La seguridad de los pasajeros es responsabilidad de todos

en-el-camino

La seguridad de los pasajeros que viajan a bordo de unidades que brindan el servicio de traslado de pasaje foráneo, debe ser una prioridad para las líneas de autobuses y para las autoridades correspondientes.

Cifras de la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT), indican que en nuestro país el sector de transporte foráneo moviliza a aproximadamente 3 mil 500 millones de usuarios al año quienes se desplazan hacia distintos puntos de la República Mexicana.

Por su parte, datos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes  señalan que todos los días circulan por las distintas carreteras del país más de 56 mil autobuses de pasajeros, de una flota total de 78 mil 500 unidades.

A nivel nacional, el tema de la seguridad se ha convertido en una prioridad para la población; en este contexto, el ramo de transporte no se queda atrás, pues muchas carreteras del país se han convertido en zonas inseguras, principalmente en estados del norte de país y focos rojos en muchas otras ciudades.

Revisiones físicas a las personas que abordan un autobús en centrales camioneras, así como en equipaje, verificación de número de pasajeros a bordo de las unidades en puntos estratégicos en carreteras y retenes en el camino, son algunas de las medidas que han impulsado las líneas que brindan este servicio. 

Si bien algunas de las medidas son adecuadas no son suficientes, por ello, en días recientes, Renato Sales Heredia, Comisionado Nacional de Seguridad, se reunió con Jaime Delgado, presidente de la CANAPAT, con la finalidad de plantear acciones coordinadas a fin de evitar la incidencia delictiva en contra de este gremio en tramos carreteros del país.

En la reunión, el Comisionado Nacional, Renato Sales, ofreció mantener un contacto directo e intercambio de información con el gremio con quien se convino difundir medidas de prevención entre los usuarios, como el poder denunciar con agilidad ante la autoridad en caso de ser víctima de un delito, por esto, se propuso reforzar la vigilancia con el objetivo de prevenir el robo de autobuses, asaltos, daños y privación ilegal de la libertad de conductores por parte de la delincuencia organizada o grupo radicales.

A través de su representante, Jaime Delgado, la CANAPAT señaló que muchos de los delitos se cometen en el transporte de pasaje informal, que además de no cumplir con los registros e inspecciones legales, muchas veces es utilizado para el traslado de droga, armas o indocumentados, infringiendo la ley.

numeralia-en-el-caminoMuchos han sido los casos recientes en los que pasajeros se han visto afectados al ser asaltados en carreteras de nuestro país, aún viajando en autobuses de terminal a terminal. Un caso reciente se presentó el pasado mes de junio cuando ocurrió un asalto a bordo de una unidad que viajaba sobre la autopista México-Querétaro, donde es conocido que los asaltos ocurren de manera frecuente y bajo el mismo modus operandi.

En este sentido y para minimizar las incidencias, la Policía Federal en coordinación con autoridades del Estado de México, implementaron un operativo nocturno en tramos considerados de alto riesgo en la autopista México-Querétaro, particularmente en aquellos trayectos reportados como puntos inseguros. Los trabajos de seguridad arrancaron en la caseta de peaje de Tepotzotlán y el municipio de Coyotepec donde agentes implementaron recorridos de vigilancia.