Eye tracking, seguridad al conducir - Pasajero7

Eye tracking, seguridad al conducir

La tecnología aplicada al transporte y la movilidad avanza de manera sorprendente, las innovaciones son más frecuentes, sorprende y trae consigo transformaciones que en un futuro cercano podrían ser avances que impactarán la seguridad vial y la calidad de vida de las personas; una de estas novedades es el ‘’eye tracking’’ utilizado para crear vehículos cada vez más seguros.

Esta herramienta es una combinación entre el reconocimiento facial y la tecnología de seguimiento ocular que permiten monitorear constantemente al conductor con el fin de obtener información sobre su nivel de alerta, su atención y el estado de concentración al volante.

Para su funcionamiento se apoya en sensores de luz infrarroja, imágenes en alta resolución y un sofisticado algoritmo. Todo para averiguar dónde mira el conductor exactamente. Mientras conduces, la carretera, debe ser el foco principal.

Tener acceso a este tipo de herramienta tecnológica es cada vez más factible pues según estudios, el 76% de las empresas automovilísticas invierten en tecnología emergente que consideran importante para satisfacer las necesidades del mercado, por esto, el ‘’EYE TRACKING’’ se ha convertido en una inversión a futuro, ya que esta tecnología de seguimiento ocular “Irisbond” se basa netamente en la mirada del conductor, y se compone de un dispositivo que emite luz infrarroja en forma de destellos sobre la córnea del usuario.

Esta tecnología puede apoyarse también en unas gafas con sensores de infrarrojos en los cristales y una cámara en el centro de la montura. Los sensores detectan la posición exacta del iris a cada instante, mientras queda registrado todo lo que el conductor está viendo. Por su parte, el algoritmo de modelo de ojos 3D interpreta todos estos datos y obtiene el punto exacto de mira.

El ‘’seguimiento ocular’’ se ha popularizado y los estudios revelan que esta tecnología crecerá un 27.4% anualmente hasta el 2025, lo que incentiva a seguir trabajando en dichos avances.

En el mercado se encuentran otros similares que ya se están utilizando en muchos ámbitos de la vida con diferentes aplicaciones.

Este sistema también tiene un papel importante en posibles interfaces controladas mediante la mirada, así como en los sistemas de realidad aumentada, que podrán dar más información de aquello que se está observando.

Esta tecnología permite contar con estudios muy precisos sobre la interacción humana con todo tipo de dispositivos. Por ejemplo, servirá para analizar la usabilidad de aplicaciones de movilidad.

Será también una base de información donde los operadores podrán encontrar información como el nivel de batería o el rango de kilómetros de sus unidades, entre otras funciones.

Pruebas piloto

Existen ya grandes empresas de autos realizando pruebas piloto de cara a introducir las gafas Eye-Tracker en los tests de los nuevos modelos.

Para obtener mejores resultados, seleccionan usuarios de diferentes perfiles que, los ponen al volante y realizan pruebas de manejo en diferentes condiciones y terrenos. Una de esas empresas es Seat, ellos en diferentes entrevistas han informado que “les pedimos, por ejemplo, que suban la temperatura o cambien de emisora y analizamos desde a qué parte de la pantalla han dirigido primero la vista, el tiempo que tardan en hacerlo y las veces que miran a la carretera mientras interactúan con el dispositivo.

“Antes, estas pruebas se hacían preguntándoles, pero a menudo el cerebro engaña y donde crees que estás mirando no es dónde lo estás haciendo en realidad”, por lo que actualmente lo están haciendo con gafas que detectan con precisión el movimiento de la mirada del conductor.

Entre los datos que se obtienen están los patrones del comportamiento de la mirada de cada conductor, a través de diferentes indicadores. Uno de ellos es el de zonas de calor, que muestra la intensidad de cada foco de atención. Mediante una mancha roja, se indica el mayor número de impactos, y se busca la forma de focalizar en la carretera, pues es la garantía de que, aún interactuando con la pantalla, los usuarios siguen atentos a la vía.

Otro indicador es el orden de las miradas, clave para saber dónde espera cada conductor encontrar una función. Pues los ingenieros podrían pensar, por ejemplo, que la zona inferior de la pantalla es la más accesible, pero con las gafas Eye-Tracker, se puede descubrir que, es la parte superior donde se mira primero.

Todos estos patrones de usabilidad serán clave a la hora de desarrollar las consolas centrales de los automóviles del mañana, determinando el lugar, tamaño y distribución de la información que sean más cómodos para los usuarios.

Esta tecnología ayudará a humanizar las interfaces, mejorando la experiencia de usuario. Sin duda, con ella, se irá un paso más allá en la calidad de la consola de info-entretenimiento del futuro.

Incluso se están implantando sistemas de realidad mixta donde se combina la realidad y realidad virtual, y mediante la tecnología Eye tracking se identifican los elementos que causan distracción o estados de alerta durante la conducción.