Mario Silva, Miembro del Colectivo Ecologista de Jalisco y Secretario Técnico del recientemente creado Observatorio Ciudadano de Transporte

banners sup copiaMario Silva, Miembro del Colectivo Ecologista de Jalisco y Secretario Técnico del recientemente creado Observatorio Ciudadano de Transporte, nos platica sobre las funciones que tendrá este nuevo  organismo que tiene como objetivo mejorar el transporte público en el Estado.

¿Cual es el objetivo del Colectivo Ecologista de Jalisco?

Un objetivo claro del colectivo es incidir en las políticas públicas, en la legislación y en las decisiones que afectan lo público en materia ambiental y social; en este sentido, hemos privilegiado la investigación, análisis y diagnóstico de los problemas, así como la gestión de apoyos externos tanto locales como internacionales de expertos que pudieran respaldar las políticas que estamos planteando.

Estas situaciones se combinan con el hecho de que a nivel internacional la sustentabilidad de las ciudades se ha vuelto un tema muy  importante.

El colectivo ha participado en muchas de las decisiones importantes de los últimos diez años  en materia de movilidad, planteando opciones, datos, trayendo expertos, abriendo debates a la ciudadanía, apoyando a otras organizaciones, ésto nos ha ayudado a construir un prestigio en los medios de comunicación.

¿Cuál es el origen del Observatorio Ciudadano de Transporte?

Desde que se discutió la Ley de Movilidad, no estaba incorporado el usuario. Pedíamos una comisión evaluadora y la creación de organismos de usuarios, que existiera una figura por ruta para que se pudiera organizar y que el gobierno les diera un reconocimiento para que pudieran participar en los temas de discusión  sobre el transporte.

El debate es tener un servicio que funcione a los usuarios, genere  beneficios para los choferes y para todos los involucrados en el transporte.

Con esta nueva administración se dio una coyuntura de incremento a la tarifa;  ahí construimos una alianza con la Federación de Estudiantes Universitarios, porque la lucha de ellos se empata con la de nosotros, en términos de mejorar el servicio y se ejerció una presión que coincidió desafortunadamente con las muertes de inicios del 2014. Esta coyuntura, el apoyo   la U de G  y  de la FEU terminaron  de amalgamar esta idea y se creó el observatorio, donde  la autoridad reconoce implícitamente que no tiene la capacidad exclusiva de mejorar el transporte y  que es necesaria la participación social.

Una de las características de este observatorio es que las decisiones y recomendaciones que emita tienen un carácter vinculante y obligatorio para la autoridad.

La autoridad se podría negar pero debe ser una negativa fundamentada y validada. La crisis hizo reaccionar a las autoridades y el haberle dado el carácter vinculante responde a eso.

¿Cómo está conformado el Observatorio Ciudadano de Transporte?

El observatorio está conformado por 15 asientos, 6 de ellos corresponde a las universidades: U de G, ITESO, TEC de Monterrey, Universidad del Valle de Atemajac, Colegio de Jalisco y un representante de los Institutos Tecnológicos del estado de Jalisco.

Las segunda fuerza somos las organizaciones civiles:

  1. Red Ciudadana donde trabaja Pepe Gutiérrez, psicólogo que ha hecho un trabajo de acompañamiento a los choferes sobre sus condiciones psicosociales y laborales.
  2. Alma Chávez, de Víctimas de la Violencia Vial.
  3. Jesús Carlos Soto, de Ciudad para Todos y de Plataforma Metropolitana para la Sustentabilidad.
  4. Nosotros como Colectivo Ecologista Jalisco.
  5. Forman parte también la FEU y el Consejo
  6. Económico Social del estado de Jalisco (CESJAL)

Los empresarios tienen 2 sillas a través de COPARMEX, el Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco y un representante de la Organización Panamericana de la Salud.

Éstos 15 integrantes tenemos voz y voto, y hay 6 invitados a la mesa,  que son representantes de secretarías de gobierno, que sólo tienen voz.

 El observatorio se creó el 8 de abril y tuvo su primera sesión el 11 de abril en donde se eligió  como  Coordinador a José Alberto Galarce Villaseñor, Presidente de la FEU, y como secretario técnico a su  servidor.

¿Cómo percibe el ánimo de los integrantes de este organismo ciudadano?

Percibo de mis compañeros una preocupación real de dar resultados y no confundir a los ciudadanos; el observatorio tiene un rol donde cada uno debemos hacer nuestra parte,en general hay un consenso en acelerar las cosas.

Creemos que los manejos políticos que se le han dado al transporte están generando dudas en la población. Debemos dignificar esta profesión, hacerla una profesión técnica donde tengan herramientas para enfrentar la parte humana de su trabajo.

La crisis ha generado pronunciamientos involuntarios, pero debemos vigilar que externemos cosas que estén fundamentadas técnicamente y que además sean sustentables en el corto, mediano y largo plazo.

¿En cuánto tiempo empezaremos a ver las mejoras propuestas por el Observatorio?

El año 2014 es el parámetro; nosotros tenemos que ver el cambio como sociedad antes de que concluya el presente año.

Tendremos que empezar a ver la fusión de rutas empresa, la totalidad de los choferes certificados y capacitados, con otras condiciones laborales. La totalidad de las unidades con GPS para monitorear las unidades y la implementación del sistema de prepago en una primera fase. Pretendemos, además, una reducción drástica en muertes y accidentes relacionados con  el transporte público.

¿Cual es su postura sobre el incremento de  la tarifa?

Tenemos que establecer un plazo con los indicadores sobre la tarifa. Esperamos para noviembre tener una metodología clara para la evaluación de la calidad que derive en la revisión de los incrementos tarifarios y  escalonados. Con el prepago se puede hacer, cuyo objetivo sea que pague menos quien lo use más.

El MENSAJE:

Para los usuarios:

Este es un mecanismo pensado en defender los intereses de quienes usamos el camión todos los días y  garantizar que nuestra aspiración de tener un transporte seguro, eficiente, rápido y ecológico se materialice. Los invitaría a seguir usando el transporte público y a reportar las irregularidades. A poner en práctica la cultura vial.

Para los  transportistas:

Que tengamos paciencia y que intentemos cambiar el chip a un sistema empresarial: es compatible el servicio público con tener un negocio rentable. Les pediría su solidaridad y que también denuncien si desde el lado de la autoridad están siendo extorsionados o presionados; que vean en el observatorio un mecanismo de defensa para ellos.