¿Primero los pobres? - Pasajero7

¿Primero los pobres?

gasolinasCon la reciente alza en el precio internacional del barril de petróleo generado por el intento de invasión que está llevando a cabo Rusia sobre Ucrania desde el mes de febrero, las gasolinas en México han tenido, como en cualquier otra parte del mundo, una presión alcista, la cual ha sido contenida por el Gobierno de México a través de subsidios a la gasolina regular, al diésel y por primera vez a la gasolina premium.

Se sabe que el alza de los precios a las gasolinas es un tema sensible para muchos mexicanos y que la palabra “gasolinazo” marcó a la administración pasada. El actual Gobierno de México ha retomado esta práctica subsidiaria para mantener el precio de estos hidrocarburos estable, pero según se han pronunciado expertos en la materia, esto provocaría un alto costo a todos los mexicanos.

Sin omitir el impacto inflacionario que tiene el alza en las gasolinas y diésel, factor donde válida su interés el gobierno para influir en el precio de estos combustibles a través de IEPS, no podemos perder de vista que los recursos utilizados para esta contención quizás no sean suficientes en el mediano plazo y que sin embargo podría dejar al descubierto otros programas de gobierno para aquellos que no tienen un carro.

Permítanme ir un poco más allá, Héctor Villarreal, Profesor Investigador del Tecnológico de Monterrey, en una entrevista para el periódico el País calculó que el subsidio para las gasolinas podría alcanzar los 200 mil millones de pesos para este verano; es decir, que en tan solo seis meses se habrá gastado el dinero con el que se podría transformar la movilidad en varias ciudades de México y cuya inversión mejoraría la calidad de vida de  sus ciudadanos, y sobre todo de los que que menos tienen y que usan el transporte público, caminan o usan otros medios de transporte que no son el vehículo particular.