Javier Contreras Gutiérrez, Director General del SISTECOZOME

sistecozome

Avanzando con pasos más firmes

SISTECOZOME HOY

“Hace casi tres años, recibimos la administración del Sistema de Transporte Colectivo  de la Zona Metropolitana (SISTECOZOME)  un Organismo Público Descentralizado que prácticamente estaba quebrado, porque iba transitando en números rojos; tenía un déficit aproximado de 3 millones 800 mil pesos mensuales en operación; un exceso de servidores públicos trabajando, aproximadamente 850; en muy malas condiciones, en muchas áreas se detectaban casos de corrupción y manejos indebidos de los recursos materiales, financieros y humanos.

“El principal reto que tuvimos fue poner orden, estabilizar el organismo. Fue la primera instrucción tajante que nos dio el gobernador, sobre todo que hiciéramos una profunda reingeniería financiera y administrativa que nos permitiera agotar los procedimientos que se desarrollan en SISTECOZOME, con el menor personal posible, con el mayor profesionalismo, eficiencia y eficacia que demanda la administración pública. Por  ello hicimos una reducción muy importante de la nómina, de 850 a 500 servidores públicos; después la tuvimos que incrementar en choferes, por las unidades nuevas que adquirimos, pero hemos hecho una reingeniería muy importante de procedimientos que nos permite entrar en el marco de la austeridad y tener ahorros importantes.

“Hoy ya estabilizamos financieramente el SISTECOZOME, hecho que es muy importante para que siga caminando la institución; inclusive tenemos un superávit que fluctúa entre los 300 y 500 mil pesos mensuales. Ya capacitamos y están certificados alrededor de 420 operadores del transporte público; vamos por la octava generación y eso es muy importante para la institución, porque le da mayor prestigio, un mejor servicio a la comunidad y en las unidades de operación directa que tiene el sistema, no hay ningún accidente mortal”.

LA INFRAESTRUCTURA DEL SISTECOZOME

“La plantilla actual es de aproximadamente 570 trabajadores. Tenemos cinco rutas de operación directa: La 51, la 19 y la 300, que se atienden con camiones diésel, y la 400 y la 500, que se cubren a través de trolebuses, en las cuales actualmente, mediante un comodato, tenemos unidades diésel, pero estamos en espera de tener 25 nuevas que serán las más modernas de América Latina.

“Las nuevas unidades tendrán tecnología de punta; fabricadas por DINA y con procesos muy avanzados  de la empresa Skoda, que está en Praga, República Checa. Sus técnicos, los de DINA y los del SISTECOZOME, han estado trabajando en el modelo del trolebús, para que sea muy moderno y tenga todas las características mencionadas. Con ello, este mes de diciembre ya tenemos completo todo el parque vehicular eléctrico de Guadalajara, con prácticamente cero emisiones tóxicas, moderno y emblemático de la ciudad”.

LA RELACIÓN CON LOS SUBROGADOS

“Definitivamente, en el rubro de subrogados, estamos hablando de empresarios que están muy echados para adelante, que están haciendo un gran esfuerzo para tener unidades nuevas y trabajando de manera muy responsable en la certificación de las rutas para tener sus unidades en óptimo estado y a sus operadores laborando con una jornada de ocho horas, con salario fijo y capacitados.

“En SISTECOZOME administramos y regulamos 52 rutas de subrogados, que brindan un transporte público que responde a las demandas. Hay mucho por trabajar para hacerlo mejor cada día. Contamos con 2 mil 380 subrogatarios en la ZMG, Autlán y Puerto Vallarta, quienes están haciendo un gran esfuerzo por la certificación de sus rutas para tener acceso a una tarifa que les permita cobrar el boleto en 7 pesos.

“Hay subrogados que han retrasado este procedimiento. No en todas las rutas están actuando con la misma dinámica, sin embargo, en la gran mayoría de los casos, hay gente muy responsable que está trabajando para la validación”.

LAS DOLENCIAS DEL TRANSPORTE PÚBLICO

“Actualmente, una de sus necesidades es contar con ingresos para invertir en nuevas unidades. El transporte público se enfrenta a un problema de liquidez, un problema de carácter financiero que no está permitiendo, en la medida que esperamos, que haya inversión en nuevos vehículos; no obstante, ya podemos hablar de que se ha renovado más del 15% del parque vehicular y que todos estamos haciendo un gran esfuerzo por tener un transporte de mayor calidad, que tenga una mejor imagen, pero sobre todo que sea muy seguro.

“En el caso del SISTECOZOME, de las cinco rutas que tenemos, cuatro tienen tarifa de 7 pesos; su parque vehicular es totalmente nuevo. La ruta 200 tiene tarifa de seis pesos, porque en ella todavía traemos unidades de modelo anterior. El año pasado se compraron 80 camiones diésel y 25 trolebuses -eléctricos- a través de un crédito conseguido por medio de instituciones financieras y son los que están en operación directa  en el organismo. 

“Nosotros los estamos pagando, porque como ustedes saben, somos una institución  que no recibe presupuesto gubernamental. Sí recibimos algunos préstamos, que son muy importantes para salir adelante de muchos compromisos, pero fundamentalmente, el ingreso que tenemos es en dos vertientes: Uno por la cuota mensual de administración que pagan los subrogados; el otro por la venta de boletos. Son las dos fuentes de ingreso directas que tenemos para acreditar y asegurar la subsistencia del SISTECOZOME”.

RUTA-EMPRESA, UN MODELO VANGUARDISTA

“El modelo anterior era el de hombre-camión y hoy estamos transitando hacia el modelo de ruta-empresa. En este sentido, los subrogados van bien, alrededor de 60% están consolidados y constituidos jurídicamente en personas morales y ya están esperando que se proceda a la publicación de las convocatorias, recursos, etcétera; no obstante, ya tenemos un tiempo preparándonos, asesorándonos para llegar a este momento de la mejor manera posible.

“Sobre la publicación de las convocatorias, les digo a los subrogatarios que es normal que todos los nuevos modelos provoquen algo de incertidumbre, ya que todavía se está trabajando en ellos, pero se está haciendo de una manera muy profesional, eficiente, con toda la capacidad que tiene la gente, tanto del instituto, como de la secretaría”.

¿A DÓNDE LLEGARÁ EL SISTECOZOME?

“Estamos trabajando fuerte en el prepago, los corredores, las alimentadoras, las ramificaciones y todo lo que se presente para dar un mejor servicio; en un diálogo permanente con los usuarios, siempre abiertos a recibir sus quejas y realizando un ejercicio de planeación importante y además, sobre la marcha, corrigiendo los temas”.