Cuarta etapa del SIT OPTIBÚS

SIT OPTIBUS

Con esta cuarta etapa, la integración  en la ciudad será de un 85%, lo que se traduce en 800 mil viajes diarios con solo una tarifa única.

Con la entrega de la cuarta etapa del SIT Optibús, León se consolidó como uno de los mejores ejemplos en sistemas de transporte integrado en la región de América Latina.

Por casi 15 años, el servicio de transporte público de León ha sido un gran ejemplo en movilidad al contar con un Sistema Integrado de Transporte, impulsado de manera conjunta por el gobierno municipal, estatal y federal, así como por los concesionarios de transporte, siendo esta la fórmula del éxito.

Cuarta etapa, la consolidación de un sistema integrado

El pasado 4 de agosto, autoridades de León pusieron en operación la cuarta etapa del Sistema Integrado de Transporte Optibus, la cual incorpora 39 kilómetros más al sistema, de los cuales cuatro kilómetros pertenecen a  una nueva  línea troncal.

Con la puesta en marcha de esta cuarta etapa, El SIT Optibús alcanza una cobertura del 85 % de la movilidad de la ciudad con la capacidad para transportar 800 mil usuarios diarios con una tarifa única

Para brindar el servicio en el  corredor troncal, correspondiente a la cuarta etapa, se integraron 34 autobuses de 12 metros.  Asimismo, cabe mencionar que en este corredor se implementaron 4 estaciones intermedias y dos terminales de transferencia, además de la renovación de seis estaciones.

Este nuevo corredor va a completar, articular y fortalecer toda la infraestructura de movilidad en la zona norte de la ciudad, ya que estará integrada con dos nuevas rutas troncales que reducen el tiempo de viaje de los usuarios hacia la zona centro, además de poder transbordar hacia otros destinos”, aseguró el titular de la Dirección de Movilidad de León, Luis Enrique Moreno Cortés.

Por su parte, el Presidente Municipal, Héctor López Santillana, mencionó que para lograr una conceptualización de un municipio humano-inteligente se necesita un sistema de movilidad inteligente. Por lo que enfatizó que el futuro de León dependerá fuertemente de la manera en que se resuelvan los grandes retos en materia de conectividad regional y de movilidad interna, “dependerá de que logremos implementar estas soluciones privilegiando siempre el desarrollo de la persona, antes que el desarrollo de los vehículos”.

Cabe señalar que desde la implementación del Sistema Integrado de Transporte Optibús, los índices de accidentalidad relacionados con el transporte público ha tenido una caída del 62%.

Resurgiendo como el ave fénix

Sin embargo, por la falta de renovación vehicular y optimización en el servicio, León llegó a ocupar los últimos lugares del “Ranking Nacional de los Sistemas BRT, evaluación técnica, desde el punto de vista de los usuarios-2015”, el cual fue elaborado por El Poder del Consumidor.

No obstante, con el Acuerdo Tarifario firmado en diciembre de 2016, los transportistas se comprometieron a mejorar el servicio mediante:

  • Renovación de la flota vehicular.
  • Mejorar el servicio de prepago y monitoreo de las unidades.
  • Cumplir con horarios y frecuencias de las rutas.
  • Incrementar las capacitaciones y mejorar las condiciones laborales      para los operadores.
  • Implementar programas de gratuidad en el transporte para los      adultos mayores y en condiciones      de pobreza.
  • Mayor cobertura de las rutas.
  • Implementación de rutas exprés.
  • Integración de rutas suburbanas  para la zona oriente y sur.

Tan solo en este año, los transportistas han renovado 31 unidades articuladas, 5 unidades articuladas de 18 mts y 45 autobuses convencionales, esperando concluir el 2017 con la renovación total de 90 unidades. Asimismo se instaló el servicio WiFi Bus, internet gratuito en unidades y terminales del SIT; de igual forma, se han impartido constantes cursos de capacitación a los operadores y se implementó una ruta exprés que dará rapidez a los usuarios del sistema, entre otros puntos que han ayudado a mejorar la movilidad de los habitantes.

