El nacimiento del “Hoy No Circula”

micro y combi

Era el año de 1989 cuando la Ciudad de México estaba gobernada por Manuel Camacho Solís, a quien le tocó la tarea de implementar en ese mismo periodo el entonces polémico “Hoy no Circula”, una medida temporal para reducir los niveles de contaminación atmosférica; fue hacia 1990 cuando el entonces Departamento del Distrito Federal a cargo de su titular, anunció el establecimiento del programa el cual sería permanente.

El Hoy no Circula inicialmente conocido como “Un día sin Auto”, permitió que los vehículos modelo 1993 en adelante estuvieran exentos de la medida; sin embargo, para la mayoría de la población y grupos políticos opositores, la disposición seguía resultando molesta ya que no sólo eran los automóviles quienes aportaban a la contaminación, sino también las industrias, motivo por el cual a través de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología, se anunció un programa que consistía en dejar fuera de circulación a las “carcachas” y sacar del valle de México las plantas industriales más contaminantes.

Porfirio Muñoz Ledo, en su carácter de Senador de la República, expresó en la sesión pública ordinaria realizada en 19 de diciembre de 1991:

Sucede que ahora, después de amenazarnos con que nos vamos a quedar sin coche dos días y luego tres. Quiere decir que él es el responsable, es un señor que no ha tenido dinero ni posibilidad de crédito para comprar un coche en los últimos 10 años, es el responsable. Esto parece una caricatura de Naranjo, la estoy viendo. Es el pobre el que está ahí, él es el culpable de la contaminación”.

Esta y otras voces se dejaron escuchar como parte de las protestas a la medida aplicada, no obstante, a pesar de ser considerada antipopular, fue tomando aceptación al paso del tiempo debido a los altos índices contaminantes que desde varios  años atrás se venían registrando.

Justo en la década de los 90, se vivía el auge del microbús, las combis y los taxis “vochos” en color verde que se encontraban quizá en su mejor aceptación.

A tan sólo dos años de haber entrado en funcionamiento el “Hoy no Circula” en la Zona Metropolitana del Valle de México tras los altos índices contaminantes, fue decretada la primera Contingencia Ambiental, el 16 de marzo de 1992.

Ese lunes “negro” de marzo, los niveles de ozono alcanzaron 398 puntos IMECA, cuando el límite era de 250 puntos, por lo que la Comisión Metropolitana para la Prevención y Control de la Contaminación decretó un doble “Hoy no Circula”, un acto sin precedentes para la Ciudad de México.

Tras 25 años de funcionamiento y debido a la contingencia ambiental ocurrida el 14 de marzo de 2016, los estados que integran la Comisión Ambiental de la Megalópolis: Puebla, Hidalgo, Morelos, Estado México, Tlaxcala, y la CDMX decidieron coordinarse para homologar los criterios de verificación en las entidades que la integran.

Se dice que el 2016 será recordado en la Ciudad de México como el tiempo de las contingencias, pues en un solo año se registraron varios días con altos índices contaminantes como el registrado del 14 de marzo con 203 puntos IMECAS y el de agosto con 158, que derivó en el endurecimiento del “Hoy no Circula”, el cual estableció para los vehículos con antigüedad de 9 a 15 años dos sábados de descanso al mes, además del día de la semana que no les tocaba circular.

No todos los estados del país se han sumado a la iniciativa de Camacho Solís; después de hacer un balance desde su creación, el programa ha sido funcional más no suficiente en las entidades en el  que ha sido aplicado.