Con incertidumbre jurídica, se entregan fallos para la primera etapa de Ruta-Empresa del transporte público del AMG

transporte

El pasado 16 diciembre, la Secretaría de Movilidad publicó los resultados de 17 de los 22 concursos que incluyen las rutas complementarias y la primer troncal del Área Metropolitana de Guadalajara.

Cabe recordar que el Sistema Integral de Transporte Público del AMG inició con la publicación de las convocatorias para los diferentes corredores, entre ellos el de López Mateos, Artesanos, 18 de Marzo, Lázaro Cárdenas y Belisario Domínguez, con la finalidad de pasar del modelo hombre-camión a ruta-empresa para brindar un servicio seguro y de calidad.

La primera troncal ganadora, es la denominada Artesanos, que involucra la integración de tres rutas que actualmente prestan el servicio: 80, 80-A y 80-B, y de la cual resultó ganadora la empresa Alianza Camionera Tlaquepaque, S. A. de C.V.

La troncal Artesanos tiene su origen en la Barranca de Huentitán y su destino en la Colonia Las Liebres en Tlaquepaque, y junto con las rutas alimentadoras tendrá alrededor de 22 mil ascensos totales.

Por otro lado, la Comisión de Evaluación solicitó un plazo para continuar  con la valoración y análisis del resto de las troncales, ya que éstas tienen una complejidad técnica mayor.  Las cuatro troncales que siguen en estudio son la 18 de Marzo, Belisario Domínguez, Lázaro Cárdenas y López Mateos.

Transportistas argumentan falta de transparencia

Las controversias y dudas acerca del nuevo modelo de transporte público que se implementará en el Estado de Jalisco, sigue apremiando entre transportistas, concesionarios y subrogatarios del Área Metropolitana de Guadalajara.

A pesar de que la Ley de Movilidad está vigente desde el 2013 -teniendo tan solo unas mínimas modificaciones-, un importante número de  transportistas argumentan  que no se les han resuelto las dudas acerca del nuevo programa general de transporte, del cual ya se lanzó  la licitación de  los primeros cinco corredores y rutas complementarias.

En la Ley de Movilidad publicada en julio de 2013, se especifican varios puntos para lograr el ordenamiento al transporte público de la entidad y que los transportistas tienen que acatar para poder formar parte del Sistema Integrado de Transporte Público.

Entre los puntos que se destacan de esta Ley cabe mencionar: el tema de la tarifa; las modificaciones a las nuevas concesiones para que el transporte público opere en los corredores en las poblaciones con más de 50 mil habitantes, logrando así la llamada ruta-empresa; que las concesiones no deberán tener más de 10 años y el prepago, entre otros.

Desde 2013 se publicó en la Ley de Movilidad que establecía plazos, formas y el porqué de una reestructura necesaria para la ciudadanía. Más allá de los intereses de cualquier persona, el transporte es un servicio público y nuestro principal demandante debe ser el ciudadano; prestando un servicio digno y reestructurando el transporte a través de la ruta-empresa, creemos que es lo mejor, porque nos puede erradicar muchos vicios que hasta el momento se dan y que nos generan accidentes fatales”, explicó Gustavo Flores, Director General de Transporte Público de la SEMOV.

Sin embargo, un sector importante de transportistas muestran su descontento con este nuevo modelo de transporte, ya que consideran que se les dio muy poco tiempo para cumplir con los requisitos que se les exigían y señalan que la ciudad pudiera colapsar con este nuevo sistema que se prevé implementar próximamente.

“No estamos de acuerdo con el nuevo modelo de transporte; ellos quedaron de poner mesas de trabajo, nunca nos han llamado. Ya platicamos con Gustavo Flores, ahí quedamos que íbamos a trabajar, a ver las rutas, troncales, etc. y no nos han recibido”, expuso Fernando Soto, representante de la Mutualidad de Transporte Urbano de Jalisco.

El líder del Sindicato de Avanzada de Trabajadores del Transporte Público, Arnoldo Licea González, recalcó que este modelo de transporte corre con el riesgo de colapsar, como refiere, está sucediendo en Puerto Vallarta.

“Ya están empezando a vender sus autobuses, los permisos, porque hicieron un proyecto que no le daba para lo que el gobierno les dijo, y creo que lo mismo que pasó en Vallarta, va a pasar aquí; lo único que estamos haciendo es colapsar la ciudad, un transporte público ineficiente con un a infraestructura inadecuada”.

Aunque  José Alberto Cortés, asesor jurídico del Sindicato de Trabajadores del Autotransporte de Jalisco PALMAC de la CROC, reconoce que el cambio hombre-camión a ruta-empresa eliminaría los vicios en el gremio, afirma que el proceso de licitación carece de transparencia.

En referencia a la situación que guarda el subrogado ante los cambios presentados, señaló que la SEMOV ha complicado las cosas: “Habría que revisar desde la convocatoria para los propios corredores que están sacando, su viabilidad, porque además están cometiendo graves errores, cuando no hay una transparencia en esta situación”. En caso de no resolverse la situación o llegar a algún tipo de acuerdo entre transportistas y la autoridad, José Alberto Cortés advirtió que se tomarán medidas: “En su momento tomaremos medidas, pero primero trataremos de solucionar las cosas con una plática con el Señor Gobernador, nuestro último recurso sería tomar acciones”.

Amparos y Suspensiones

El pasado 8 de noviembre, se publicaron las convocatorias para licitar cinco de los 18 corredores troncales y sus respectivas rutas complementarias que formarán parte del Sistema Integrado de Transporte Público, lo cual generó que se promoviéran más de 1000 amparos ante el fallo de las licitaciones mencionadas. Los transportistas reclaman que se les está dejando fuera de este nuevo modelo al anunciar de manera “fast track” la publicación de cinco normas de carácter general, el nuevo programa general de transporte, la declaratoria de demanda y la publicación de las licitaciones, dejándolos sin posibilidades reales de participar.

Jorge Partida Morales, representante legal de por lo menos 700 transportistas, señaló que en el caso de los fallos emitidos y las suspensiones vigentes, no se puede entregar ninguna concesión hasta que se resuelvan todos y cada uno de los amparos.  “Está confirmado que no se podrá contratar con nadie ni se podrá comenzar con el sistema de ruta-empresa hasta que no se resuelvan los amparos”.

Refirió que en caso de dar marcha con las adjudicaciones, se considerará como una violación a la suspensión, en caso de que una autoridad no respete una suspensión federal, “inmediatamente se promueve una suspensión y se irá directamente a la Suprema Corte de Justicia de la nación para efecto de que sea separado de su cargo”.

En este aspecto, el representante transportista pronostica que se ganarán todos los amparos emitidos, y en caso de que así sea, se ordenaría reponer el proceso de estas licitaciones.

tabla