Maite Ramos, Presidenta de la Comisión de Movilidad de la COPARMEX DF

Maite Ramos

Explica la importancia de cristalizar los proyectos de movilidad en políticas públicas que beneficien a los ciudadanos, así como los trabajos y proyectos que realiza el órgano que preside.

QUE LOS TEMAS NO QUEDEN EN CONCLUSIONES

Movilidad y sustentabilidad deben materializarse en las ciudades

URGE DAR LA VUELTA A LA INVERSIÓN

“Si vamos a hablar de construir ciudades que sean humanas, que tengan en el centro a la persona; hay necesidad de darle la vuelta al tema de la inversión, este 80-20 famoso que es absurdo. El 80% de las personas se mueve en transporte público, mientras el 80% de los recursos públicos se va a inversión en infraestructura para el automóvil. Necesitamos el compromiso de las autoridades para hacerlo al revés. Yo sé que no lo van a hacer de un día para otro, pero si se revisan los números que se pasaron en el proyecto de egresos al Congreso de la Unión, estamos hablando de que otra vez el 80% de los recursos se va a infraestructura para el automóvil y solamente el 2% en inversión para transporte público y creo que son 200 millones de pesos lo que se asigna a movilidad peatonal y no motorizada.

“Y tenemos otro problema; este asunto del presupuesto base cero tampoco nos ayuda mucho, porque nunca ha habido recursos. Sí, parte de cero, pero no hay ni siquiera el referente de para dónde se va a invertir. Creo que tiene que haber un compromiso; que para los gobernantes no sea una moda la movilidad, la sustentabilidad y las ciudades para las personas, porque en el discurso se oye muy bonito; y los escuchamos hablar de Visión Cero y firman el Yo Me Muevo, pero después los escuchas dar declaraciones contradictorias. Yo digo: ‘Obras son amores, no buenas razones’ y aquí tenemos que pasar del dicho al hecho.

“Si de verdad estamos comprometidos con la movilidad y las ciudades, tenemos que dar ese paso y realmente decirlo con obras, ¿Cómo? Con presupuesto, privilegiando la participación de la ciudadanía. No quiere decir que se vaya a someter a referéndum todo, porque un tema de política pública que beneficia a la gran mayoría, no se puede poner a cuestionarse por una minoría, pero creo que si hoy está participando la ciudadanía, ahora el reto es el compromiso de que participe el gobierno, que asuma los acuerdos a los que se está llegando, que lo que dicen en eventos como los congresos, no sean solo palabras y que pasemos del dicho al hecho”.

LA AGENDA DE LA COMISIÓN DE MOVILIDAD DE COPARMEX DF

“Nosotros tenemos muy claro nuestro objetivo general: Promover proyectos de movilidad urbana para el desarrollo de las ciudades y para la mejora de la calidad de vida de las personas. Tenemos además, cuatro o cinco objetivos estratégicos y uno de ellos es influir en políticas públicas, con el cual nos interesa que los temas se lleven a ese nivel, porque si no lo aterrizamos así, no va a haber dinero, no va a haber inversión, no va a haber infraestructura.

“Algo que es importante, es que no satanicemos la participación de la inversión privada, porque muchas veces nos da miedo; pero de nuestro lado, tenemos que buscar empresas socialmente responsables, que estén comprometidas, que no busquen nada más hacer un negocio. Revisemos, por ejemplo, el caso de Metrobús. El gobierno no podría pagar de contado los autobuses, o él ser el dueño. La inversión de la iniciativa privada ha comprobado que con cierta regulación y reglamentación, funciona bien. No si lo hacemos como en el Estado de México, donde lo dejan abierto a que dentro del título de concesión, te dan la regulación y entonces tú te autorregulas; así tienes una competencia desleal, que hace que muchos sistemas de transporte, entre ellos el suburbano o el mismo Mexibús, tengan complicaciones en la operación.

“Esto es lo que tenemos que llevar a otras ciudades. Si ya hemos visto qué funciona y qué no, pues hay que compartir las buenas prácticas, para generar incentivos y haya más iniciativa privada, obviamente regulada y con ciertas condiciones, que propicie el crecimiento de estos sistemas de una forma más rápida”.

EL TRABAJO DE LA COPARMEX HACIA NUEVAS FORMAS DE MOVILIDAD

“Nosotros decimos que la movilidad urbana es un objetivo estratégico para los gobiernos y para las personas; no es nada más un tema que suene bonito, sino que afecta en la calidad de vida y por ende a las empresas en productividad. ¿Cómo puede llegar alguien de buenas al trabajo, después de que tardó tres horas y media en trasladarse? Esto nos lleva también a las regiones y a las ciudades; si tienes empresas poco productivas, seguramente la competitividad de la región también se va a ver afectada.

“El empresariado tiene que asumir su papel y entrarle; generar mejores condiciones para sus colaboradores, pero si hay incentivos, es mucho más fácil que las empresas se puedan subir. Por ejemplo: En 2014, en el Distrito Federal, subieron el impuesto sobre nóminas .5%. ¿Qué pasaría si ese impuesto se etiqueta para mejoras de movilidad? Si la empresa establece programas en donde dé privilegios de contratación a la gente que viva a ciertos kilómetros; si promueve el uso de la bicicleta o el auto compartido, en lugar del auto particular y se deja de usar el cajón de estacionamiento; tal vez se pueda acreditar ese porcentaje del impuesto sobre nóminas.

“Cuando las empresas vean un beneficio económico, luego de que, por supuesto, varias se vieron afectadas de forma severa, le van a entrar mucho más fácilmente. Es un tema cultural, de incentivos; se hace en otros países, pero nos está costando hacer eco con los empresarios -y nuestra comisión fiscal está apoyándonos en todo-  en el sentido de que hay unas políticas que son, como en este ejemplo, locales, pero también se pueden hacer algunas estrategias a nivel federal; por ejemplo, si hoy se compran bicicletas, tal vez se tengan que amortizar en cierto número de años, porque son un activo fijo, pero ¿qué pasaría si se pudieran hacer deducibles en este mismo año?; podría ser mucho más interesante para varias empresas, porque lo están gastando en este año.

“Otro tema al que nos estamos enfrentando, es la Reforma Urbana. Los que estamos en esto lo escuchamos y sabemos de qué se trata, pero no ha llegado más allá. Son dos o tres senadores, algunos diputados, los que conocen el tema, pero no nos han ayudado a permearlo todavía más. Hay que llevarlo al resto de la gente y para eso necesitamos nuevamente el compromiso de todos los actores, de ustedes, los medios, que nos ayudan a difundir; no es un tema que esté abierto en todos los espacios”.

MAYOR COORDINACIÓN

Estamos empezando a trabajar con otros centros empresariales, el coordinarnos en forma metropolitana, porque siempre hemos dicho que la movilidad -en este caso en la ZMVM- no es de la ciudad nada más. Necesitamos subir al resto de los COPARMEX para poder trabajar en forma más coordinada, empezar a llevarlo a otros lugares. En el caso de Guadalajara, por ejemplo, estuvimos trabajando muy de cerca para el tema de UBER y Cabify, de las empresas de redes de transporte.

“Creo que el reto es empezar a llevar nuestra estrategia y lo que estamos trabajando al resto del país, poco a poco. Somos una comisión bastante nueva. Creo que se han dado pasos; ahí vamos, pero nos falta consolidar y estamos en ese proceso”.