CALIDAD DEL ESPACIO - Pasajero7

CALIDAD DEL ESPACIO

FOTO DUQUEMe remito al sentir infantil para externar mi opinión sobre la calidad del espacio público. El impacto al medio ambiente que sumamos como sociedad adulta a las ciudades, encausa desarrollos urbanos deficientes y zonas inseguras de alto riesgo de inmovilidad al infante. Estudiar las interacciones de los infantes en los medios de movilidad nos abre brechas con rumbo a las mejores prácticas de equidad territorial con calidad para el goce desde la puericia hasta envejecer.

Justifico lo anterior; el contacto de los infantes con su entorno inmediato posibilita, además su desarrollo profesional en áreas exactas como matemáticas, ingenierías y ciencias; la confianza del infante y su desenvolvimiento social y afectivo. Las desconexiones humano-espaciales continúan con terquedad ilimitada funcionando al unísono del impulso idolatrado a las ciudades incivilizadas representadas por la movilidad motorizada. En ese tenor, enlisto la problemática de la inequidad territorial, por supuesto, se trata de espacios vulgos y desordenados para todos resumido en el círculo vicioso del territorio (Ilustración 1).

  • Espacios públicos asfixiantes para todos.
  • Jóvenes sufriendo, encapsulados en auto movilidad.
  • Carencias de espacios públicos verdes.
  • Personas viviendo espacios públicos sin disfrutar de libertad con seguridad.
  • Ciudades menos justas en términos del disfrute de espacios para todos.

La mayoría de las ciudades están sufriendo agonías que prolongan el resentimiento de la gente que añora recorrer sus calles a pie, los infantes, por su parte, se enseñan a mezclarse y vivir con temor en las calles construidas en derredor de zonas urbanas para el coche. Desde luego, el asunto es breve, la solución es grave; breve por qué se requiere poner en marcha las estrategias conocidas desde antaño (repartir el espacio público) y es grave porque implica cambiar la visión que tenemos como citadinos -más coches más progreso-, en mi opinión, más coches es resultado del arreglo económico que las formas urbanas nos venden. Para cambiar nuestra visión del coche empecemos por lo breve, entender la inequidad territorial resumida líneas abajo.       

Ilustración 1. El círculo vicioso de la inequidad territorial.

GRAFICAS DUQUE1

Equilibrar el espacio es sumamente difícil porque implica conocer, además, las jerarquías de movilidad regladas para las ciudades, los modos de transporte disponibles y las posibilidades de viaje de las sociedades. Entendemos como gestores de ciudad que la movilidad motorizada da marcha al funcionamiento de ciudad con calidad, sin embargo, viajar en carro desde la infancia incluso para surcar entornos próximos a la vivienda, menoscaba la capacidad innata de observación y el establecimiento de puntos de referencia espacial. En ese sentido, las ciudades están muriendo, las personas están sufriendo, la vida en la ciudad se está disolviendo; las personas viven, pero encerradas-encapsuladas en espera de ser liberadas, revividas con insumos de calidad espacial al encuentro del círculo virtuoso de equidad territorial (Ver Ilustración 2) reconstruido desde los escombros del círculo vicioso inequidad territorial.

GRAFICAS DUQUE2

Después de leer arriba, es claro que los espacios verdes, hacen ciudades para el disfrute de todos, incluso para la gente a bordo de autos, ya que, más gente disfrutando de otros medios de movilidad y convivencia, disminuye la demanda de tránsito, equiparando espacios para todos, de tal forma que vivir con automóvil es una opción entre varias alternativas ofrecidas por entornos urbanos virtuosos equilibrados con calidad de vida para todos.

Como resumen expongo que la calidad del espacio público está en el vivir infante, en el sentir de algunos, a la vista de pocos y para el goce de otros tantos. Gozar, ver, sentir y vivir espacios públicos mejorados quedará a la postre en tanto se insista mantener ciudades para el disfrute de pocos.