Dr. Arnoldo Matus, Director de Resiliencia de la Ciudad de México

Arnoldo Matus

Director de Resiliencia de la Ciudad de México y experto en transporte sostenible en centros urbanos. Se dedica a la construcción de resiliencia, la cual busca guiar los esfuerzos colectivos que se hacen en la CDMX y con ello enfrentar múltiples riesgos y tensiones a los que podemos estar expuestos en el tema de la mala calidad del aire.

Movilidad Resiliente

“La resiliencia es esa capacidad de sobrevivir, adaptarse, generar bienestar independientemente del impacto o la atención crónica que experimente la ciudad; en este sentido, cada ciudad va a tener características distintas porque va a responder a los problemas que está enfrentando cada una. En el caso de la CDMX, la movilidad es claramente uno de los ejes principales que se intensificaron en la estrategia como un tema central y el tema de la planeación territorial urbana, el tema de una coordinación regional para impulsar una agenda de resiliencia y crear innovación, capacidades adaptativas para el tema.

“Tener una movilidad resiliente para la CDMX y su zona metropolitana fue lo que discutimos  en el desarrollo de la estrategia con la finalidad de mejorar la movilidad a través de un sistema integrado seguro y sustentable; sería lo que estamos buscando como una visión, pero además  tenemos cinco metas:

  1. Impulsar un sistema integral de movilidad que conecte la Ciudad de México con su zona metropolitana.
  2. Desincentivar el uso del vehículo particular.
  3. Crear una ciudad segura y accesible a peatones y ciclistas.*
  4. Preparar el sistema de movilidad ante posibles riesgos e impactos del cambio climático.
  5. Promover el uso de datos para mejorar la toma de decisiones en movilidad.

*En las estadísticas realizadas, el 70% de las fatalidades, en accidentes de tráfico, están asociadas con peatones y ciclistas; evitar esas muertes es muy importante en la estrategia de resiliencia y por eso se están desarrollando acciones como la Visión Cero en la Ciudad de México.

Diagnóstico de México para impulsar la movilidad sustentable

“Creo que estamos en una transición en el que a nivel normativo se dió una nueva visión, un cambio de paradigma en el que se invierte la pirámide de prioridades: se pone en primer lugar la infraestructura para el bienestar de los peatones, luego ciclistas, transporte público y hasta el final medios de transporte particular.

“Tenemos una cultura de inversión en el automóvil, desde los años 40, 50; aún existen inversiones en este rubro, tanto nivel federal como local. Hay que darle la vuelta a ese paradigma y por supuesto que la inversión vuelva a estas prioridades, donde el peatón ocupa el primer lugar en la estrategia de la  movilidad.

“En la CDMX y en algunas ciudades del país, se está viendo el cambio de paradigma. Este cambio es de largo plazo, no veremos los resultados de un día a otro, por lo cual se debe mantener esta visión de largo plazo junto con una inversión constante en el tiempo para que el día de mañana podamos dar resultados.

“Sin embargo, una parte fundamental es el cambio cultural; el ciudadano pasa del transporte público al automóvil y esa cultura está muy fuertemente  arraigada. Creo que las dos cosas van de la mano, por una parte las ciudades tienen que proveer de un transporte público y de opciones de movilidad, tanto seguras como eficientes; además debe haber un cambio en el comportamiento cultural, que el automóvil no se vea como  una cuestión de estatus, para movernos lo más rápido posible a una movilidad sustentable”.

Proyectos de movilidad a mediano y largo plazo

“Uno de los riesgos principales, son los cambios políticos administrativos, ya que  para contar con proyectos de movilidad tiene que haber una inversión de mediano y largo plazos; si se rompen esos ciclos, no se da continuidad a programas que estén teniendo éxito.

“En el caso de la CDMX, han gobernado durante los  últimos 20 años candidatos de un mismo partido  y en este tiempo ha habido cierta continuidad en algunos temas de movilidad que han sido casos de éxito, como  el Metrobús. El día de hoy es una opción muy buena de transporte, el cual ha crecido exponencialmente en los últimos 10-15 años. Actualmente se está construyendo la séptima línea, más de 120 kms, esto no sería una realidad si no hubiera existido una continuidad de visión de crecer el sistema; lo mismo pasa con el sistema de Ecobici, que todavía hace falta expandirlo muchísimo más a otras zonas de la ciudad, no obstante, ya es el cuarto sistema más grande a nivel global de bicis compartidas.

“Estos dos programas muestran la importancia  de darles continuidad a ese tipo de programas; que no comiencen a tener parches, ya que no resuelven de forma integral las cuestiones de movilidad”.

Transporte ideal en las grandes ciudades

“No hay un solo modo de transporte ideal, sino más bien es una combinación intermodal de distintas formas de transporte. Dentro de la estrategia de resiliencia de la Ciudad de México  se diseñó el facilitar la intermodalidad de forma segura y eficiente. Por un lado promoviendo la movilidad activa y que con seguridad se pueda hacer uso de la bicicleta para trasladarse a un lugar más lejano mediante Metro, Metrobús y en otras opciones utilizar el auto particular”.