RTP (primera parte)

RTP

Con un importante crecimiento poblacional para el año 2000, fue creada en la Ciudad de México, la Red de Transporte de Pasajeros del Distrito Federal, denominada para mejor identificación de los habitantes de esta ciudad, como RTP, mote que se le asignó a los autobuses de transporte público que el 1 de marzo de ese año iniciaron operaciones.

La red concebida como un organismo público descentralizado de la Administración Pública del Distrito Federal, con personalidad jurídica y patrimonio propio,  inició la prestación de sus servicios con una plantilla de 2,600 trabajadores, 860 autobuses distribuidos en 75 rutas, 7 módulos operativos y 3 talleres especializados.

Para estos pintorescos autobuses cuya característica en un principio fue su color naranja y  crema, amarillo y naranja, se inspiraron las populares frases “yo espero el RTP o ahí viene el RTP”, las cuales se siguen escuchando hasta nuestros días.

Popular por su precio del pasaje, el cual actualmente es de dos pesos, el RTP nació con el objetivo de prestar un servicio económicamente accesible para todos y para conectar a la población de las zonas periféricas de la ciudad con las estaciones del Sistema de Transporte Colectivo (Metro), Tren ligero y en general con otros modos de transporte público.

El viernes 7 de enero de 2000 se decretó en la Gaceta Oficial del D.F. la creación del Organismo Público Descentralizado Red de Transporte de Pasajeros del D.F. (RTP), siendo entonces Jefa de Gobierno del Distrito Federal, Rosario Robles Berlanga; conformándose operativamente con el parque vehicular de 860 autobuses que aún subsistían de Ruta 100. No es sino hasta marzo del mismo año, y en el primer banderazo de salida en mayo, cuando comenzaron a correr por las calles de la Ciudad de México los primeros autobuses remozados con un corte de color naranja y franjas color verde turquesa y blanco hueso.

Una de las desventajas con las que iniciaron estas unidades, es que para el establecimiento de la Red, la mayoría del parque vehicular ya había cumplido su vida útil, por lo que la gran mayoría fue sometida a trabajos de remodelación y mantenimiento para ampliarles a un plazo mayor su utilización.

Posterior a un proceso de licitación iniciado en el 2000, donde diversas empresas automotores participaron, el 19 de marzo de 2001 se dio el banderazo de los primeros 200 autobuses que formaron parte de la primera etapa de la renovación del parque vehicular de la  RTP.

La fase de renovación y la nueva cara del RTP continuó hasta junio de 2001, fecha en la que ya circulaban 500 autobuses nuevos.