Hacia la Electromovilidad

electromovilidad

La electromovilidad ha tomado fuerza en diversas partes del mundo, a nivel global hay miles de autobuses movidos por electricidad, expresó Marco Priego, director de movilidad urbana del World Resources Institute (WRI) México en el taller “Impulsando la electromovilidad en México”.

En Alemania existen cuando menos un millón de vehículos circulando con estas características, en México por lo menos hay entre 300 y 500 unidades, por lo que en comparación mundial, nuestro país se encuentra aún muy por debajo en el uso de vehículos eléctricos.

Al referirse Priego a un caso de éxito, el representante del WRI, citó a China, el país más poblado del mundo, que ha evolucionado con éxito hacia autobuses eléctricos gracias al apoyo gubernamental. “Hoy en día pensar en electrificación (del transporte) es pensar en resiliencia” (afrontar y adoptar cambios).

México va en este sentido pero aún le hace falta mucho camino que recorrer. La electromovilidad se ha movido por diversas ciudades. En nuestro país la tecnología no es un problema, lo que nos hace falta es promover desde diversos sectores una política nacional que haga posible impulsar una verdadera transformación para el transporte”.

Durante su participación en el taller, Manuel Olvera, Director Regional para América Latina del C40, dijo que el Acuerdo de París, que establece la reducción de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero por parte de las naciones, tiene como fecha límite el 2020 por lo que es urgente la necesidad de apostar por las nuevas tecnologías.

Al referirse a la inversión que se está realizando a corto plazo para apoyar a la electromovilidad, Laura Ballesteros, subsecretaria de planeación de la Secretaria de Movilidad de la CDMX, citó el proyecto del corredor eléctrico en Eje 8 el cual tendrá una longitud de 22 kilómetros en el tramo de Mixcoac a Periférico Oriente (Metro Constitución de 1917) en el cual autobuses eléctricos y bicicletas compartirán el espacio.

No es suficiente reconoció la funcionaria, sin embargo, señaló que es un buen paso y una aportación de la Ciudad de México para contrarrestar el cambio climático; de acuerdo con Ballesteros mediante este corredor serán beneficiados 160 mil personas al día.