Jesús Arreola Ponce, nuevo Presidente del FUSCEJ

banners sup copiaCon 26 años como transportista y Delegado de la ruta 622, a partir de noviembre es el nuevo Presidente del Frente Unido de Subrogatarios y Concesionarios de Jalisco (FUSCEJ).

Incursión al transporte

J.A.  Yo inicié aquí en el ramo del transporte hace 26 años, tengo 26 años como transportista, de hecho, antes de estar aquí en el transporte, terminé la carrera de Ingeniería Industrial en la Universidad de Guadalajara y estuve trabajando un tiempo en la industria. Después, con algún dinero que tenía ahorrado, junto con un amigo decidimos aventurarnos en el transporte, cuando aún se utilizaban las combis. Obviamente yo seguí trabajando en la industria y tenía choferes que atendían la combi.

Posteriormente, empecé a manejar los fines de semana porque me llamaba la atención, me empezó a gustar el trabajo por la relación con la gente; porque antes era diferente de ahorita; había una relación más afectiva, ahora se ha distanciado.

Años después, entre el año 90 o 91, se da el cambio a los microbuses, lo cual representaba un gran paso por la deuda que representaba ese cambio de unidad. En el año 96, 97, empieza el cambio de microbuses a midibuses, que es lo que conocemos hoy.

La ruta 622, mi casa

La 622 es mi ruta. Después de varios años de pertenecer a esta ruta, empecé a trabajar en temas administrativos; primero como subdelegado y después como delegado, cargo que he ejercido por varios periodos, siendo el último el más largo de todos, en el cual ya llevo más de 10 años. Cada año debe haber elecciones, es una de las reglas que hay. Se puede postular el mismo delegado y se hacen elecciones. Son elecciones muy formales: se hace un padrón de asistencia y a cada quién se le va entregando su boleta para que vote por la planilla de su preferencia; se tienen escrutadores, se hace una decisión formal.

Miembro fundador del FUSCEJ

Soy de los iniciadores del FUSCEJ, junto con Juan Carlos Villarreal y otros compañeros. Son casi seis años de que empezamos, cuando vimos la necesidad de organizarnos en las rutas para caminar con un rumbo,  una meta de ir siendo mejores. A mí ya me quedaba claro que el camino era eso, organizar, hacer trabajo de grupo, que hubiera reglas y que se fueran cumpliendo. Eso fue lo que le dió la pauta al frente. Con el FUSCEJ, de un modo o de otro, tienes una representación ante la autoridad para presentar proyectos de trabajo, de mejoras, incluso empiezas a trabajar coordinadamente con  ellos.

El tamaño del FUSCEJ

Tenemos enlistados en el FUSCEJ a aproximadamente mil 500 transportistas. De inicio eran menos, pero poco a poco se fue incrementando el número de integrantes.

Últimamente nos ha pegado lo de la suspensión de la tarifa, o sea, la tarifa hace que la gente se desespere, que pierda confianza, credibilidad en las agrupaciones y en los representantes. En el caso del FUSCEJ, se empezaron a retirar. En las últimas fechas la gente ha estado inquieta, hasta cierto punto inconforme. Por esa razón estamos trabajando directamente con los compañeros, para conocer sus inquietudes y de lo que se quiere que se trabaje en el frente.

El funcionamiento del FUSCEJ

Somos 13 consejeros, todos son delegados de ruta. Las asambleas se llevan a cabo con los representantes de ruta, el delegado y el subdelegado, los cuales  son los encargados de comunicar la información a sus rutas, de lo que se está trabajando en el frente y a la vez, retroalimentar. También algunas ocasiones hacemos visitas a las sedes de rutas para presentarnos y platicar directamente con sus integrantes.

El nombramiento

Se tomó la decisión de actualizar el consejo, porque algunos de sus miembros ya se habían retirado. Había necesidad de suplirlos, de hacer la sustitución y darle formalidad. En el caso de Juan Carlos Villarreal, él ya tiene otros proyectos y otras metas por las que decidió dejar el cargo.

En el organigrama hay un Vicepresidente General y es la primera opción en caso de que falte el presidente. Yo ocupaba ese puesto y los compañeros estuvieron de acuerdo, se da formalidad y por ello ahora soy el presidente.

Los objetivos

Lo primordial es que el transporte que atiende a la zona metropolitana se vea mejor, que tenga mejoras en calidad, que el usuario note que sí se está trabajando.  La seguridad es algo que también traemos en la agenda. Buscaremos la rentabilidad del servicio. No vamos a decir que lo vemos como un negocio, es un servicio que tenemos que mejorarlo, pero creemos que es justo que tenga una rentabilidad.

El mensaje

El punto medular es la unión que tengamos, porque divididos vamos a seguir igual. Debemos estar juntos para todo, no solamente para pedir algo, sino para cambiar la imagen que se nos ha quedado.