Elevar a Delito Federal robo al autotransporte

robo al autotransporte

2017 el más violento de los últimos años

Cifras presentadas por el Observatorio Nacional Ciudadano (ONC) en el documento “Reporte sobre delitos de alto impacto”, colocaron al 2017 como el año más violento de los últimos tiempos comparando los 10 primeros meses de ese año contra el mismo periodo hasta 1997.

El ONC cita en su documento de investigación, que el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) actualizó la información de incidencia delictiva hasta octubre de 2017 y como parte de los resultados, se encontró que en México, “lamentablemente suben prácticamente todos los delitos” en el periodo de análisis.

Como parte del Reporte sobre delitos de alto impacto, sobresale que de enero a octubre de 2017 (comparado contra el mismo lapso del año anterior) muestra que creció 22.4% el homicidio doloso; 3.4%, el homicidio culposo; 3.8%, el secuestro del fuero común; 11.3%, la extorsión; 36.7%, el robo total con violencia; 31.7%, el robo a negocio; 15.2%, el robo de vehículo; 1.4%, el robo a casa habitación; y 29.9%, el robo a transeúnte.

La inseguridad que se vive en el país ha permeado prácticamente en todos los sectores de la población, y en este sentido, el transporte no ha sido la excepción. De acuerdo con cámaras y asociaciones que agrupan al gremio del transporte, el índice delictivo para el sector en cuanto a robo a pasaje y carga, se ha incrementado casi en un 53%.

El problema del Robo en Carreteras

Reunidos en Expo Transporte 2017 con sede en Guadalajara, la Cámara Nacional del Autotransporte de Carga (CANACAR), la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), la Cámara Nacional del Autotransporte de Pasaje y Turismo (CANAPAT) y la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), exhortaron a los distintos órdenes de gobierno para tomar medidas a fin de disminuir el robo en carreteras y para que se considere el robo al transporte tanto de carga como de pasaje, como delito federal.

El recinto ferial de Guadalajara que fungió como centro del que es considerado el evento del autotransporte más importante en América Latina, Expo Transporte, sirvió como espacio para que los representantes de las cámaras transportistas, dieran a conocer datos que muestran de acuerdo a las asociaciones, un incremento en el número de actos delictivos cometidos hacia el transporte de carga y de pasaje.

Jaime Jaime Delgado, quien preside la CANAPAT, explicó que el gremio del transporte de pasaje está sufriendo pérdidas económicas con motivo del robo de autobuses y por el gran número de apedreamientos que sufren las unidades en su trayecto hacia su destino.

Tenemos más de dos mil en 2017; el fin de semana es cuando se dan más, principalmente en estados como Guanajuato, Jalisco, Estado de México y Morelos. En su momento los apedreamientos eran una forma de asalto, hoy es una manera de diversión, ya que no hemos detectado asaltos, sino (que) ha habido pérdidas humanas”.

El directivo reconoció que aun cuando el número de denuncias presentadas por este delito ha aumentado, la demanda de pasaje no ha disminuido; sin embargo hay una gran preocupación, ya que existe un compromiso para brindar seguridad a los pasajeros.

Al ser cuestionado por el tipo de seguimiento que se realiza por cada hecho delictivo cometido en contra de autobuses de pasaje agremiados a la CANAPAT, Jaime Jaime detalló que como cámara, hacen denuncia de todo hecho a fin de colaborar con las autoridades para establecer puntos rojos o de alta incidencia. “Hay denuncia de robo, apedreamiento y asaltos, por eso queremos que sea elevado a delito federal”.

En cuanto al hurto de unidades, son los estados de Puebla, Estado de México y Veracruz donde se registra un nivel superior de robo en relación con otras entidades; aunque en el Estado de México es donde mayormente se concreta este delito, acotó Jaime Jaime.

“Necesitamos impulsar una ley que prevenga el robo en carretera, una mayor coordinación entre estados y municipios”, declaró Miguel Elizalde, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones, al reconocer que entre otros factores, el robo de unidades y mercancías en carreteras, ha ocasionado una caída de 10% en las ventas de unidades.

