#GUADALAJARA, CIUDAD INCLUYENTE Y SEGURA - Pasajero7

#GUADALAJARA, CIUDAD INCLUYENTE Y SEGURA

gGDl incluyente

Quiero comenzar mi participación diciendo que para el ÁREA METROPOLITANA DE GUADALAJARA (AMG) la palabra movilidad se volvió popular a finales del siglo XX y principios del XXI, palabra que no describe un problema nuevo, solo es una nueva manera  para definir de forma integral los problemas de los desplazamientos en los usuarios de la ciudad.

El AMG ha tenido que adaptarse a las demandas generadas por la urbanización, al perder fortaleza, esta fragilidad ocurre cuando las autoridades de la ciudad no pueden ofrecer servicios básicos a todos los usuarios de la ciudad, principalmente los más vulnerables.

Es amplio el estado del arte que se ha desarrollado sobre las personas vulnerables y su relación con la ciudad, permitiéndonos conocer los tipos de discapacidades y la percepción de ellos al utilizar el espacio público, así como, las acciones que se requieren desarrollar para promover una ciudad incluyente, dicho en otras palabras, la literatura existente es suficiente para generar políticas públicas que permitan desarrollar una ciudad segura y de uso fácil para las personas vulnerables.

De acuerdo con el censo del 2010 (aún no contamos con los resultados del 2020) México registró 4.527 millones de personas vulnerables, de los cuales el 6.4% radican en el estado de Jalisco; es decir que por cada 1000 habitantes 50 cuentan con alguna discapacidad.

La vulnerabilidad de los tapatíos alcanzó los 290,656 habitantes, clasificados de la siguiente manera: vulnerabilidad de caminar, ver, mental, escuchar y hablar. La principal vulnerabilidad alcanzó el 57.5 y es la dificultad de caminar, le sigue la dificultad de ver con el 23.3%, la discapacidad mental con el 12% y la dificultad de escuchar el 10% .

Las autoridades, especialistas y organizaciones especializadas en las personas vulnerables, han clasificado a las discapacidades en 5 categorías principales, siendo estas:

  • Discapacidad motriz: Disminución de la movilidad total o parcial de uno o más miembros del cuerpo.
  • Discapacidad visual: Déficit total o parcial de la visión.
  • Discapacidad auditiva: Déficit total o parcial en la percepción evaluada.
  • Discapacidad intelectual: Funcionamiento intelectual inferior a la media.
  • Discapacidad psicosocial: Condición de vida temporal o permanente que afecta las funciones mentales y de interrelación de la persona.

Está registrado que algunas ciudades de Europa y Norteamérica consideran vulnerables a las personas de la tercera edad, así como los extranjeros. Los de la tercera edad al verse afectados por trastornos de la movilidad, trastornos cognitivos y trastornos sensoriales, y los extranjeros pierden el rumbo al tener concepciones diferentes de su ciudad de origen.

En Jalisco las personas que superan los 65 años representan el 7.76% de la población total, es decir 649,630 habitantes. Los extranjeros en el año 2018 representaron un millón 58 mil visitantes.

En total el número de personas vulnerables en un año, en el AMG son: Diferentes discapacidades 290,656; Mayores de 65 años: 649,630 y Extranjeros: 1 millón 58 mil visitantes, dando un total de 1 998, 348 personas vulnerables en nuestro estado.

Cómo iniciar el proceso para hacer del AMG una ciudad incluyente, debemos de conocer cómo perciben y se enfrentan las personas vulnerables al espacio público. De acuerdo con la literatura existente a continuación presento un concentrado de la percepción de los espacios públicos conforme a su discapacidad.

pag 9 romero

A continuación, se muestran algunas formas de mejorar la movilidad urbana para todos:

DECÁLOGO DE ACCIONES PARA PROMOVER UNA CIUDAD INCLUYENTE Y SEGURA

1. Generar las APP digitales necesarias para que las personas vulnerables diseñen y calculen las rutas en función a su discapacidad específica.

2. Diseñar  e instalar el señalamiento vertical y horizontal claro y visible para las personas  vulnerables y evitar el peligro a la hora buscar sus rutas.

3. Instalar el equipamiento de audio en puntos clave de la ciudad y redes de transporte para guiar a las personas con discapacidad visual.

4. Asegurar los pasos peatonales para personas con discapacidad visual instalando señales táctiles accesibles.

5. Evitar la creación de obstáculos en los principales corredores de movilidad, que se han convertido en las rutas preferentes para las personas vulnerables.

6. Crear un protocolo de diálogo entre las autoridades y las organizaciones que representan a las personas vulnerables para proponer soluciones adecuadas.

7. Disponer y mantener equipos de accesibilidad y mobiliario urbano, especialmente bancos para descansar y promover vínculos sociales.

8. Delimitar los cambios de espacio con claras señales visuales o táctiles.

9. Limitar los espacios a una función adecuada para promover la legibilidad.

10. Promover espacios públicos de calidad que sean tranquilizadores y acogedores para los habitantes normales y vulnerables.

Finalmente, una ciudad incluyente también debe ser reconocida como una ciudad inteligente, ya que el uso de la tecnología ofrece soluciones a las personas vulnerables de la ciudad.