El transporte público de Monterrey vive su peor momento - Pasajero7

El transporte público de Monterrey vive su peor momento

monterrey busesEn los últimos 6 años, el transporte público de Monterrey ha caído en un bache profundo y vive una de las peores crisis de las que tienen registro, y no, no es solo por la pandemia, todo ha sido resultado de una reestructura de rutas que se dio a inicio del gobierno de Jaime Rodríguez Calderón, que no resultó como se esperaba, y desde entonces la falta de consenso, la entrada de nuevos competidores y una tarifa congelada, tiene a los empresarios del transporte en la cuerda floja.

El detonante que nos llevó a esta situación fue la reestructura, desaparecieron las rutas suburbanas, y desde entonces los municipios que estaban alejados, en las periferias, al ampliar de 11 a 18 municipios se establecieron rutas muy largas, tenemos municipios que están a más de 35 kilómetros del centro de la ciudad, lo que además de la distancia, suma que hay tramos muy extensos donde no hay movimiento de pasaje y que nuestro índice de pasajero por kilómetro es muy muy bajo y eso ha afectado nuestra eficiencia”, detalló José Alamaraz, presidente de la Asociación de Transporte Público de Nuevo León.

Si bien el proyecto de reestructura del transporte público acorde al plan de metropolización fue puesto sobre la mesa en un inicio para llegar a acuerdos con los transportistas, el consenso no se dió y desde ese momento, la competencia desleal, y la falta de sensibilidad política puso a los empresarios de transporte al borde de la quiebra. 

“El Plan de metropolización tenía como objetivo tener un impacto positivo en los usuarios y en la calidad del servicio, sin embargo estaba contemplada la integración tarifaria, pero en la realidad eso no pasó y es que la tarifa es parte clave de todo este problema que enfrentamos, rutas de más de 50 kilómetros con tarifa de hace 6 años”, señaló Julio César Pérez García, director general de Grupo Transregio.

Por su parte Mario de la Garza, representante de la empresa Conexiones Metropolitanas, agregó que “faltó consenso, nosotros representamos a empresas con más de 70 años de arraigo en la ciudad, de tres generaciones dedicadas al transporte que desde hace 30 años comenzaron a integrarse como empresas, pero ya con esta administración con la integración de consorcios, invitan a nuevos actores y nos hacen competir entre nosotros mismos, y cuando alguien se resistía nos decía la autoridad, ‘si ustedes no quieren dar este servicio lo dará este otro y tienes que bajar la tarifa’; esta competencia la aprovechó el gobierno y comenzaron a montarse una ruta sobre otra, eso fue el acabose”.

Por muchos años el Transporte Público de Monterrey fue referencia, llevaban un par de décadas de ventaja en la integración de empresas, eran punta de lanza en innovación y contaban con uno de los parques vehiculares más jóvenes del país, no obstante, el trabajo de décadas se destruyó en menos de seis años. 

A principio del mes de mayo, los transportistas se manifestaban en diferentes medios informativos y coincidían al decir que el sistema de transporte se encuentra en un estado grave, incluso lo calificaron el peor en su historia y se declararon imposibilitados para cumplir con poner al 100% de sus unidades en servicio ante la no disponibilidad de unidades necesarias para cumplir la demanda con la frecuencia del servicio requerida.

EN NÚMEROS

Actualmente hay aproximadamente 2 mil 700 unidades en servicio durante todo el día pero que en las horas pico lucen saturadas; el problema se hizo más visible con la reapertura económica luego de pasar al semáforo epidemiológico verde.

Los entrevistados antes citados explicaron  que, aunque en los talleres hay 600 autobuses varados, solo 200 podrían ser reparados para ampliar la capacidad, sin embargo, esto tardaría seis meses ya que de momento no existe el ingreso suficiente para llevarlo a cabo.

En 2018 había 4667 unidades en servicio. Un buen porcentaje venció su vida útil, otras recién adquiridas tuvieron que ser devueltas ante la imposibilidad de pagar los créditos durante la pandemia por lo que la flotilla quedó en 3 mil 300, de las cuales unas 600 están varadas por las malas condiciones mecánicas, señaló la asociación de transportistas.

“La situación que vivimos ahora es realmente lamentable e insostenible, porque no podemos ofrecer un transporte digno a los usuarios, ellos están optando por el vehículo particular, y no sabremos qué sigue para nosotros hasta conocer quién gana en las próximas elecciones como gobernador, y que plan de recuperación podremos trabajar en conjunto”, manifestó José Alamaraz.

Pandemia y proyectos truncos

Desde abril de 2020, ecovía, camiones urbanos, taxis y plataformas digitales del área Metropolitana de Monterrey recortaron sus actividades dentro del plan de contingencia por Covid-19. Se comenzaron a aplicar las medidas de sanidad establecidas en todo el país para el transporte público, y se registró una disminución de hasta el 75% en la movilidad en los periodos de mayor confinamiento en la entidad.

La crisi económica que generó la pandemia frenó los planes de renovación de unidades y paralizó la construcción de algunas nuevas rutas de servicio como la que irá del centro de Monterrey al Aeropuerto; este es uno de los proyectos más prometedores pues contaría con 15 paradas específicas durante su trayecto por la avenida Miguel Alemán, donde pasará por zonas residenciales, industriales, hoteleras, hasta llegar al aeropuerto.

De lograrse, será una obra que contribuya a la interconección de rutas, y se ha comentado que podría ser con unidades eléctricas.