Moverse con tarjeta - Pasajero7

Moverse con tarjeta

moversecon_tarjetaLos sistemas de prepago para el transporte público fueron diseñados para agilizar el cobro del pasaje y minimizar el manejo de efectivo en unidades del transporte urbano y suburbano, utilizando, entre otras modalidades, las tarjetas de prepago.

Dichas tarjetas,  guardan la información básica del usuario, como es el saldo, tipo de tarifa aplicada al usuario (normal o preferencial) así como la vigencia en el caso de estudiantes, jubilados y personas con capacidades diferentes.

Existen diferentes tipos de tarjeta diseñados para la gestión del prepago. De acuerdo a sus características, estas son las más comunes:

Tarjeta con banda magnética

Se considera un sistema de prepago de 1ra Generación. Este dispositivo guarda la información en un cinta magnética, sin embargo, su capacidad de almacenamiento es extremadamente reducida, tiene durabilidad y permite personalizar algunos datos que almacena. No obstante, esta capacidad de almacenamiento es aún insuficiente para implementar medidas robustas de seguridad. Su principal ventaja es el bajo costo de fabricación, por ser un dispositivo de contacto.

SMARTCARDS: Se clasifican entre los sistemas de prepago de 2da Generación y son de dos tipos:

Tarjetas de contacto

Utilizan microchip para almacenar la información, permitiendo tanto la lectura, grabado y regrabado de información en ellas; es una forma rápida y relativamente simple, tal como ocurre con las tarjetas de prepago telefónicas.

Su principal ventaja radica en la versatilidad que ofrece a un costo accesible. Usualmente el valor almacenado en la tarjeta suele estar predeterminado de fábrica, de forma tal que cubra el costo de fabricación, con lo cual no es necesario recuperar las tarjetas sin carga, facilitando el proceso de venta y de canje de fondos.

Tarjetas de aproximación o contactless (sin contacto)

También poseen microchip integrado capaz de almacenar datos o programas. La ventaja es que no necesitan contacto con un cabezal magnético o con conectores físicos, por lo tanto, permite mayor rapidez en la transacción al no requerir su inserción o desplazamiento a través de ranuras y un mayor grado de seguridad ante fraudes. La tarjeta sin contacto, permite que los equipos no requieran aberturas o mecanismos de lectura con roce o contacto, disminuyendo el mantenimiento de los equipos validadores y prolongando la vida útil de las tarjetas, a la vez que dificulta el uso de circuitos o dispositivos fraudulentos.

Botón o cospel electrónico

Entra en la 3ra Generación de los sistemas de prepago. Este es un dispositivo de contacto, pero que solo almacena en él un código de identificación único por usuario el cual utiliza para hacer el débito con una máquina remota; es decir, no almacena dinero, solo un código, lo cual es extremadamente útil ante pérdidas, ya que puede bloquearse el dispositivo y recuperar el saldo que se poseía previamente.

El FUTURO: m-commerce o comercio móvil

Esta modalidad se considera en la 4ta Generación de este tipo de sistemas; supone el futuro del prepago del transporte y complementaría al prepago por tarjeta. Aunque aún no se utiliza en ninguna ciudad mexicana, es muy popular en varias ciudades del mundo y permite realizar transacciones comerciales de bajo monto, mediante dispositivos móviles, como celulares, tabletas y PDA (Personal Digital Assistant). El móvil se utiliza como elemento identificador de cada usuario. El sistema maneja las compras tal como si hiciera una llamada por el monto exacto del pasaje.

(FUENTE: Serie Recursos Naturales e Infraestructura, Sistemas de Cobro Electrónico de Pasajes en el Transporte Público,  de la CEPAL).