Claudia Gutiérrez, Directora de Transporte Sustentable de DINA

claudia gutierrez

Debido a los últimos incrementos de los combustibles en México, el sector transporte pasa por una de sus crisis más agudas de los últimos años. El uso de gas natural se presenta como una opción para mitigar los altos costos del diésel, al respecto Claudia Gutiérrez Directora de Transporte Sustentable de DINA, nos comparte su perspectiva respecto al uso de este combustible alterno.

¿Qué  impacto  podría tener en el transporte público en México, los incrementos que han sufrido los combustibles?

Los impactos inmediatos son el requerimiento de mayores recursos económicos, lo cual está relacionado al incremento de ingresos que resulta de una combinación entre eficientar el modelo  y lograr mayores ingresos a través de la tarifa y apoyos. De no lograrse lo anterior, corremos el riesgo de que la calidad del transporte disminuya e incluso llegue a paralizarse.

Ante la escalada de precios en el diésel, ¿podría ser el gas natural una solución y para quién?

El gas natural, además de ser una alternativa ambiental, es también una alternativa económica, ya que sus costos, aunque variables, siguen manteniendo una brecha respecto al diésel de más del 50%, por lo cual se convierte en una alternativa para los transportistas y los gobiernos de mantener tarifas  accesibles a los usuarios. Sin embargo se requieren apoyos para la adquisición de las unidades –debido a  que esta tecnología cuesta alrededor de un 35% más que las de diésel-, así como para la infraestructura de estaciones de compresión de gas y gasoductos virtuales.

¿Cuál es el principal reto al que se enfrenta el transportista en México para transitar del uso del diésel al gas natural?

Primeramente, la falta de información respecto a esta alternativa, existe desconocimiento e incluso temor a utilizarlo, no solo por temas de seguridad, sino también de costos de operación, rendimiento y vida útil de la unidad.

Otro reto importante, es la falta de infraestructura de estaciones de compresión, así como las dificultades para realizar trámites ante instituciones de gobierno con el fin de poder establecerlas.

¿Cuál es el estatus que hoy guardan los programas de gobierno para que los transportistas puedan migrar al uso del gas natural?

Sabemos de la existencia de algunos programas, sin embargo no han sido publicados y la información es aislada.

Cabe señalar que algunos gobiernos estatales están trabajando con el gobierno federal para buscar incentivos en la adquisición y puesta en marcha de proyectos de transporte que funcionan con este tipo de combustible, siendo esto insuficiente al no integrarse a una estrategia nacional para el  transporte público de pasajeros, ya no solo por el tema ambiental –que también debe ser prioridad- sino por lograr la viabilidad del sector.

¿Cuál es la estrategia de DINA ante el incremento del diésel?

En este momento estamos trabajando con los diferentes gremios de transportistas, así como con las autoridades, para buscar esquemas de cobertura no solo para el tema de precios de unidades, sino principalmente  para aminorar el impacto en los costos de la energía, ya sea diésel o gas, teniendo como objetivo el lograr frenar los incrementos al costo de estos combustibles, para dar viabilidad a los proyectos de transporte urbano.

productos DINA