Omnibús de México desde 1948 conectando comunidades - Pasajero7

Omnibús de México desde 1948 conectando comunidades

OMNIBUSLos cuarenta fueron años de progreso en México; fue la década de la infraestructura carretera e industrialización mediante una política de integración, en aquel periodo se inició la construcción de vías de comunicación y transporte masivo del país, pero también surgen nuevos modos de trasladar a la población.

En esos años de avance carretero, surge Omnibus de México como una forma de brindar servicio a pasajeros, cuyos destinos no se encontraban en la red de transporte; así, el 3 de marzo de 1948 partieron dos corridas: una de la capital del país hacia Aguascalientes y viceversa.

Con ese viaje se inició su recorrido, primero por las tierras de Aguascalientes, Durango y Ciudad de México con una flota de 25 unidades, entre las que se encontraba el “Aerocoach” modelo Mastercraft P-372. Dichos autobuses, que comenzaron a fabricarse en la década de los treinta en Estados Unidos, eran de la marca Ford, traídos a México en 1947.

La empresa transportista comenzó cuando un grupo de permisionarios, encabezados por José Guadalupe López Velarde se reunieron en la calle Zaragoza de la Ciudad de Aguascalientes, lugar en el que hasta la fecha se encuentra un establecimiento de la empresa.

En los años 40, en la presidencia de Miguel Ávila Camacho se inició una época de pavimentación nacional, se concretó un plan carretero que consistió en la construcción de más de 11 mil kilómetros de caminos, que incluían las zonas de México-Oaxaca-Tuxtla Gutiérrez-San Cristóbal de las Casas-Comitán, Nogales-Guadalajara y México- Ciudad Juárez, entre otras. Además, se edificaron los primeros puentes del país en la zona del Pacífico.

En el contexto bélico mundial, la política gubernamental de los años cuarenta se enfocó en crear caminos y medios de transporte como alimentadores para llegar a las estaciones de los ferrocarriles y comunicar lugares que carecían de medio de transporte.

Se buscaba conectar rancherías, comunidades agrarias y poblados que estaban a kilómetros de distancia de cualquier camino o estación ferroviaria; con ellos, esta nueva forma de comunicación reduciría las brechas de educación, salubridad y seguridad, además, fomentaba el desarrollo social y económico de la nación.

Así, en aquella década, hubo un gran auge en las comunicaciones que aceleraron el proceso de urbanización, mismas que dieron vida al establecimiento de pequeñas empresas de transporte que encontraron una manera de consolidarse mediante el auge de la infraestructura.

EN TRAYECTO

El fundador de Omnibus de México, López Velarde, ya llevaba una trayectoria en el transporte puesto que en su natal Aguascalientes trabajó en la construcción de vagones de ferrocarril e interiores de los vehículos. Y es así que en la década de los años treinta, en compañía de sus colegas de la fábrica de ferrocarriles, dijo, “pensé en una nueva forma de transportar a las personas en cuyo destino no había vías ferroviarias”.

Sus primeros autobuses se construyeron con desechos de guerra y se adaptaron plataformas para transportar personas. Estos primeros trayectos se realizaron entre la Ciudad de Aguascalientes y el poblado de los Ojuelos, Jalisco, el cual tiene hoy en día una distancia de 80 kilómetros.

Cabe señalar que en aquellos años treinta las migraciones y la movilidad tuvieron  un nuevo rumbo; se incrementó la población en las metrópolis, hubo flujos migratorios de un poblado a otro, incrementó la población nacida en estados distintos al que habitaban, por lo que era urgente más modos de movilidad. También, muchos habitantes de Jalisco  se trasladaron a otras urbes como Aguascalientes, debido a la Guerra Cristera.

Grupo IAMSA brinda servicio a 21 entidades dela República y a ciudades de Estados Unidos. Además, emplea a más de 24,000personas y transporta a cerca de 320 millones de pasajeros al año.

CAMBIO DIRECCIONAL

En 1986 la empresa transportista vive una renovación tecnológica con un sistema llamado “Bolebús”, en la cual dejó de vender boletos a mano para llevarlo a cabo mediante un sistema computarizado.

“Por el gran acontecimiento para su comodidad, Omnibus de México da el primer paso en la venta de bolebús, venta computarizada de boletos”, se anunciaba en sus carteles emitidos en la década de los ochenta.

En los los siguientes años noventa, la línea de autobuses Omnibus de México fue adquirida por el Grupo Inversionistas en Autotransportes Mexicanos (IAMSA), la cual, de acuerdo con su gerente regional, Enrique Isaías, fue un “periodo de resurgimiento”, ya que entre otras modalidades, la empresa fue de las primeras en introducir la marca de lujo Mercedes- Benz para transportar a sus pasajeros.

De igual manera, Omnibus de México alcanzó la certificación ISO 9001:2008 en el servicio de “transportación foránea de pasajeros en primera clase, así como en la ejecución de la gestión de calidad y viaje en servicio de operación, seguimiento de servicio y administración de recursos aplicable, siendo así la única empresa del ramo en certificarse en todos y cada uno de sus procesos para mantener una mejora continua que permita ser la empresa líder en el ramo”, de acuerdo con un comunicado de la compañía.

Cabe señalar, que hasta el año pasado la empresa contaba con alrededor de 800 autobuses, con unidades de alta tecnología que cuentan con pantallas individuales, conexiones eléctricas, wifi, audio individual, lunch al abordar, así como baños separados para hombres y mujeres.