México da pasos rumbo a la electromovilidad - Pasajero7

México da pasos rumbo a la electromovilidad

ENTREVISTASi bien podría parecer que México va lento rumbo a la electromovilidad, a decir de Jorge Suárez, Desarrollador Senior en Electromovilidad en Engie, para el país la transición es un poco más compleja por su tamaño y la cantidad de ciudades; sin embargo poco a poco, por el trabajo de organizaciones que han generado conciencia en torno al tema, y la voluntad de gobiernos y empresarios, se ha ido encontrando el camino y el modelo de negocio ideal, aunque aún está pendiente el gran reto de generar la normativa.

“La verdad que México es un mercado muy interesante, tiene 90 ciudades medias y tiene la ciudad más habitada de América Latina, obviamente es un mercado muy grande, quizás un poco más compleja; no obstante, en este año estamos dando pasos agigantados donde hemos visto la madurez de la tecnología de la mano de la voluntad de varios gobiernos. Si, solo hablamos de transporte público, pero también de empresas, donde ya se han dado cuenta que esto ya no es solamente una razón ecológica sino una razón de negocio, que cuando se cumplen ciertas variables operacionales es más rentable para la compañía, entonces, vamos a buen ritmo.

“Creo que a pesar de la pandemia este año vamos a un ritmo acelerado, como que ya agarró vuelo y ya podemos ver que hay varias ciudades donde el tema ya está activado; esto también tiene que ver con el trabajo de organizaciones que han sensibilizado a los gobiernos, así como asesorías de organizaciones a nivel internacional como C40 que han aterrizado el tema para que los gobiernos entiendan los beneficios, pero ya no es un tema de promoción ni de medio ambiente, es un tema factibilidad comercial”, explicó.

PROYECTOS EN RUTA

Generar un cambio de cultura en el modelo de administración del negocio de transporte ha sido un reto, igual que el generar conciencia entre la clase política y tomadores de decisiones sobre el impacto de la movilidad en las oportunidades, economía, desarrollo de las ciudades y la calidad de vida de quienes las habitan, pese a esto hay proyectos de electromovilidad aislados que comienzan a gestarse en diferentes puntos del país, muchos de estos impulsados por Engi.

“En Engie desde hace dos años empezamos a desarrollar el área en México, entonces los pininos que hicimos fueron desde hace ya un año, cuando  inauguramos el primer centro de recarga para una flota comercial de una empresa que hace paquetería; luego estuvimos trabajando en el tema de transporte público, hicimos un convenio con la UNAM, con el Instituto de Ingeniería para realizar la prueba de minibús eléctrico. Próximamente estaremos probando otro en la Universidad de Puebla, un vehículo con un nuevo diseño, un minibus eléctrico de 6 metros, con capacidad de 22 pasajeros, pero que a la vez es muy espacioso porque los vehículos eléctricos permiten diseños más compactos, ya que  los componentes ocupan menos espacio. Con este proyecto también apostaremos a ciudades compactas e históricas, porque no todas las ciudades necesitan un Metrobús.

“Además desarrollamos una solución de recarga pública, estamos empezando a ser una red de recarga de Engie donde a través de una App se pueda acceder a cargadores de uso público mediante el pago de una cuota. Asimismo, damos servicio a una plataforma de transporte que hace poco puso 150 vehículos eléctricos en operación y desarrollamos la solución para ellos también. De igual forma, estamos incursionando con unidades eléctricas en el Metrobús en la Ciudad de México, por lo tanto, estamos tocando diferentes aristas de negocio”.

El Desarrollador Senior en Electromovilidad en Engie, agregó que se están estudiando un par de rutas eléctricas para el Macro Periférico en la zona metropolitana de Guadalajara y también en Monterrey.

UN NUEVO MODELO DE NEGOCIO

Con la entrada en operación del primer autobús eléctrico en la Ciudad de México que circula en la Línea 3 de Metrobús, también comenzó a aplicarse un nuevo modelo de negocios, muy similar a los que se aplican en Chile, Colombia u otros países donde la electromovilidad va ganando terreno, un modelo donde el operador ya no es el dueño de las unidades y hay más actores en juego.

“Estamos aplicando un modelo donde invertimos nosotros en la flota y en las estaciones de recarga. En este sistema Metrobús, nosotros 

invertimos en la flota y en paralelo el operador entra a operar esas unidades. Lo que está cambiando es que el operador no está comprando de su balance los buses, sino que hay un inversionista que tienen los recursos, en este caso Engie para invertir en la flota y por otra parte está la empresa transportista cuya  especialidad precisamente es la operación”, explicó.

Este modelo de negocios, donde la inversión, el mantenimiento y la operación no dependen de la misma empresa, bajo un buen esquema normativo y aprovechando las nuevas tecnología, resulta en una economía favorable y un mejor servicio de transporte. 

“Pero en realidad esto se va a volver una nueva normalidad poco a poco, porque conviene a nivel ambiental, a nivel de salud, por confort, por los costos operacionales, por la calidad del servicio”.

REGULACIÓN E INFRAESTRUCTURA

Migrar al modelo de la movilidad eléctrica no será rápido, ni fácil, pues aunque ya se ha generado la cultura todavía están como grandes pendientes la infraestructura y la regulación del modelo.

“No es así como tan fácil de hágase la luz y te reemplazó de un día para otro todo el modelo, hay un tema de inversión en infraestructura, regulación, hay un tema de certidumbre en las inversiones que se está trabajando en el marco regulatorio… Se está sofisticando hacia garantizar fuentes de pago para las inversiones y para los costos operacionales; en muchos casos siempre ha sido la tarifa, pero este modelo ya  no satisface las necesidades de la movilidad, es tarifa pero también son aportes presupuestales; digamos que lo que están haciendo los sistemas de transporte en el mundo es diversificar sus fuentes para tener más recursos”, agregó Jorge Suárez.

“El gran reto es el marco regulatorio para que se pueda generar certidumbre que atraiga las inversiones; hay que tener mejores marcos regulatorios para hacer posible las inversiones. El tema de infraestructura significa, obviamente, que cuando tu empiezas a tener buses eléctricos  debes tener los espacios para recargarlos”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *