100 días, primeros retos del transporte público capitalino - Pasajero7

100 días, primeros retos del transporte público capitalino

transporte m

De acuerdo a las últimas elecciones, el nuevo gobierno de la CDMX, encabezado por la Jefa de Gobierno, tomará posesión de su cargo el 5 de octubre del presente año. Mandato que abarcará 6 años y que finalizará en el 2030.

Durante este tiempo, a través de diferentes acciones, se buscará mejorar la vida de más de 9 millones de capitalinos. Labor que no es sencilla, pero que debe ser el objetivo al tener un cargo de dichas características. De entre todos los ámbitos que se necesitan atender, se encuentra el de la movilidad, elemento que a lo largo de las últimas décadas ha crecido y también a visualizado otros aspectos más allá de solo generar sistemas de transporte estructurado; pero que hasta el momento aún se encuentra sujeto a múltiples mejoras y en el que muchas de las necesidades que se requieren atender llevan tiempo, recursos y políticas que apoyen la parte teórica, social y ambiental, por lo que generar respuestas inmediatas es complejo.

Aun así, con las acciones realizadas por parte de la gestión anterior, se abre la puerta a una continuidad, una que realmente se requiere, ya que muy pocas veces se lleva a cabo, así como la de sustentar las transformaciones que se efectuarán mediante la implementación de objetivos a corto, mediano y largo plazo. Unos que demuestren el cambio de paradigma que se ha buscado establecer con el gobierno que comenzó en el 2018.

Los primeros 100 días de gobierno representan un tiempo oportuno para poder dar respuestas acerca del camino que está siguiendo la ciudad y del que seguirá, porque, aunque en algo nuevo siempre es difícil brindar resultados, no se debe olvidar que la CDMX ya cuenta con un Programa Integral de Movilidad de la Ciudad de México (PIM 2019-2024), en el que a través de 79 líneas de acción distribuidos en tres ejes (integrar, mejorar y proteger) se han sustentado las bases de diversas implementaciones que se han llevado a cabo, lo que debe ser un sustento claro para que el inicio no sea en blanco.

La Cdmx vivirá un proceso de transición de gobierno que permitirá dar seguimiento a buenas prácticas y mejorar muchas otras en materiade movilidad y transporte, para mejorar la vida de más de 9 millones de capitalinos.

La electa Jefa de Gobierno dio a conocer el Eje Movilidad Inteligente y Sustentable, con el que se buscará establecer una movilidad diferente, sustentable, eficiente, y segura. 

Además, en la candidatura llevaba a cabo por la electa Jefa de Gobierno se dio a conocer el Eje “Movilidad Inteligente y Sustentable”, con el que se busca establecer una movilidad diferente, sustentable, eficiente, y segura, por lo que los lineamientos para poder contar con respuestas, innovaciones o implementaciones a comienzos del mandato no es irracional.

De acuerdo al “de la CDMX al País: Adoptando indicadores para mejorar la movilidad” realizado a mediados de 2024 por el especialista en movilidad y políticas públicas, Víctor Alvarado, se dio a conocer que el PIM 2019-2024 contaba con un progreso cercano al 70%. En dicho documento se señalan avances significativos, como el caso de las estaciones del Metrobús, en donde a comienzos del año, 99.3% de ellas ya presentaban una accesibilidad universal, al igual que la construcción de 920 km de senderos seguros, vinculados al transporte público, donde la meta se rebasó en un 24%, representando un éxito significativo en la promoción de una movilidad peatonal segura y accesible; sin embargo, la importancia real de estos números debe radicar en las personas beneficiadas, además es imperante que las metas y los objetivos sean cuantificables: De nada sirve que se exclame el logro de un elemento, si este no tiene parámetros que nos muestren su comportamiento y los beneficios reales que presentó.

El PIM 2019-2024 abarca un gran campo de consideraciones, elementos y acciones, cada uno con sus excepciones y sus particularidades, por lo que hacer un análisis requiere de un proceso profundo, no obstante, se hace necesario poder establecerlo, ver qué líneas de acción se llevaron a cabo, de qué forma se hicieron, porque algunas alcanzaron las metas, porque otras no, de qué forma se dio y que se aprendió de cada una.

Conforme a las características encontradas en el PIM 2019-2024, se establecieron 16 puntos de análisis. Cada uno de ellos generando interacciones entre sí y abarcando diversas áreas en las que se puede ver el avance que se ha tenido, y  al mismo tiempo lo que se requiere cubrir, así como las áreas que no toca.

pag 9

Dentro de la ponderación se estableció que el mayor avance se vincula con la innovación y la electromovilidad, mientras que la atención ciudadana y la movilidad de barrio presentan una baja presencia de desarrollo. Es recalcable que las acciones vinculadas con el transporte público representan el 14% del PIM 2019-2024, sin embargo, fue una de las líneas que menos tuvo desarrollo posicionándose en el antepenúltimo lugar, lo que sin duda hace pensar cómo se vinculan las líneas de acción con uno de los elementos más importantes de la movilidad.

Considerando los 16 elementos de análisis, se estimó un 24% por cubrir, cifra que se ve difícil que llegue a cero faltando solo seis meses para que finalice el año.

Con esta visión general será interesante saber en qué áreas se pondrán los primeros esfuerzos, sobre qué actores se tendrá una mayor atención, pero, sobre todo, de qué manera serán respondidas las necesidades de la ciudad, tanto en este año como en los siguientes. Además, las medidas que puedan llevarse a cabo en los primeros meses de la nueva administración no serán un reflejo de las condiciones que abarcará todo el periodo de gobernanza, pero sí debe verse como un ensayo, uno que le muestra a la ciudadanía el camino que se va a seguir, los enfoques que va a tener y la metodología que se aplicará.

Por ello será vital contar con un programa integral que no abarque solo ideas y ejes de acción sino también tiempos, al igual que formas de cuantificar los avances, esto con el fin de asentar con claridad los pasos para los siguientes meses, los siguientes años, los siguientes gobiernos; porque no se debe perder de vista que muchas de las acciones o implementaciones que se lleven a cabo ahora serán la base para la siguiente década. Por eso se debe tener una clara visión de lo que se desea hacer, pero sobre todo dejar en claro que es lo que debe imperar. Asimismo, al contar con un documento previo será interesante saber que nuevos alcances y elementos se integrarán.

Será vital para la Cdmx contar con un programa integral que no abarque solo ideas y ejes de acción, sino también tiempos de entrega, al igual técnicas para cuantificar los avances. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *