Fernando Calonge Reillo, Coordinador de la Maestría y Doctorado en Movilidad Urbana, Transporte y Territorio, de la UDG

Fernando Calonge

MAESTRÍA EN MOVILIDAD URBANA, TRANSPORTE Y TERRITORIO

Plataforma de reflexión en pro de la movilidad

UN NUEVO PROGRAMA DE ESTUDIOS

“Estamos por dar inicio a la cuarta generación de la Maestría en Movilidad Urbana, Transporte y Territorio, con la novedad de que ésta operará con un programa de estudios que recientemente ha sido actualizado. 

“Hay que precisarlo, porque este nuevo plan deriva de un rediseño que hicimos al de las tres generaciones pasadas, con el objeto de participar en el Programa Nacional de Posgrados de Calidad, que maneja el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT). Dicho rediseño fue aprobado por ellos en noviembre, previa evaluación, por lo cual ya formamos parte del programa.

“Dentro del nuevo plan de estudios, estructuramos los cursos en función de tres áreas fundamentales de análisis que identificamos en el problema de la movilidad. Una tiene que ver con territorio y movilidad sustentable, como organizar sistemas de transporte que generen procesos de sustentabilidad urbana. La segunda tiene que ver con la planificación y gestión del transporte y la tercera, tiene que ver con las poblaciones que tiene la movilidad, esos factores sociales, económicos, de la propia movilidad urbana.

“De esta manera, la próxima generación contará con un nuevo plan de estudios, pero también con un marco mucho más institucional y más provechoso, como es el apoyo del propio CONACYT, cuyos programas reconocidos tienen una serie de beneficios, sobre todo de orden económico. Los estudiantes tienen una beca mensual, hay apoyos para movilidades, para infraestructura, entre otras ventajas”.

ATENDIENDO A LAS NECESIDADES DE LA CIUDAD

“La Maestría en Movilidad Urbana, Transporte y Territorio está orientada a la investigación, lo cual quiere decir que el estudiante debe ubicar un caso de estudio o de aplicación, dentro de un marco de generación de conocimiento previo; esto da más profundidad teórica al propio proyecto o intervención que se presenta.

“Dentro de este marco los campos son múltiples. Tenemos una línea de generación de conocimiento en gestión y planificación del transporte, donde intervienen temas como los orígenes, destinos, diseño de trazados, establecimiento de aforos, por mencionar algunos. Además, otras dimensiones como la económica, que tiene que ver con los perfiles de usuarios, con la ubicación de sus recursos a la hora de decidir determinadas estrategias de movilidad.

“Dentro del terreno de la urbanística y la planificación del territorio, su aplicación en casos como la interpretación del desarrollo urbano de vuelta a ciudades más compactas; retomar espacios caminables; retomar al peatón y la cercanía de los servicios y comercios. De índole de políticas sociales, aplicaciones como la estructura urbana y los sistemas de transporte actual; el estudio de las condiciones de movilidad y posibles políticas para integrar los centros de las dinámicas económicas y sociales de la ciudad.

“La movilidad urbana es un campo tremendamente multidimensional y con la maestría, pretendemos, por lo menos, ofrecer una panorámica lo más exhaustiva posible”.

EL PERFIL DE LOS POSTULANTES

“Este posgrado está orientado a dos grandes grupos de postulantes. Uno es el de profesionistas que trabajan en el sector de transporte y ven en la maestría una oportunidad de ampliar el prisma, así como de observar que la movilidad no solo es el transporte, sino que tiene que ver con otros aspectos como la economía, la sociedad, el territorio, otros conocimientos que se pueden aplicar en el desempeño de sus profesiones concretas. Hemos recibido tanto a funcionarios de la Secretaría de Movilidad, como a personas que pertenecen a empresas de transporte en el área metropolitana.

“Por otra parte, están los estudiantes que mantienen continuidad académica, es decir, que recientemente han acabado sus estudios de licenciatura y están muy volcados a la cuestión de estudios académicos y de profundizar en las investigaciones, sobre todo del orden urbano y territorial, y que ven en la maestría una oportunidad de focalizar o especificar un poco más sus intereses hacia el tema de la movilidad y de su gestión.

“En todo caso, buscamos la formación de profesionistas que a la hora de desempeñar cargos públicos, logren concebir el paradigma de la movilidad urbana para luego ser capaces de aplicarlo y de hacer prevalecer por encima de las decisiones políticas, ciertas cuestiones que tienen que ver, por ejemplo, con la accesibilidad, con la proximidad, con la generación de un transporte universal en términos de accesibilidad.

“Asimismo, trabajamos la parte de vinculación del propio programa con ciertos convenios; ya tenemos uno con el Instituto de Movilidad de Jalisco; estamos intentando reforzar otros que ya hay con los municipios; con el Colectivo Ecologista y en general, buscamos generar una serie de convenios que nos permitan fortalecer los puentes que existan entre el posgrado y la propia realidad de la movilidad en el área metropolitana y en el estado”.

EL MENSAJE

Quiero invitar a cursar la maestría, a la comunidad interesada en los problemas del transporte y la movilidad, y ofrecerles este espacio de reflexión que, desde mi punto de vista, faltaba, porque con el desempeño profesional cotidiano, corremos el riesgo de aplicar estrategias de solución a problemas inminentes que exigen una solución rápida, sin reflexionar un poco más, con amplitud y a profundidad, sobre procesos urbanos que están teniendo lugar recientemente.

“Si los atendemos, tal vez solucionaríamos buena parte de los problemas del transporte. Muchos de ellos tienen que ver, sobre todo, con cómo estamos configurando los territorios urbanos en la actualidad y con la fundación de ciudades tan dispersas, tan fragmentadas, donde posteriormente los sistemas de transporte son una especie de apagafuegos que vienen a intentar solucionar una problemática que se origina desde una mala planeación del territorio.

“Por ello, ofrecemos este espacio, para reubicar todos esos problemas que se tienen en el desempeño cotidiano y aplicarlos de una manera práctica dentro de este espacio de investigación y reflexión sobre lo que está pasando en el presente de nuestras ciudades,  qué agentes y procesos están implicados y cómo todo eso está condicionando los propios problemas de transporte”.