Pedro Kumamoto

kumamoto2

Recientemente, el diputado independiente en el Congreso del Estado de Jalisco presentó una iniciativa que tiene como finalidad que cualquier usuario tenga las herramientas para empoderarse del transporte público, esto, mediante una plataforma digital que, de acuerdo con la iniciativa, estaría a cargo de un Consejo Ciudadano de Vigilancia.

FALTA DE VISIÓN EN EL TRANSPORTE PÚBLICO

Nos encontramos en una crisis del transporte público; según encuestas de ‘Jalisco Cómo Vamos’ en la zona metropolita de Guadalajara, cada 6.5 de 10 personas usuarias del transporte público, califican de mala calidad el transporte, lo cual significa que por muchos años se ha dejado en el abandono el mejoramiento del transporte público.

“Lo que creemos no es que haga falta percepción, lo que hace falta es la visión del consumidor, del usuario, de las personas que están haciendo un ejercicio de un derecho, que es el tener movilidad o el poder transportarse dentro de la ciudad, y tener una posibilidad de evaluar con consecuencias al transporte público”.

FINALIDAD DE LA INICIATIVA, EMPODERAR AL USUARIO

“Falta una construcción de políticas públicas a partir de sugerencias y responsables claros, abiertos y visibles que puedan dar seguimiento y por lo tanto, eventualmente, también recomendaciones y sanciones al respecto.

“Lo que estamos tratando de hacer con esta iniciativa, es que las personas la vean como la forma de poder calificar desde su celular al transporte público, evaluar cuales son la mejores rutas, cuales son sus mejores y peores prácticas; qué, específicamente le importa al usuario, cuáles son los momentos más críticos, cuáles son los mejores momentos del transporte público, cuáles son las políticas públicas y las modificaciones  que se tienen que implementar para que mejore, y eventualmente se apliquen sanciones a operadores, concesionarios o empresas que estén sistemáticamente violando las posiciones técnicas del transporte público”.

UN CONSEJO CIUDADANO DE VIGILANCIA CON DIENTES

“Necesitamos forzosamente que el Consejo Ciudadano de Vigilancia que estamos planteando sea un consejo que tenga dientes; es decir, un consejo que pueda implementar sanciones, que pueda participar no solamente desde una parte consultiva, como lo hace el Observatorio de Movilidad y de Transporte Público. Creo que hoy por hoy, a éste le hace falta tener la habilidad de no seguir solamente impulsando observaciones, que en algunos casos han sido buenas intenciones técnicas, mucho conocimiento con respecto al tema, pero poca respuesta por parte de los elementos encargados del tema”.

DANDO BATALLA PARA AUTORIZAR LA INICIATIVA

“La iniciativa presentada, se ha turnado tanto a la Comisión de Movilidad como a la Comisión de Puntos Constitucionales, quien la ha desechado; sin embargo, la Comisión de Movilidad en donde yo participo, está dando la batalla para que sea aprobada.

“Por lo pronto, las acciones que estamos tomando es llevar a cabo brigadas de información en puntos estratégicos de transporte público, con la finalidad de que se conozca esta iniciativa y la relevancia que guarda la misma”.

PUNTOS DÉBILES DEL TRANSPORTE PÚBLICO

“Son muchos, el primero el tiempo de espera del transporte público, incertidumbre de que pase la unidad y no haga la parada, filas de hora u hora y media para poder subirse al autobús. Dentro, tenemos unidades en mal estado; asientos rotos y sucios, que se encuentran inhabilitados; sobrecupo, exceso de velocidad, así como falta de pericia y de buena técnica por parte de los operadores, entre otros aspectos.

“Por otro lado, el sueldo bajo del operador, el poco tiempo que tienen para descansar y comer; las múltiples tareas que llevan a cabo como  cobrar,  manejar, estar al pendiente de la unidad y de los pasajeros a bordo. La falta de atención a las paradas oficiales, la negación por parte de los mismos conductores para prestar el servicio y por último el alza de las tarifas sin que esté justificado con un mejoramiento de los servicios que se reciben”.

EN CUANTO AL MODELO DE  RUTA-EMPRESA

“Me parece que es una buena idea, lo que no entiendo, es porque las unidades  tienen que moverse por medio  de gas natural, creo que pudiéramos haber buscado u optado por otro tipo de alternativas más ecológicas y más sustentables.

“En general, me parece que tenemos que trabajar hacia las rutas-empresas, pero también poder tener un multi transbordo por el mismo precio, que te permita utilizar MiBici, o una bicicleta personal, subirse al transporte público, llegar al Tren Ligero, bajarse en otra estación de MiBici o tomar otro transporte público por la misma tarifa, yo creo que eso es lo que tenemos que reflexionar”.




One thought on “Pedro Kumamoto

  1. Salvador Rosas Pelayo

    Estimado Diputado, de acuerdo a tus comentarios te puedo decir que coincides con la visión de la autoridad, consideran que solo generando sanciones que den miedo es como quien presta el servicio lo va a mejorar, cuando ni siquiera te cuestionas si es memorable en el contexto de economía que esta en este momento.
    Por otro lado el usuario si tiene dientes, el NO usar el transporte es el principal castigo que le puede imponer a todos, pero como el transporte según pasa el tiempo autoridades y periodistas estiman que solo es para los que no pueden pagar otro modo de transporte, entonces todos los dias se aproximan a esa realidad. En todo el mundo el transporte masivo es democrático y por lo tanto no excluye con un servicio tan deficiente a quien puede pagar un mejor servicio. Lo que si hacen es generar subsidios direccionados a quien aun que sea barato NO lo puede pagar.
    Yo sigo insistiendo que la calidad del servicio mejora en el momento que todas las partes puedan ser responsables de su función, comenzando por los ciudadanos que deben de presionar por que la calidad del servicio mejore, independiente al costo que este tenga.
    No hay mas cupo en las calles, la movilidad es indispensable, por lo que el transporte compartido de calidad es una imperiosa necesidad.

Comments are closed.