Analizan seis recomendaciones en materia de desarrollo urbano

Analizan seis recomendaciones en materia de desarrollo urbano

Analizan seis recomendaciones en materia de desarrollo urbano

El Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México, por sus siglas en inglés), como secretario técnico de la Coalición por la Transformación Urbana en México (CUT), celebró este martes un panel y una mesa de trabajo virtuales en el marco de la presentación oficial del reporte “Acciones federales para la planeación urbana: hacia mejores ciudades para todos”, una iniciativa resultado de dos años de trabajo e investigación que reúne a diversas organizaciones e instituciones con el fin de contribuir al desarrollo de mejores ciudades.

El reporte identifica las áreas de oportunidad de política urbana federal para transformar las ciudades y lo hace a partir de seis líneas de acción: vivienda para todos; gestión del suelo y control de la expansión; movilidad y accesibilidad urbana; resiliencia urbana, mitigación y adaptación al cambio climático; gobernanza metropolitana y financiamiento del desarrollo urbano.

El panel contó con la participación de Patricia Mercado, presidenta de la Comisión de Zonas Metropolitanas y Movilidad del Senado; Joselyn Ramírez, quien asistió en representación de Daniel Fajardo, Director de Desarrollo Urbano y Vivienda de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu); Diego Pérez-Floreán, quien asistió en representación de Eduardo López Moreno, titular de ONU-Hábitat México; Robin King, directora de Captura de Información y Colaboración de WRI Ross Center; Adriana Lobo, directora ejecutiva de WRI México, y Pablo Lazo, director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad de WRI México.

“Las ciudades prósperas hacen países prósperos… Lo que hacemos es demostrar con más datos y más profundidad temas que ya conocemos, y esperamos que sea de utilidad para apoyar ese cambio y esa transformación para mejores ciudades para nuestros habitantes”, explicó la directora ejecutiva de WRI México sobre el documento.

Lazo, de WRI México, realizó una síntesis del reporte, en la que explicó que éste es el primero de una serie de tres publicaciones en el tema, y cuya publicación terminará a inicios del próximo año.

“(El documento) Analiza el impacto de las políticas públicas federales actuales sobre el desarrollo urbano sobre 6 líneas, e identifica algunas áreas de oportunidad y proporciona recomendaciones en política pública para tomadores de decisiones”, explicó Lazo.

El segundo documento, adelantó, presenta las tendencias de expansión urbana de las ciudades mexicanas y sus impactos, mientras que el tercero profundiza en el costo económico de esa expansión y plantea una serie de escenarios alternativos para ese crecimiento.

La Senadora Patricia Mercado celebró la generación de conocimiento por parte de actores distintos al gobierno federal para la toma de decisiones en el País, y agregó que la gobernanza y coordinación metropolitana son parte de los temas de mayor relevancia para mejorar las condiciones de vida de las personas.

“El pacto federal, la importancia de la localidad está en la mesa, está en la discusión nacional: qué tanto centralismo, qué tanto federalismo, cómo se distribuyen las competencias, y eso es relevante porque en estos nuevos contextos es importante la posibilidad de un nuevo pacto federal”, aseguró.

Joselyn Ramírez, de Sedatu, coincidió con Mercado sobre la importancia de la gobernanza metropolitana, y habló sobre la posibilidad de desarrollar una ley federal en la materia y sobre el reconocimiento de estas zonas a nivel constitucional.

“No estamos desde la federación cerrados a ninguna posibilidad, hay que ser flexibles en este marco normativo, consideramos que no hay una sola norma y ruta de gobernanza metropolitana, pero aspiramos a una que sea flexible para incorporar a las muy diferentes zonas metropolitanas”, dijo.

La segunda parte de la presentación consistió en una mesa de trabajo en la que participaron Anaclaudia Marinheiro, asesora regional de Cities Allience para América Latina y el Caribe; Alejandra de la Mora, gerente de investigación del Infonavit; Antonio Azuela; investigador del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM; Claudia Acuña Fernández, Coordinadora Nacional de Autoproducción del Infonavit; Claudia Mondragón, especialista en urbanismo de ONU Hábitat México; Dennis Quennet, director de los programas de Ciudades, Transporte e Industria Sustentable de GIZ; Elena Tudela Rivadeneyra, Cofundadora de la Oficina de Resiliencia Urbana; Enrique Ortiz Flores, de Habitat International Coalition; Eugene Zapata-Garesché, director para Latinoamérica y el Caribe de Global Resilient Cities Network, y Diego Aulestia, jefe de la Unidad de Asentamientos Humanos de la CEPAL. La mesa fue moderada por Tanya Jiménez, gerente de Vinculación de WRI México, y por Pablo Lazo, director de Desarrollo Urbano y Accesibilidad de WRI México.

Durante la mesa, los panelistas dialogaron sobre qué programa o reforma legislativa a nivel federal específica se debería emprender que tuviese un impacto estratégico para modificar el modelo urbano actual; qué instrumentos de gestión del suelo o financiamiento deben incorporarse de forma urgente, y sobre de qué forma se debería incorporar esa figura a los instrumentos de planeación, como los atlas de riesgo, para que su información fuese vinculante en los procesos de planeación.

Anaclaudia Marinheiro dijo que ella veía el tema metropolitano como una oportunidad para México para armar la coordinación o mecanismos de gobernanza necesarios para establecer una visión estratégica del territorio, y consideró que la política de vivienda debe estar alineada con eso.

Sobre el tema de vivienda, Claudia Acuña añadió que la política de vivienda no solamente está diseñada o debe resolver la falta de oferta de vivienda adecuada, sino que también debe atender el rezago habitacional.

“En México hay 34 millones de viviendas de las cuales 9.4 millones están en rezago habitacional, es decir, tienen problemas en la calidad de los materiales o en la calidad de los servicios”, dijo.

Antonio Azuela, por su parte, dijo que debería darse una aplicación conjunta de la ley agraria y la ley de asentamientos urbanos, y llamó a no subvalorar todo lo que se puede realizar sin la necesidad de reformas legislativas.

Finalmente, Elena Tudela Rivadeneyra, Dennis Quennet y Eugene Zapata-Garesché coincidieron en la relevancia de los atlas de riesgo y en la importancia de incorporar un enfoque de resiliencia.

“Mi llamado sería a que el gobierno federal, a la hora que se legisle, vea a la resiliencia con un enfoque integral que vaya más allá del riesgo de desastre natural, y la pandemia nos da el ejemplo más cercano a nosotros de lo que estamos hablando, no es sólo un problema de salud. La vulnerabilidad del riesgo no respeta fronteras administrativas, el enfoque metropolitano y el enfoque territorial son importantísimos”, dijo Zapata-Garesché.

El reporte “Acciones federales para la planeación urbana: hacia mejores ciudades para todos” es el resultado de dos años de trabajo e investigación de nuestro equipo en México. La investigación la lideró el Instituto de Recursos Mundiales México (WRI México), con el apoyo de C40, GGGI, El Colegio de México, el Tecnológico de Monterrey, ONU Habitat, ICLEI, Fundar, Oxfam, la UNAM, la CEPAL, Techo México, GIZ, El Colegio de Urbanistas de México, IDOM y el ITAM. Conoce más de la iniciativa global y sus publicaciones.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *