar un fácil acceso durante el mantenimiento y el reemplazo rápido de las lámparas.

Los modelos cuentan con lentes de policarbonato de alta resistencia y soportan impactos de objetos de hasta 100 gramos a una velocidad de 80 km/h. Debido a su diseño de parábola de cinco partes, generan hasta un 80% menos de encandilamiento a los vehículos que circulan en sentido contrario. Como opcional, también se ofrece un nuevo faro antiniebla LED con luz de maniobra integrada.

Las luces traseras también son LED con lentes de policarbonato y un nuevo diseño, creado para facilitar la visualización en diferentes ángulos y brindar más seguridad.

Las nuevas luces de freno LED ofrecen un área iluminada un 176% más grande y la luz antiniebla, también en LED, tiene un retrorreflector integrado. Los cambios aportan una mayor eficiencia luminosa y garantizan una mayor seguridad, ya que permiten que sean vistos desde una mayor distancia.

Los delimitadores ganaron un nuevo sistema de fijación mediante tornillos, lo que hace que el mantenimiento sea más práctico y no requiera el uso de material de sellado.

Funcionalidad

Uno de los aspectos más destacados es el diseño eléctrico, pensado y simulado en 3D para optimizar la instalación, con una arquitectura descentralizada, que permite la monitorización remota mediante telemática de última generación, una iniciativa capaz de optimizar el mantenimiento y aumentar la disponibilidad de los vehículos.

Los modelos de la Generación 8 tienen cuatro módulos electrónicos, todos instalados en ubicaciones estratégicas y de fácil acceso: dos para la carrocería (uno en el techo del salón de pasajeros y otro en el maletero), otro para el chasis (en el maletero inferior) y un cuarto en el tablero del conductor. El formato facilita el acceso a los equipos en cada parte del autobús y reduce los chicotes eléctricos, con mayor racionalidad, eficiencia y reducción de peso.

Para simplificar el trabajo de los mecánicos en los garajes, la Generación 8 también recibió un nuevo sistema de enrutamiento de tuberías de aire acondicionado, instalado en el exterior cerca del techo, con un sistema retráctil para facilitar el mantenimiento y el cambio rápido. Esto asegura un aumento de velocidad para las tareas de mantenimiento, que ahora se realizan desde el exterior, simplemente aflojando los tornillos, sin necesidad de retirar el portapaquetes.

También con un enfoque en la practicidad y la velocidad de mantenimiento, la compañía desarrolló un nuevo sistema para la parrilla delantera. En los modelos G8, es fácil de abrir y proporciona un amplio acceso al área interna del frente, el objetivo es facilitar el mantenimiento del defroster. En este sentido, el nuevo diseño de la llanta con sistema basculante también facilita el mantenimiento y proporciona una mejor refrigeración, reduciendo el desgaste de los neumáticos.

El mantenimiento de los asientos también fue un punto de atención, la zona de asientos tiene un sistema para quitar rápidamente los asientos y cambiar los pistones. El cambio elimina el trabajo de desmontar todo el conjunto, lo que simplifica la operación y optimiza el tiempo de reparación.

Nuevo nivel de seguridad

La Generación 8 coloca a Marcopolo en un nivel de seguridad sin precedentes. Todos los modelos cumplen con el exigente estándar internacional R66.02 para vuelcos, incluido el Paradiso 1800 Double Decker, que no se requiere en Brasil. En la construcción de la carrocería, se desarrolló un nuevo concepto de anillos pasadores de seguridad en todas las columnas de la estructura, que brindan mucha más resistencia a los impactos y vuelcos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *