Inauguran en la Ciudad de México el desnivel Mixcoac-Insurgentes

foto pagina

Por Ivonne Arriaga

Tras casi dos años de trabajo, esta mañana fue inaugurado sin acto oficial ni presencia del jefe de gobierno Miguel Ángel Mancera, el paso a desnivel Mixcoac-Insurgentes con una inversión de mil 500 millones de pesos. La obra cuya construcción se esperaba concluyera el pasado mes de junio, es un doble túnel de 1.3 kilómetros de longitud que permitirá desahogar la circulación de la zona y reducir tiempos de traslado hacia la avenida Universidad y Calzada de Tlalpan.

Con la nueva obra, se espera reducir en 90% el tiempo de recorrido en la intersección de Churubusco, Insurgentes Sur y el Eje 8 Sur José María Rico (sur de la Ciudad de México). El proyecto incluyó además la habilitación de un parque lineal con cinco fuentes interactivas y longitud de 900 metros así como la construcción de una glorieta peatonal.

Edgar Tungüí Rodríguez secretario de Obras y Servicios de la Ciudad de México, realizó un recorrido previo a ser abierto a la circulación, el funcionario capitalino expresó que el desnivel Mixcoac-Insurgentes es el caso más representativo de la integración de diversas voces para consolidar los proyectos que se requieren para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la Ciudad de México.

“El principal beneficio es, que uno de los nudos viales más conflictivos de la ciudad era Mixcoac e Insurgentes, con este desnivel le damos fluidez vehicular, fluidez vial. Los beneficios los iremos viendo poco a poco, en el transcurso del tiempo”.

El deprimido que corre por debajo de avenida de los Insurgentes, cuenta con 29 cámaras de seguridad adentro conectadas a las áreas de seguridad y la velocidad permitida es de 40 kilómetros por hora, por el momento estará restringido el paso a vehículos pesados por lo que el uso se restringe sólo a vehículos particulares.

Se estima que la obra cuya inauguración se volvió polémica por los retrasos, beneficie a más de 100 mil automovilistas por día.