Infraestructura ciclista, un reto que hay que afrontar - Pasajero7

Infraestructura ciclista, un reto que hay que afrontar

sin motor

Atendiendo las demandas de organizaciones de la sociedad civil, el año pasado el gobierno de la Ciudad de México anunció la construcción de tres biciestacionamientos semimasivos para el Rosario, Metro Tláhuac y Martín Carrera, además de una Red de Ciclovías que se irán sumando a las existentes, así como la ampliación del tramo en Paseo de la Reforma.

El Secretario de Movilidad de la CDMX, Andrés Lajous, dio a conocer que para proporcionar continuidad a la red ciclista en la capital del país, “se contempla construir la Red de Ciclovías en Xochimilco y las suturas de la red ciclista en la zona central de la ciudad. También ya están autorizados y han ido avanzando, proyectos en las alcaldías Cuauhtémoc y Miguel Hidalgo.  Una desde Santa María la Rivera hasta la Roma y un par en Polanco”.

La licitación de lo que serán nuevos tramos ciclistas, forman parte del Plan de Movilidad en Bicicleta, el cual contempla la creación de 26.42 kilómetros de ciclovías con un énfasis importante en la alcaldía Tláhuac.

La estrategia que se dio a conocer tiene tres componentes: Biciestacionamientos para conectar viajes en bicicleta a otras redes de transporte, dotar de infraestructura a la ciudad a zonas donde transitan muchos ciclistas y generar una red  que no sea solo en tramos.

FALTA UNA RED INCLUYENTE PARA TODAS LAS ALCALDÍAS

En la Ciudad de México y zonas aledañas, de acuerdo con los datos de la Encuesta Origen Destino, en hogares de la Zona Metropolitana del Valle de México 2017, se destaca que en un día entre semana, 0.34 millones de personas utilizaron la bicicleta como medio de transporte.

En este sentido, ¿Cuáles son los retos que enfrentan cotidianamente los ciclistas?

Normalmente cuando alguien decide usar una bicicleta  como un medio alterno de transporte, lo primero que pasa por la mente es la seguridad que se tendrá al desplazarse por calles y avenidas.

De los kilómetros de ciclovías con los que cuenta nuestro país, una de las constantes de éstas, es la falta de mantenimiento y elementos que permitan su cómodo uso como biciestacionamientos o lugares específicos de resguardo.

Falta de seguridad, mantenimiento poco frecuente, ausencia de señalética tanto para usuarios como para automovilistas, bolardos, medidas apropiadas y poca red de ciclovías, son algunos de los factores que impiden el uso de la bicicleta como medio masivo de traslado.

Para Arely Carreon, fundadora de bicitekas, se espera que al menos en la Ciudad de México, en esta administración sean habilitados 40 kilómetros de ciclovía para unirse a los ya existentes, “sería positivo tener tramos que nos ayuden a conectar la infraestructura que ya existe para potenciarla; asimismo, se buscará que conecte a las alcaldías que tradicionalmente se han ignorado, no solo las del centro de la ciudad, lo cual es una acción histórica”, comentó la promotora ciclista al reconocer que las acciones hasta ahora realizadas han sido centralizadas, pero qué demarcaciones como Cuajimalpa, Tláhuac, Xochimilco y Tlalpan, entre otras, deben ser consideradas.

POCA INFRAESTRUCTURA Y EN MAL ESTADO

Si bien es cierto que hoy el uso de la bicicleta ha cobrado mayor auge, aún hay estados que no cuentan con una red que promueva este sistema de transporte; por otro lado quienes ya lo tienen, en casos documentados, cuentan con una infraestructura que ha quedado en el descuido, por lo que de acuerdo a organizaciones que fomentan su uso, no es suficiente crearla, sino mantenerla en condiciones accesibles para su uso.

En el Puerto de Acapulco, por ejemplo, existe un espacio confinado para la bicicleta, sin embargo, al ser un destino turístico por excelencia, existen tramos donde el ciclista se ve obligado a esquivar los automóviles que se encuentran estacionados en la ciclovía, de tal modo que conforme se avanza, dicho espacio queda totalmente diluido, por lo que, quien decide continuar su trayecto debe hacerlo en el mismo espacio que los automóviles y transporte público; esto mismo sucede en la mayoría de las ciudades que cuentan con infraestructura ciclista.

En el estado de Puebla, en redes sociales promotores de la bici como medio de transporte, denunciaron que las ciclovías están en pésimas condiciones, ya que no se ha realizado intervención alguna.

Las protestas a cargo de organizaciones civiles, provienen del hecho que Eduardo Covián Carrizales, integrante de la comisión de movilidad del Ayuntamiento de Puebla, propuso que los carriles exclusivos para ciclistas fueran deshabilitados con la finalidad de ampliar las banquetas.

¿QUE DICEN LOS ESTUDIOS?

Aun cuando para la construcción de infraestructura urbana se cuenta con recursos del Fondo Metropolitano que recibe ingresos de la federación, históricamente los montos han sido direccionados mayoritariamente a infraestructura para el automóvil o “infraestructura gris” como lo señala la especialista en movilidad, Laura Ballesteros.

“Históricamente el automóvil ha sido el más beneficiado, ejemplo de ello son los segundos pisos y deprimidos que solo han venido a incentivar el uso del automóvil”.

Sobre los presupuestos que se ejercen para la bicicleta, de acuerdo con el Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP) “el monto total de inversión en las 59 zonas metropolitanas del país ha registrado una disminución considerable a lo largo de los últimos 6 años, aunque tuvo un incremento en el año 2017.

“El ritmo de crecimiento de infraestructura sigue siendo muy lento y sigue estando muy relegado. La propuesta y el plan específico que se aplicó en 2019 por esta administración fue la de construir 40 kilómetros de infraestructura, que suena poco, en relación con los 170 Km que se han construido en los últimos 14 años; sin embargo, cuando se compara con la cantidad de kilómetros construidos en las últimas administraciones por año, es muchísimo o lo doble de lo que se hizo en un sexenio”.