Tanya Jiménez, Coordinadora de Política Pública en Desarrollo Urbano y Accesibilidad del WRI México

 

TANYA JIMENEZ

UN CONCEPTO QUE VA PERMEANDO EN LA PLANEACIÓN DE LAS CIUDADES

DOT: SOLUCIÓN PARA UN DESARROLLO EFICIENTE

La Coordinadora de Política Pública en Desarrollo Urbano y Accesibilidad del WRI México detalló el concepto Desarrollo Orientado al Transporte (DOT),así como las implicaciones y consideraciones de su implementación en las ciudades.

UN CONCEPTO CADA VEZ MÁS FAMILIAR

“La planeación del transporte público orientado a los desarrollos urbanos es fundamental, aunque creo que la traducción está mal, pues en inglés es: Transit Oriented Development, que en español debería ser: Desarrollo a Partir del Transporte, no orientado al transporte; ese es un tema que hemos perdido en la traducción, literalmente.

“Desde esta perspectiva, la relación es fundamental; lo que buscas en estos elementos es darle a un sistema de transporte la suficiente densidad, los suficientes usos, la suficiente diversificación de viajes y de población que lo haga rentable, financieramente viable, es generarle la demanda y a la vez, generarle al desarrollo urbano, la solución de movilidad.

“La idea del desarrollo orientado, es que funcione a partir del núcleo, o sea, alrededor de las estaciones del transporte, a lo largo de los corredores, y que la gente pueda utilizar estos sistemas para moverse al siguiente nodo. Si yo no puedo resolver mis necesidades inmediatas -escuela, mercado, clínica, farmacia- no pasa nada, porque puedo  tomar el transporte y trasladarme al siguiente nodo, y ahí voy a encontrar la universidad o el hospital u otro servicio de mayor escala que necesito.

“Nosotros llevamos desde 2008 tratando de permear este concepto entre las autoridades de planeación y al día de hoy es mucho más sencillo; la gente ya está más familiarizada con estos conceptos, tienen varios sistemas de transporte masivo, que ya están incluso evolucionando a los sistemas integrados de transporte, una cosa más compleja que sólo un BRT.

“Ahora se tiene una política de desarrollo urbano a nivel federal, que incluso ya está desde 2013 en planes nacionales de desarrollo; sin embargo creo que aunque ya van varios años de esto, son pocos los proyectos que se han logrado. Todavía hace falta una serie de herramientas institucionales, de financiamiento, normativas, que, en primer lugar, permitan crear estos núcleos y en segundo, que lo hagan obligatorio.

“Esto es lo mínimo que la ciudad debería estar construyendo, en lugar de máximos voluntarios, pero en la práctica, muchas veces existen planes de desarrollo urbano que no han sido actualizados en 20 años. Encontramos planes de desarrollo urbano completamente habitacionales,

de baja densidad, mientras que lo más lógico debería de ser que el desarrollo urbano se actualizara y permitiera mayores densidades, aprovechando el transporte público, la oportunidad de usos mixtos y  la generación de fuentes de empleo, pero por tiempos políticos, periodos de estudio y de análisis, no ha logrado empatarse en la práctica”.

¿EL TRANSPORTE SE DEBE ADECUAR AL DESARROLLO URBANO O DEBE SER UN EJE ESTRUCTURADOR?

“‘El huevo o la gallina’; se ha discutido muchas veces que fue primero. Tienen que ser a la par; realmente, las ciudades tienen muchos más años que los sistemas de transporte; las ciudades, en la mayoría de los casos, ya están, y los nuevos actores son los sistemas de transporte masivo.

“No obstante, definitivamente la planeación tiene que ir a la par, de otra manera se estarían planeando sistemas de transporte que no aprovechan todo el potencial o incluso, generando  sistemas que no son financieramente viables; por otra parte, se podrían estar creando ciudades a las que no se tiene forma de llegar. Tienen que ser simultáneos”.

LEY GENERAL DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL, ASENTAMIENTOS HUMANOS Y DESARROLLO URBANO

“Recientemente fue aprobada la Ley General de Ordenamiento Territorial, Asentamientos Humanos y Desarrollo Urbano por el Senado de la República, que dicta algunos lineamientos y criterios generales para definir los usos de suelo, densidades, asentamientos y servicios públicos”.

¿QUE TANTO APORTA?

“Por este carácter de ley general, nos dicta lineamientos hacia una ciudad compacta, hacia una alineación de desarrollo urbano y la movilidad. Por ejemplo, habla de consejos nacionales y estatales para hacer una planeación de mediano y largo plazo, cosa que no habíamos tenido hasta ahora.

“Para eso nos están dando dos años, a partir de noviembre del año pasado, para que todos los municipios de 100 mil habitantes hagan lo propio con sus leyes y con sus programas de ordenamiento territorial, igualmente con la participación de estos consejos municipales de participación. Cuando esto concluya en estos consejos, es cuando vamos a ver los efectos en nuestra vida cotidiana”.

LA LEY ENFOCADA AL DOT

“Esta ley está promoviendo de manera sólida estos temas de Desarrollo Orientado al Transporte; sin embargo a cada una de las autoridades locales les toca definir cuáles serían estos proyectos, como corredores, densidades, con que programa de movilidad debería de ser acompañados, las mezclas de uso de suelo; todo eso tocará a las autoridades locales.

“Lo importante es que por primera vez en muchísimos años, las autoridades de los tres niveles de gobierno deberán pensar en desarrollo urbano, vivienda, transporte y en ordenamiento territorial. Ahora todos debemos de ponernos a hacer estos ejercicios de reflexión y de alineación, ya que ello pudiera resultar en cambios importantes en la ciudades mexicanas”.

UN DOT NO FUNCIONA TAN FÁCIL

“En este momento, Guadalajara está en la fase de estudios del potencial que tiene la Línea 3 del Tren Ligero y están precisamente en la generación de los instrumentos, porque un DOT no funciona tan fácil.

“Se tienen que crear los incentivos necesarios para atraer la inversión pública; ponerle las restricciones necesarias; hacer los cambios regulatorios y de planeación necesarios para no caer en el caos; determinar cómo se puede aprovechar el potencial de esta infraestructura sin que se salga de control.

“Es importante también considerar el costo. Sí, se va a desarrollar más, pero se debe reinvertir en un espacio público, se tiene que invertir en la infraestructura de drenaje, o de agua, o iluminación; todo esto para que los vecinos no lo rechacen, para que vean que la gente que se establecerá en los nuevos desarrollos, le generará beneficio a la zona”.