Sin tener una cifra exacta, Elizalde explicó que una de las razones principales de la baja en las ventas, es la que tiene que ver con la seguridad, con el robo en carreteras, sin dejar de considerar que en esta caída también se mezclaron otros factores como el tipo de cambio y la liberación del precio en los combustibles.

“Hay atención y hay acciones pero se requieren resultados contundentes”, citó Miguel Elizalde al señalar que como parte del problema de la inseguridad, el transportista tiene que enfrentar otros daños colaterales como, por ejemplo, el incremento de los seguros y el lento proceso para la recuperación de unidades por parte del propietario.

Mencionó que a veces se pueden tardar dos meses o más en recuperar una unidad, por lo que exhortó a las autoridades también en lo referente a lo que tiene que ver con la “tramitología” para la liberación de vehículos robados.

Por otra parte, admitió que la situación ha ocasionado en algunas partes desabasto de mercancías o productos, ya que no se puede hacer distribución en la noche en zonas conflictivas del país, “hay veces que ese viaje es urgente e implica que no hay producto en una tienda y en un lugar y ahí viene el desabasto; hay robo de alimentos, bebidas, medicamentos que afectan la vida diaria de personas, hemos tenido que tomar acciones de no hacer abasto en ciertas horas de la noche. Te  afecta no tener suficiente tiempo para surtir”.

En el caso de la Ciudad de México, se tiene registro de un alto índice en el robo de mercancías, Elizalde mencionó que se está hablando también de un desabasto grave, algo que desincentiva la economía y está impactando a los transportistas, situación que se ha sumado a los gasolinazos.

Entidades conflictivas

Alex Thiessen, presidente de la Asociación Nacional de Transporte Privado (ANTP), refiere que las entidades de Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Guanajuato, Estado de México y Michoacán, son las entidades que reportan un mayor índice de robo a unidades de traslado de mercancías en el primer trimestre del 2017.

Entre las mercancías que los delincuentes prefieren se encuentran las que tienen que ver con combustible con un 31 %, alimentos y bebidas 29%, químicos 6%, alcohol 5%, farmacéuticos 2%, aseo personal y tabaco 1%.

A nivel nacional, el número de denuncias presentadas ante agencias del Ministerio Público, para el periodo enero-diciembre 2017, por actos de robo en carreteras, asciende a tres mil 823 de las cuales dos mil 303 corresponden a camiones de carga.

Para Francisco Rivas, director general del Observatorio Nacional Ciudadano:

El presidente rechaza los justificados reclamos de ausencia de resultados en medio del silencio y la falta de rendición de cuentas de todos los actores. Sobran las palabras y llamados, es hora de acciones. Recuerden que es obligación de la autoridad mejorar las condiciones de seguridad, no importa que este sea el último año de gobierno para el Ejecutivo Federal y nueve gobernadores, deben trabajar para los ciudadanos hasta el último día de su mandato”.

México no es la excepción

Un artículo publicado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (CONACYT), refiere que el robo de los contenedores implica un fuerte problema a nivel global, ya que representa pérdidas por más de 33 billones de dólares a nivel mundial, de acuerdo con el estudio Seguridad de la cadena logística terrestre en América Latina.

El artículo señala “Si bien esta cifra de los 33 billones de dólares es a nivel mundial, el problema del robo de contenedores se acentúa más en México, ya que de acuerdo con el estudio Robo de Carga en México 2012, de FreightWatch International, es el país que más asaltos registra”.

Este estudio destaca que otros países con altos índices de robos de mercancías durante su traslado en transporte terrestre son Brasil, Sudáfrica, Estados Unidos, Rusia, India y Reino Unido.

El texto escrito por Verónica Sánchez, menciona que un grupo de investigadores de la Universidad de Colima desarrolló un sistema integral para evitar que los contenedores de los transportes de carga sean abiertos o robados, lo que permitiría que no sólo las legislaciones ayuden sino también con apoyo de la tecnología los robos puedan disminuirse.

Elevan a delito federal el robo al transporte

Actualmente el robo a unidades de carga y de transporte de pasajeros es un delito del fuero común, esto significa que intervienen distintas instancias de los gobiernos estatales, quienes se rigen por sus propios códigos penales, para atender este tipo de delitos, lo que ha ocasionado procesos lentos y poco eficaces.

Por ello, las cámaras que agrupan al transporte, han levantado la voz para solicitar que se tipifique como delito federal el robo al transporte y sea castigado de igual manera en cualquier estado del país.

Refugio Muñoz, de la CANACAR, dijo que al ser delito federal el seguimiento de los casos sería perseguido por la Procuraduría General de la República (PGR) y no por cada instancia de los estados, lo que lo haría un proceso más eficaz.

“Al camión se lo roban en una carretera federal de un estado, luego en el trayecto entran a una estatal, la mercancía que roban la guardan en otro estado, la comercializan en otro y el camión cuando se encuentra está en otro. Y hay concurrencia de muchas autoridades que hace imposible que se coordinen, y lo que se está haciendo es aprovechado por la impunidad”.

En este sentido, la Comisión de Justicia de la Cámara de Diputados aprobó a finales del 2017, el dictamen que reforma diversas disposiciones legales en materia de delitos cometidos en las carreteras del país.

Álvaro Ibarra, presidente de dicha comisión, estableció que esta propuesta permitirá castigar a nivel federal ese delito y seguir el proceso en cualquier entidad federativa, independientemente de que los hechos hayan ocurrido en otro estado. Reconoció que el delito ha crecido, ya que las autoridades federales no cuentan con facultades para sancionarlo.

Algunas organizaciones de transportistas han manifestado que el índice de robos de camiones de carga se ha incrementado de mil 87 en 2015 a mil 763 unidades en 2016, lo cual representa un aumento del 62%. En cuanto al autotransporte de pasaje y turismo, en 2014 se registraron 12 mil 294 robos, sin perder de vista que la cifra negra ascendió, en 2014 y 2015, a más de 90% del total de los robos denunciados”.

El dictamen contiene un paquete de ocho iniciativas que tienen por objetivo, plantear soluciones al grave problema del robo al autotransporte y elevarlo a delito federal.

Las reformas al Código Penal Federal establecen penas de 6  a 12 años de prisión cuando el objeto del robo sea la mercancía, y de dos a siete años cuando se trate de equipaje o valores de los pasajeros.

De 7 a 15 años de cárcel cuando el robo sea el vehículo automotor y su remolque. Si este delito es cometido por un servidor público la pena aumentará hasta 18 años de prisión e inhabilitación y destitución de su encargo, y hasta 22 años cuando la conducta ilícita sea cometida en pandilla o asociación delictuosa.

Para el Diputado Rafael Hernández Soriano, Secretario de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, el origen de este dictamen ya aprobado por la Comisión de Justicia en el Pleno de la Cámara, es por el incremento de delitos presentados en vías federales y que se refieren a actos delincuenciales como robo, violación, violencia contra choferes y desaparición de unidades.

El Diputado por el Partido de la Revolución Democrática explicó que son ocho iniciativas de diferentes grupos parlamentarios para castigar con mayor severidad este delito.

“Con esto se da respuesta a un fenómeno que está creciendo en nuestro país, la violencia con características para el transporte de carga y de pasajeros”.

Hernández dijo que la violencia en nuestro país se ha venido incrementando y ha ido creciendo a tal grado de que 2017, es considerado el año más violento de las últimas décadas en nuestro país con énfasis en los últimos cuatro meses del año pasado, (septiembre a diciembre) donde se rompieron records en cuanto al número de delitos.

Citó que el sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto está registrado como el más violento de las últimas administraciones; lo que ha hecho el gobierno es omitir un modelo de seguridad que nos ayude a proteger los bienes y a las personas, la inseguridad ya es generalizada y en las carreteras federales no es la excepción.

“Desde luego tiene gran responsabilidad el gobierno actual y no sólo el gobierno federal, en el legislativo han quedado a deber una estrategia para garantizar la seguridad; casi está concluyendo el sexenio y no hay ninguna propuesta alternativa que haga frente a este incremento”.

Una de las iniciativas aprobadas en comisiones fue la del diputado federal Jonadab Martínez García quien expuso que entre las consecuencias que tiene el incremento del robo en carreteras es el sobre costo de las pólizas de  seguros: “Las aseguradoras ya no venden pólizas de seguro al autotransporte de carga porque son muy costosas, porque el alto riesgo es evidente y por eso es que esta iniciativa que hoy se aprueba en la Comisión de Justicia, es un paso importante para reducir los altos números de delitos”, dijo.

