BUSCA ALDF POSICIONAR MOTOCICLETAS ANTES QUE EL TRANSPORTE PÚBLICO

motos-1

Luego de que la Comisión de Movilidad de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal presentara una iniciativa de modificar el artículo 6 de la Ley de Movilidad de la Ciudad de México en la que se pretende posicionar la motocicleta como tercer modo de transporte -después de peatones y ciclistas-, con lo que se desplazaría el transporte público en cuarto lugar, la asociación civil, El Poder del Consumidor se promulgó ante esta iniciativa en la que señalaron que este desplazamiento significaría riesgos en cuanto a seguridad vial y contaminación atmosférica.

Según la encuesta Origen-Destino 2007 realizada por la organización civil, la Ciudad de México contribuye con la generación de 49 millones de viajes diarios, donde el 53% se realizan en transporte público, 30% en movilidad activa (caminata y bicicleta) y solo el 17% en transporte privado, donde se incluye el uso de la motocicleta.

Víctor Alvarado coordinador de Movilidad Urbana de este organismo declaró que “antes de pensar en iniciativas para posicionar a la motocicleta como tercer modo de transporte, las autoridades deben generar políticas públicas que contemplen las múltiples dimensiones del uso de la motocicleta, al mismo tiempo que se busque resolver las principales consecuencias negativas que su uso conlleva. Para ello se debe trabajar en una norma de verificación que actualmente no existe y que por ende las motocicletas no son verificadas y no hay un control de sus emisiones”.

Por su parte, Stephan Brodziak coordinador de Seguridad Vehicular en El Poder del Consumidor señaló que “en México vivimos un ambiente de alta inseguridad vial y ello se debe, en parte, a la ausencia de regulaciones de los sistemas de seguridad en los vehículos y las políticas públicas para aplicar la adecuada gestión vial”.

El coordinador de Movilidad Urbana explicó que al generar mecanismos que fomenten el uso de la motocicleta por encima de la movilidad sustentable se repite la historia de ver al transporte individual motorizado – automóvil y motocicleta – como “la panacea a los problemas de la movilidad”, provocando el colapso vial y agudizando la contaminación atmosférica, aumento en los tiempos de traslado, entre otros.

PROLIFERACIÓN DE LAS FALSAS SOLUCIONES DE MOVILIDAD

En la búsqueda de mejorar la movilidad, los capitalinos han optado por adquirir un medio alternativo al coche, en este caso, la motocicleta, proliferando una falda solución a los problemas de movilidad, destacó El Poder del Consumidor, quien a su vez advirtió que su uso a corto plazo solo reduce tiempos de viaje, pero a largo plazo genera consecuencias ambientales, de salud y movilidad derivado de los altos índices de motorización, tránsito, niveles de ruido, accidentalidad y contaminación.

Es por esto que la organización no gubernamental anunció que para revertir esta tendencia, la Comisión de Movilidad debe legislar a favor de garantizar una red multimodal de transporte en la Ciudad de México, donde se apunte a mejorar la integración entre modos de transporte público y otros modos de transporte sostenible. Asimismo, se deben mejorar los sistemas de transporte público en términos de cobertura, transferencias, frecuencia de servicio, política tarifaria, comodidad, y tiempos de acceso, para convertirse en una alternativa atractiva que evite el uso de las motocicletas.

Asó como sugirió generar acciones pertinentes por parte de los legisladores y las autoridades para regular el uso de las motocicletas, sus condiciones de seguridad, eficiencia y control de emisiones.

“Las condiciones actuales de falta de cultura y normatividad para las motocicletas las convierten en el medio de transporte más riesgoso. En vez de atender esta situación para proteger a sus propios usuarios, la iniciativa quiere promover la expansión de este medio de transporte en condiciones de profunda inseguridad sacrificando la necesidad de una política integral de movilidad con criterios acordes con los estándares internacionales”, finalizó la asociación civil.