“Lo anterior es una muestra de cómo rápidamente los sistemas BRT pueden corregir sus deficiencias para colocarse a la vanguardia siguiendo las mejores prácticas en beneficios de los usuarios”, consideró El Poder del Consumidor.

Daniel Villaseñor, Presidente de Transportistas Coordinados de León, destacó que con la 4ª entrega del Optibús, se pone León a la vanguardia el Sistema Integrado de Transporte, volviendo a quedar en primer lugar de varios indicadores que califican estos sistemas de transporte.

Organización y continuidad política

El SIT-Optibús inició operaciones en septiembre de 2003 y desde sus orígenes se convirtió en el primer Sistema Integrado de Transporte BRT (Bus Rapid Transit, por sus siglas en inglés) en México, caracterizado por contar con carriles exclusivos para el transporte público; estaciones fijas y a nivel del piso de los autobuses que facilitan el uso a usuarios con discapacidad y movilidad limitada; ingreso a los autobuses mediante dispositivos de cobro previo a la entrada de la estación que mejoran el flujo de pasajeros y la operación del servicio; y rutas tronco-alimentadoras que eliminan los tiempos de transbordos de los usuarios.

“Es un trabajo de continuidad, de una política pública de 14 años. A partir del 2003 el SIT tiene un enfoque no de corredores BRT, sino de un sistema donde se integran otros sistemas de rutas, cuyo objetivo principal es mejorar la cobertura de la zona urbana de León”, indicó Luis Enrique Moreno Cortés, titular de la Dirección de Movilidad de ese municipio.

Para lograr ser uno de los mejores sistemas de transporte, se han pasado por muchos retos, desde la organización para abandonar el esquema de hombre-camión, hasta los retos económicos, explica Daniel Villaseñor. “Yo era hombre-camión, incluso lo fui en la ciudad de Guadalajara. Migre a León y aquí estuve como hombre-camión cerca de cinco años y después me tocó el proceso de cambio a Sociedades Anónimas, puras empresas o lo que se le conoce como ruta-empresa”.

La organización entre transportistas y autoridad fue clave en el ordenamiento del transporte público, explica Moreno Cortés: “El principal reto fue transformar a todas las empresas transportistas y desde el año 2000 al 2003 se trabajó para poder cambiar el modelo hombre-camión a sociedades anónimas. Estos empresarios eran, entre comillas, dueños de ciertas rutas y se tenía  un nivel de sub oferta importante; cuando dichas empresas se transformaron en sociedades anónimas aportaron su flota a la sociedad”.

El Director de Movilidad reconoce que los concesionarios del transporte público han tenido mucho que ver para lograr la 3ª y 4ª etapa, invirtiendo una fuerte cantidad de recursos en este proceso para lograr toda una renovación de unidades nuevas tipo BRT, articuladas y convencionales, así como los equipos de cobro para los corredores.

Nos quedan muchos retos, pero la única manera de hacerlo es con el trabajo en conjunto de los tres niveles de gobierno, los transportistas y la sociedad en general”.

Por su parte, Daniel Villaseñor concuerda con Moreno Cortés, que para lograr acciones como éstas, el gobierno no puede solo, se necesitan acciones en conjunto para lograr este tipo de avances: “Los empresarios transportistas hemos invertido en autobuses de última generación, en tecnología de punta y en infraestructura inteligente, 720 millones de pesos solo en transporte, inversión que solo se logra con apalancamientos inteligentes y consorcios estratégicos”.

Historia detrás del éxito

En 1988 se creó el primer Plan Integral de Transporte de León, con el que se trazaron los principales ejes primarios de transporte; en el año de 1994 nació el Instituto Municipal de Planeación y un año después, la Dirección de Transporte, hasta llegar a lo que es hoy la Dirección General de Movilidad.

En 1995, la Dirección de Transporte desarrolla con el apoyo de la SEDESOL, el Plan Maestro de Movilidad de la ciudad de León, el cual dio continuidad a los proyectos de transporte hasta llegar a lo que es esta cuarta etapa.

“El primer diseño funcional del SIT Optibús fue en el año 1999 y después pudimos contar con el apoyo del ayuntamiento del año 2002-2003 para su materialización; no fue fácil hacerlo, llegar a este punto fue un proceso de cambio tanto para los empresarios como para la propia autoridad”, señaló Moreno Cortés.

La primera etapa se inauguró en septiembre de 2003, con tres rutas troncales y 55 autobuses articulados, “que por más que los empresarios se gastaron el cerebro pensando en el nombre de Optibús, los niños lo bautizaron como ‘orugas’, y hasta el día de hoy se les conoce así”, describió el Director de Movilidad.

En septiembre del 2003 teníamos una cobertura del 39% de los viajes totales en transporte público. Hasta este agosto, con la cuarta etapa del SIT, ya contamos con el 85% de cobertura, logrando una integración con otras rutas de transporte sin salirse del sistema”, explica Moreno Cortés.

Para la segunda etapa se comenzaron a trabajar los diseños desde el 2006 y su materialización y la puesta en marcha se llevó a cabo en agosto del 2010, sumándose dos rutas troncales con casi 50 autobuses articulados, llegando a cubrir cerca del 65% de la movilidad total de la ciudad y en 2015 y 2017 se materializó la tercera y cuarta etapa.

Una sola tarifa, un solo pago

A finales de 2016, mediante un análisis de estudios técnicos y financieros realizados por las autoridades municipales e información presentada por los empresarios y concesionarios del transporte público, se decidió aumentar la tarifa de transporte dos pesos, quedando en 11 pesos el pago en efectivo, 9.50 con la tarjeta de prepago Pagobús y 4.20 la tarifa preferencial.

A pesar de ser una de las tarifas de transporte más altas en el país, los usuarios tienen el beneficio de realizar varios viajes con un mismo pasaje, refiere el titular de Movilidad.

Con la cuarta etapa del SIT, venimos a tener el 85% de integración; es decir, los usuarios suelen, como en un sistema de Metro, combinar rutas sin salirse del Sistema, sin volver a pagar. Con una sola tarifa integrada pueden tener acceso al 85% de la mancha urbana, eso es muy importante para propiciar estas oportunidades para la población y mejorar su calidad de vida”.

Del mismo modo, subrayó que diariamente se registra una movilización de 800 mil pasajeros, de los cuales 605 mil pagan tarifa, “es decir, se realizan 200 mil transbordos con un solo pago de la tarifa”.

Continuando con los planes de mejoramiento de la movilidad

Para poder lograr una mejor movilidad y conectividad en la ciudad, lo importante es la continuidad de las políticas públicas, apuntó Luis Enrique Moreno, quien destacó que en estos últimos 23 años de contar con una política pública a favor del transporte público se ha fortalecido la pirámide de la jerarquía de la movilidad.

“No solo se ha ido fortaleciendo el transporte público, sino que también se ha pensado en los usuarios de la bicicleta; tenemos cerca de 140 km de una red de ciclovías y se han ido recuperando banquetas para poder sumar también equipamientos en rutas del peatón en el Centro Histórico y parques lineales, dando mayor convivencia y posibilidad de circulación a peatones y ciclistas”.

Estos proyectos, refirió, se realizaron con una visión de mediano y largo plazos,   contemplando llevar a cabo un trabajo en conjunto con el gobierno federal, mediante el Programa Integral de Movilidad Urbana Sustentable que dará una nueva visión a León en los próximos 20 años.

“Vamos a desarrollar esa nueva visión de León para los próximos 5, 10 y 20 años con el Programa Integral de Movilidad Urbana Sustentable; con ello vamos a lograr acciones de fortalecimiento legal para poder construir la nueva movilidad, donde se fortalecerá su plan vial, la recuperación inteligente de los semáforos, la gestión de estacionamientos, espacios peatonales, red de ciclovías y bici pública, transporte colectivo y transporte con nuevas líneas a otro transporte más eficiente donde también los transportistas locales hagan parte de este modelo financiero”, expresó  el Director de Movilidad.