“Cuando un delincuente roba las mercancías o lo secuestran, todavía es un delito local, lo que ocasiona que a veces si los asaltan en un estado y los delincuentes pasan a otro estado sin antecedentes y sin una investigación responsable, limita a la autoridad para poder dar seguimiento a la denuncia”, detalló Martínez García.

El Diputado Federal por el Distrito 11 en Jalisco enfatizó que ojalá las entidades federativas tomen consciencia de este importante paso y que también legislen para sancionar a las personas que comercien o que compren productos cuya procedencia no sea lícita.

“Con este importante paso, estamos sancionando a una parte de esta cadena delictiva, pero creo que la otra parte también es importante y se debe evitar que en las calles se comercie con mercancías robadas, como ejemplo, celulares o autopartes, pues lo que pasa en nuestro país es que mucha gente adquiere este tipo de piezas en el comercio informal, lo cual no ayuda a combatir este delito”, concluyó.   

En proceso de promulgación

La propuesta que ya se aprobó en la Cámara de Diputados fue remitida al Senado la República para su revisión y en su caso ratificación en sus términos para publicación del Ejecutivo.

En caso de tener modificaciones, la propuesta tendría que regresar a la Cámara de Diputados con lo que posiblemente los tiempos legislativos no coincidan para su publicación dentro de la actual legislatura y la iniciativa quedaría “muerta” a lo que se le conoce como un “veto de bolsillo”, lo que es equivalente a guardarla para la siguiente legislatura o administración.

“Tengo confianza que no suceda así, esta reforma tiene la característica de que participaron como promoventes varios partidos políticos, es una propuesta plural; (espero) que no salgan cálculos de partidos (refiriéndose si es del PRI, del PRD, del PAN), espero que el Senado así lo vea y salga en este periodo, que pronto tengamos una ley en esta materia”, expresó el Diputado Rafael Hernández Soriano.

A pregunta expresa si es una Ley suficiente, el Diputado externó que aun cuando se promulgara “es insuficiente porque los ladrones no se van a persuadir de robar o dañar a una persona, solo porque una reforma les sube la pena, eso no va a persuadir a los ladrones; estamos dando una respuesta como legislativo, aun cuando el Senado la confirme en las siguientes semanas o meses, hacen falta medidas de fondo que protejan a la población en general. Es necesario que haya una estrategia integral donde participen los cuerpos policiacos y se tenga la participación del Estado, así como la coordinación entre niveles de gobierno.

“Le hace falta la parte operativa donde tienen que participar las cámaras, las asociaciones y los gobiernos, hay datos que van a servir para atacar este tipo de delitos, sólo hay que tener mayor coordinación”. Finalizó diciendo que hay mucha información, son ocho iniciativas, sin embargo se requiere que haya una coordinación operativa.

Por su parte, el Diputado Jonadab Martínez coincidió en que la ley sola no erradicará el problema, manifestó que “combatir este delito no solamente es una responsabilidad legislativa. Si después de esta aprobación el Ejecutivo no investiga, no sanciona y no castiga realmente a los delincuentes, esta reforma no dará el resultado contundente que hoy el gremio del autotransporte quiere reducir”.

Datos relevantes

  • Los estados con mayor incidencia delictiva contra el transporte son Puebla, Guanajuato, Veracruz, Tlaxcala, Estado de México y Michoacán.
  • En 2017 la CANAPAT denunció el secuestro de 3200 unidades de transporte de pasaje foráneo.
  • Más de 2,000 unidades fueron apedreadas. 82% de la carga que se mueve a diferentes puntos de la ciudad lo hace por la vía terrestre.
  • En el 2012 México se posicionó como el país con mayor número de asaltos en camiones de carga, el incremento venía  registrándose desde el 2009.
  • La Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros ha registrado del 2006 al 2010 un aumento de 108% al robo de carga en México.
  • La CANACAR estableció que en 2017 hubo un monto por pérdidas de más de mil millones de pesos.
  • De enero a septiembre del 2017, en comparación con el mismo periodo de 2016, el robo al autotransporte se ha incrementado en casi 127%, según un reporte de SensiGuard Supple Chain Intelligence Center.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *