Jalisco requiere una nueva metodología para establecer la tarifa de transporte público - Pasajero7

Jalisco requiere una nueva metodología para establecer la tarifa de transporte público

transporte jalisco

En los últimos dos años en Jalisco se han registrado avances en el ordenamiento y modernización de transporte público, reconoce la coordinación del Observatorio Ciudadano de Movilidad y Transporte Público del Estado de Jalisco (OCMTPJ), sin embargo hay grandes pendientes, entre ellos el implementar una nueva metodología para establecer las tarifas de los diferentes sistemas de movilidad en la entidad.

“Desde la coordinación del observatorio hemos visto un avance en las dinámicas, en la forma de operar del transporte público desde que el Gobierno de Jalisco comenzó la transición a la ruta-empresa, todo el tema de Mi Macro Periférico, el arranque de la Línea 3 del Tren Ligero, nueva infraestructura, pues si vemos avances; sin embargo son pocos, los usuarios aún no los notan y desde el observatorio tenemos que seguir señalando e impulsando lo necesario para mejorar.

“Una parte muy importante que estaremos impulsando este 2021 son cambios en la Ley de Movilidad ante las nuevas realidades, hay varios elementos que tiene que modificarse por todo lo que está pasando; una parte clave, muy importante, es cómo sacar la tarifa anual para el transporte público, ya que vemos que el mecanismo sigue siendo el mismo desde hace años, en base al modelo o sistema hombre-camión, y ahora que están operando, de acuerdo a lo que informa la autoridad bajo el modelo  ruta-empresa, pues eso tiene que cambiar”, señaló Yeriel Salcedo Torres,  representante del ITESO y parte de la coordinación del Observatorio.

El último incremento a la tarifa de transporte público (de 7.00 pesos a 9.50) se dio unos meses antes que terminara la administración de Aristóteles Sandoval, no obstante, ésta quedó condicionada al cumplimiento de integrarse al modelo ruta-empresa, por lo que su aplicación ha sido paulatina durante los últimos dos años.

Salcedo Torres agregó que parte de las acciones que se propondrán a las organizaciones que integran el OCMTPJ, es el verificar que las rutas estén trabajando realmente como empresas y no sea solo una simulación.

“Creo que faltaría hacer otro ejercicio como el que hicimos hace un año, esa auditoría ciudadana que nos dio un panorama mucho más objetivo, y creo que eso es lo que vamos a platicar al interior del observatorio. Ahorita dando una opinión con poco sustento, sin caer a lo mejor en amarillismo o falta de información, si te puedo decir que hemos visto en las redes sociales, en las noticias demandas preocupantes; en base a eso percibimos que todavía hay condiciones laborales precarias para los operadores, que aún hay rutas queriéndose ganar el pasaje, algunos comentarios de operadores diciendo que siguen trabajando por comisión, es decir, si les pagan el mínimo pero todavía siguen con esta cuestión de los porcentajes por cuánta gente suben al autobús, pues eso no ayuda, porque sigue siendo casi lo mismo, y a eso agregamos las fallas para poder aplicar realmente el sistema de prepago”.

Otro de los grandes pendientes es “la integración de la tarifa” en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), especificó Salcedo Torres.

“Vemos de repente, cuándo comenzó a operar la Línea 3, que hubo personas a las que les afectó, ya que antes solo tomaban un camión y ahora tienen que tomar el autobús y la Línea 3 y eso les aumentó el costo del pasaje, pero consideramos que con la integración de la tarifa puede haber un impacto positivo para todos”.

LOS AVANCES

De acuerdo con el representante del ITESO, universidad que actualmente coordina el observatorio de movilidad, hay logros que deben reconocerse, porque son significativos aunque aún insuficientes para que el usuario note mejoras reales en el servicio.

“Si están pasando cosas para tratar de mejorar el servicio de transporte público, no obstante, todavía vemos que falta, no podemos decir ya vamos en buen camino, todavía falta pero hay cosas que reconocer”, puntualizó Yeriel.

Entre las acciones positivas resaltó:

  1. Con el apoyo del gobierno se ha avanzado en la modernización del parque vehicular
  2. Se ha apostado al modelo ruta-empresa
  3. Se está impulsando el prepago “aunque aún presenta demasiadas fallas”.
  4. Se ha mejorado el sistema de recargas de las tarjetas de prepago, “pero vemos que todavía hace falta difusión”.

Uno de los puntos a favor en los avances del transporte público ha sido la renovación que se ha impulsado, que cuenta con un apoyo o subsidio por parte del gobierno del estado para el enganche, señaló el también activista Yeriel Salcedo.

Sí, la renovación ahí va; las unidades que vemos que van llegando eso es bueno, pero siguen estando fuera de norma, esto es algo que tendremos que verificar, que las nuevas unidades estén cumpliendo”.

En este sentido, es verdad que ya se ha dado el banderazo a una muy buena cantidad de unidades nuevas, “pero tampoco se han alcanzado los números planteados en el plan de renovación”, expresó el representante del observatorio. De acuerdo a lo anunciado por las autoridades estatales, debieron renovarse 1,200 unidades en 2020, toda vez que dejaron de cumplir con las especificaciones mínimas para circular; en este año, se estima que al menos mil unidades más  estén cumpliendo su vida útil.

“Hemos escuchado muchas veces a Arnoldo Licea (líder transportista) señalar que gremio la está pasando mal, se les hace complejo seguir avanzando ante lo atípico del último año; también para ellos ha sido difícil, la situación ha golpeado al transporte público, así que ese es otro factor por lo que la renovación tal vez no va como se esperaba”.

¿Disminuyeron las muertes por accidentes viales?

A principios del pasado mes de enero, la Secretaría de Transporte de Jalisco anunció que con la migración al modelo empresarial Mi Transporte, así como del enfoque Visión Cero en la seguridad vial y de una supervisión estricta al transporte colectivo del AMG, se logró por segundo año consecutivo un descenso notable tanto en los accidentes viales como en desenlaces fatales en los que están involucradas unidades del transporte público; como muestran los resultados medidos por todas las instituciones de salud y seguridad.

Durante 2020 se registró el fallecimiento de 25 personas por accidentes donde se involucra el transporte público, lo que significa un descenso del 17% con respecto a la cifra de 2019 (30 muertes). Y resaltaron que la reducción del número de muertes se mantiene a la baja desde el inicio de la administración, pues registran una diferencia del 46% en relación con la cifra de 2018, 46 decesos.

Estos números a decir de Yeriel Salcedo deben tomarse con precaución, ya que el 2020 fue un año atípico y la movilidad se redujo por muchos aspectos, por lo que hablar de una reducción de 17% podría no significar lo que la autoridad pretende.

“Se ha anunciado que hubo una disminución, eso debe valorarse ya que es un año atípico el que pasó; hubo una disminución de la gente moviéndose, no hubo alumnos que se trasladaran a sus centros escolares, muchas actividades se pararon o se están desarrollando desde casa, tuvimos periodos donde la movilidad disminuyó más del 60% en la ciudad, entonces no podemos comparar un año como el 2020 con el 2019”.

Cultura vial y ciclovías

En el rubro de la movilidad activa, también hay logros a resaltar, como la implementación de ciclovías temporales en los municipios de la AMG debido a la pandemia, vías que podrían ser permanentes, y que han detonado el uso de la bicicleta como medio de transporte, apuntó Yeriel.

Durante el 2020 se habilitaron ciclovías temporales en Av. Guadalupe, Inglaterra, Av. Las Torres, Av. México, Juan Palomar y Arias, y la calle Teatro de la República, en conjunto, solo en Zapopan y Guadalajara suman más de 30 kilómetros; sin embargo, éstas han sido destruidas por automovilistas y vecinos de las zonas, por lo que el reto de las autoridades es socializar y lograr que la población se apropie de estos espacios y entiendan el cambio cultural que se ha venido dando en materia de movilidad.

“Se ha avanzado en la habilitación de ciclovías, algunas de las temporales se quedarán como permanentes.

“También ha quedado en evidencia la urgencia de impulsar la cultura vial, el respeto a los espacios, la importancia de compartir la calle; es necesario socializar estos espacios y que las personas estén convencidas de sus beneficios para evitar que sean vandálicas como lo han sido”.

El representante del observatorio comentó que han platicado con el gobierno para pedir que se siga considerando asignar presupuesto específico para este rubro como ya lo hizo en mayo de 2019, cuando anunció una inversión de 292 millones de pesos para la construcción y mantenimiento de vías ciclistas.

“Tuvimos una reunión para este tema muy específico con el gobierno de estado, y se comprometieron a seguir invirtiendo, a seguir ampliando lo que tenemos de infraestructura, y pedimos que se mantenga el presupuesto año con año de una cantidad al menos igual a la anunciada hace más de un año.

“Nos hemos enterado de vehículos que pasan sobre la infraestructura para destruirla, negocios que quitan los señalamientos, coches que toman las ciclovías como estacionamiento, vecinos que destruyen con marros la estructura, son casos muy lamentables. Entonces, tenemos que trabajar mucho con la gente para que se involucre, para que reflexione un poco sobre la movilidad que tenemos en la ciudad”.

El gran reto

El gran reto en Jalisco como en el resto del país, a decir de Yeriel Salcedo será entender como un derecho, como un servicio el transporte público y no como un negocio, solo de esa forma se podrá transformar el servicio.

“Se tiene que dejar de ver el transporte público como un negocio, es un servicio, es un derecho y una necesidad para el buen funcionamiento de las ciudades. Si se sigue viendo bajo la lógica de la ganancia, de la utilidad, difícilmente se podrá mejorar, modernizar y lograr que sea incluyente”.