Uno de los aspectos que más llama la atención, es el servicio de bicicleta pública que se integrará al sistema de transporte, permitiendo viajes cortos de alrededor de un kilómetro, y mediante la misma tarjeta de Pagobús se podrá acceder a este sistema de movilidad sustentable.

“Tenemos el diseño ejecutivo de la zona donde se implementará el primer polígono de la bici pública, que estará lista entre cuatro y seis meses, y se podrá incorporar con el SIT Optibús con la misma tarjeta de prepago y así poder terminar sus viajes cortos”.

En el sistema de bici pública se han invertido hasta el momento 3.185 millones de pesos en bicicletas convencionales y eléctricas, que entre sus especificaciones destacan el diseño robusto y resistentes al vandalismo. Asimismo, contarán con un software de gestión y administración para facilitar el servicio de usuarios como para el control del administrador del sistema.

Otro de los planes que se tienen dentro de este proyecto, es el fortalecimiento de su sistema de monitoreo y del sistema de información del usuario en tiempo real, que maximizará la seguridad de los usuarios, mismos que  podrán tener información de las rutas y servicio desde su celular.

“Este es el esfuerzo, esta es la visión de muchos años de trabajo, de administraciones consecuentes que han seguido las líneas de acción marcadas por el Instituto Municipal de Planeación, pero sobre todo, ha sido posible por  el apoyo de cada uno de los ayuntamientos”, puntualizó Moreno Cortés.

El éxito explicado en voz de los expertos

Por otro lado, los expertos en la materia reconocen los aciertos y mejoras que han logrado en el transcurso de este tiempo transportistas y autoridades, así como los procesos y retos que implicó alcanzar los objetivos para contar con un sistema digno de transporte.

Marco Priego, Director de Movilidad Urbana dentro del Programa de Ciudades en el WRI México, describió que para lograr este éxito se necesita visión y organización.

“Desde hace 23 años el municipio de León comenzó a trabajar para lograr esta transformación en la movilidad con pasos muy importantes. Lo primero que hizo, fue crear el Instituto Municipal de Planeación, el cual se encargó de darle una visión a la ciudad y a la movilidad; lo segundo, fue el establecimiento de una Dirección de Movilidad y de eso estamos hablando en el 94-95. Posterior a eso, trabajaron mucho con los transportistas, les enseñaron cuál era el nuevo modelo y poco a poco construyeron una visión de cómo hacer las primeras líneas del Optibús”.

Asimismo, reconoció la trayectoria y experiencia de Enrique Moreno, Director de Movilidad, a quien señaló como “un gran representante de transporte que sabía cómo plantear los temas y resolver los problemas”; además, también reconoció  al sector transportista y los empresarios, “quienes estuvieron dispuestos a trabajar para concebir un mejor transporte público en la ciudad, hasta crear empresas que fueron sólidas y son ellas quienes hacen posible el transporte público en León”.

Un punto muy importante, subrayó el experto del WRI, es la continuidad de las políticas públicas, destacando los grandes progresos de los últimos siete años en la ciudad.

Hoy León es una ciudad de vanguardia en cuanto a transporte público integrado en México y nos gustaría que las demás ciudades de la república pudieran seguir un ejemplo similar, ya que es un gran referente, no sólo para México sino para el resto de América Latina”.

Por su parte, Víctor Alvarado, Coordinador de Transporte Eficiente en El Poder del Consumidor, coincide en que el Optibús es un referente a nivel nacional e internacional por sus buenas prácticas y por ser un ejemplo para los otros sistemas BRT del país.

“Su éxito radica en no solo pensar en la implementación de un BRT sino dar paso a la articulación de otros modos de transporte público ofertados en la región que sobre la marcha permite la integración tarifaria, el pago único que beneficia en gran medida a los usuarios y finalmente una certidumbre en el servicio” destacó Alvarado.

14 puntos del sit optibus