Inseguridad, lastre económico y logístico para transportistas - Pasajero7

Inseguridad, lastre económico y logístico para transportistas

robo transporte

A la par de la crisis sanitaria por el Covid-19, la inseguridad, los asaltos y asesinatos de los usuarios en el transporte público del país han ido en aumento.El temor de los pasajeros de viajar tranquilamente en las principales ciudades y en las más importantes carreteras del país, ha traído consigo graves problemas económicos y de logística a diversas firmas de transporte en varias partes de México, por ello se busca que las autoridades den soluciones inmediatas ante la gravedad de la situación.

Líderes transportistas y autoridades, reconocen la gravedad de la inseguridad en el transporte público y que es necesario atenderse de forma inmediata. Para ello, el gremio está tomando cartas en el asunto de forma peculiar con acciones como: cámaras de video e incluso medidas extremas como aquellas que buscan crear grupos de autodefensa en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM) para resguardar los intereses de usuarios y operadores.

Transportistas agremiados señalan que las pérdidas monetarias se agravan cuando se lleva a cabo el robo total de los vehículos, pues en lo que va del año las pérdidas económicas al sector de pasajeros van en aumento.

Afectaciones a todo el sector 

Para el sector transportes es urgente que los tres órdenes de gobierno, municipal, estatal y federal volteen a verlos. “Los hechos de inseguridad en los que se ve involucrado el transporte público afecta la credibilidad y el servicio en el sector”, admite en entrevista para Pasajero7 Odilón López Nava, delegado de la Cámara Nacional del Autotransporte Pasaje y Turismo (Canapat).

El líder transportista expone que los incidentes de inseguridad no son culpa directa de los operadores, ya que las autoridades tienen responsabilidad al no tener operativos en condiciones óptimas.

Nos lastima que el transporte sea inseguro y que se diga que la culpa es de nosotros. No salimos a dar un mal servicio ni buscamos que se afecten a los usuarios. Incluso, las pérdidas monetarias se agravan cuando se lleva a cabo el robo total de los vehículos, pues tan solo en lo que va del año las pérdidas económicas al sector de pasajeros, aunado junto al de carga, es de 114 mil millones de pesos, equivalente a 0.5% del Producto Interno Bruto (PIB)”, expone López Nava.

Manifiesta que en lo que va del año, el transporte público en el Estado de México, por ejemplo, ha cuantificado 50 muertes por asaltos a bordo de las unidades. “Dicha cifra con todo y confinamiento social, casi empata el número de muertes registradas en 2014, 2015 y 2016, pues mientras esos años promedio reportaron 60 muertes, en el 2019 se supo que casi los supera con 80 decesos”, resalta.

López Nava afirma que en el más reciente encuentro con autoridades de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SSEM), se solicitó mayor apoyo con elementos encubiertos y reforzar los operativos. “En la última reunión pedimos más operativos y que las vialidades sean bien vigiladas. Que al transporte de pasajeros se le dé prioridad”, aclara el líder transportista.

Inseguridad, se concentra en el Valle de México

Esta problemática ya afecta al sector de manera importante, según el reporte dado a conocer por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). “En julio pasado el delito de robo en transporte público colectivo en todo el país fue de 45.1 por ciento: de enero a junio del año pasado hubo el reporte de diez mil 514 delitos, contra cinco mil 768 delitos de enero a junio de 2020 al interior del transporte público”, establece la dependencia federal.

Por si fuera poco, la más reciente Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (Envipe) 2019, revela que se cometieron 9.4 millones de asaltos en la calle o en el transporte público.

Esta cifra representa una tasa de diez mil 775 robos por cada 100 mil habitantes, lo cual es preocupante si se toma en cuenta que el transporte público mueve a 72 de cada cien personas por todo México, según una encuesta del Gabinete de Comunicación Estratégica.

Dos bastiones importantes para el sector de transporte como la CDMX y el Estado de México han sufrido de manera permanente los estragos de los asaltos.

Tan solo en la capital del país, los robos al transporte de pasajeros alcanzaron niveles históricos, aumentando en más de 400 % durante el primer cuatrimestre de 2020 en comparación con el mismo periodo del 2019.

En la urbe, entre enero y agosto del presente año, se han detenido a 419 personas señaladas como presuntos asaltantes de usuarios del transporte público en las 16 alcaldías de la capital, de acuerdo con datos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC).

Al respecto, con el objetivo de inhibir la comisión de delitos a bordo de unidades de transporte público, la SSC puso en marcha el “Operativo Pasajero Seguro”, que inició en las alcaldías Iztapalapa, Iztacalco, y Venustiano Carranza, y posteriormente en el resto de la metrópoli de la capital del país.

Desde el arranque del operativo, a finales de enero y los primeros días de agosto del año en curso, personal de la SSC detuvo en las 16 alcaldías a estas 419 personas, siendo Iztapalapa la demarcación con más capturas con 113, Gustavo A. Madero con 55, Cuauhtémoc con 48,  Venustiano Carranza 43 e Iztacalco 42.

El despliegue de los efectivos de la SSC se amplió a las inmediaciones de los Centros de Transferencia Modal (CETRAM), paraderos y terminales de autobuses de transporte de pasajeros, donde se realizan recorridos, patrullajes preventivos y revisiones aleatorias a los usuarios y conductores.

En este año, el Estado de México registró también diversos percances. Según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad, en el robo a transporte público colectivo se registraron ocho mil 214 casos con violencia y 65 sin violencia en todo el territorio mexiquenses.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *