BRT, Tren Ligero y Metro

metrobus

A pesar de ser sistemas exitosos de transporte, cada uno de ellos cuenta con características muy singulares que marcan la diferencia entre uno y otro, que ayudan a direccionar la elección entre una modalidad y otra.

El Metro, el Tren Ligero y el  BRT (Bus Rapid Transit), son los sistemas de transporte más populares de las ciudades del mundo, como de México, y la implementación de cada uno de ellos, requiere un amplio estudio y análisis de cuál sería el más apto para cada metrópoli, así lo explica David Escalante, Gerente de Planeación y Operación de Sistemas de Transporte del WRI México.

Asimismo, destaca que uno de los sistemas que más popularidad han ganado en México, son los BRT, el cual está inspirado en la eficiencia de los sistemas de tren.

Lo que lograron los sistemas de tren con su infraestructura, con sus características físicas, afirmó, fue ser muy eficientes operativamente y que además, tienen la capacidad de transportar un gran número de personas de forma muy organizada con pocas interrupciones en el proceso de operación.

Los sistemas BRT, expresó, son capaces de atender la demanda de transporte de las ciudades de la república mexicana por sus características de flexibilidad, tanto de infraestructura y adaptación como económicas. Además, indicó que tienen una escala muy grande, captando un gran número de pasajeros simultáneamente.

Sin embargo, agregó, sigue teniendo características muy diferentes un BRT  y un sistema férreo. El tren tiene características de eficiencia y en algunos casos tienen la particularidad de adaptarse al diseño urbano.

Los sistemas de trenes tienen la facilidad de ser elegantes en el entorno urbano por mantener la eficiencia operativa, porque es más difícil interrumpir una vía del tren que un carril de BRT. Los sistemas de tren siguen siendo más protegidos, siguen siendo operativamente más eficientes y definitivamente mantienen su escala, manejando grandes volúmenes de pasajeros”.

DIFERENCIAS ENTRE METRO Y TREN LIGERO

diferencias entre metro y tren ligeroEn términos generales de capacidad, el Tren Ligero es un convoy de carros de vagones que se ensambla para hacer un solo convoy, indicó David Escalante.

En otros países, mencionó, le llaman vehículos ligeros sobre rieles, y que se acostumbra a ser de uno, dos o tres vagones -generalmente dos- con una infraestructura de estaciones más ligeras, generalmente a nivel de piso o elevado.

A pesar del costo de instalación de rieles y sistemas eléctricos y operativos como semáforos, cambios de vías, la inversión es menor comparado con el sistema Metro, señala el experto del WRI México.

“El Tren Ligero implica un menor costo de implementación, no obstante, la capacidad de pasajeros es menor a la que tiene el Metro. Son sistemas muy elegantes, son sistemas que se insertan muy bien en entornos urbanos complejos, los proyectos arquitectónicos siempre están muy bien resueltos; el sistema tiene esa propiedad de parecer ligero a la imagen, sin embargo, sigue siendo más costoso que un BRT”.

Por otro lado, Escalante expresó que el Metro implica una mayor inversión, pero la capacidad de pasajeros puede, incluso, triplicar la cantidad de pasajeros a la del Tren Ligero y BRT.

El sistema de Tren Ligero, apuntó, compite directamente en el segmento de los BRT más simples, de transportar un segmento semi masivo de pasajeros, “por eso también no han sido tan exitosos, no han tenido tantos procesos de implantación porque hoy en día los sistemas de autobuses resuelven todos esos problemas de demanda con infraestructura más barata”.

TRENES ELEVADOS CONTRA SUBTERRÁNEOS

trenes elevadosEn este rubro, el funcionario del WRI México subrayó que los diseños de infraestructura de los sistemas de transporte férreos se encuentran en tres tipos:  elevados, a nivel de suelo y subterráneos, y cada uno con una característica especial que los obliga a tomar la decisión de por donde pasará el sistema.

“Es más barato construir por arriba, porque permite una vía a nivel que sigue siendo destinada al tránsito de personas, autos, bicis, autobuses”.

En el diseño de tipo subterráneo, a pesar de parecer la opción más viable por no afectar ni alterar el diseño ni la movilidad a nivel de suelo, explica Escalante que construir en el subsuelo  implica un gasto mucho mayor, incluso, conforme avanza la obra, el precio pudiera variar, resultando un poco más elevado del presupuesto inicial.

“Una excavación subterránea implica elevar los costos de implementación, además de pasar por un proceso de ingeniería de suelos”.

INVERSIÓN Y VISIÓN A FUTURO EN LOS SISTEMAS DE TRANSPORTE

“Las líneas de los sistemas férreos son líneas estructuradoras de transporte de las ciudades; entonces pienso en ellas de manera diferente y vuelvo a la pregunta ¿será que esta expansión ayuda a mejorar las condiciones de las otras líneas de la ciudad? entonces la inversión vale la pena; es ahí donde los análisis de costo- beneficio  hacen mucho sentido es, digamos, no sólo la razón por la cual los sistemas BRT han crecido a mayor ritmo que los sistemas de tren, sino también va a ser la razón que nos va a seguir limitando como país en la construcción de trenes.

Siempre vamos a tener el dilema de que el tren como sistema es mucho más costoso que el autobús como sistema; analizando todos los aspectos: estructura, operación, flota, inclusive impactos sociales, ambientales y económicos, el tren nos cuesta más, es una verdad”, concluyó el Gerente de Planeación y Operación de Sistemas de Transporte del WRI México.