Aplicaciones incluyentes

tecnologia metroplex

En el mercado de las tecnologías de información, existen varias aplicaciones para teléfonos inteligentes que promueven y colaboran en la movilidad incluyente de los grupos vulnerables, pero solo unas pocas consideran a la discapacidad visual.

Las tecnologías y avances para facilitar la movilidad de las personas con capacidades diferentes están alcanzando al transporte público, por medio de adaptaciones para su libre acceso, y el uso de la información y datos para que puedan utilizarlo de manera independiente.

En el caso de las personas con debilidad visual o con ceguera, las aplicaciones para dispositivos móviles les ayudan con herramientas que tienen como base el uso de indicaciones auditivas, para señalar tipos de transporte, rutas, estaciones y horarios, así como la posibilidad de trazar los trayectos más convenientes en tiempo.

Incorporar estas funciones de accesibilidad, contribuye a hacer viajes más eficientes y fáciles, ya que las personas con discapacidad visual que son independientes, dependen totalmente del uso de transporte público o privado para trasladarse.

Fernando Garzón, PR Manager de Moovit Latinoamérica, una aplicación especializada para el uso del transporte público en varias ciudades del mundo y que recientemente presentó nuevas herramientas específicamente para personas con ceguera, señaló que una de las cosas que dichas personas desean, es tener total independencia: “Moovit les permite eso, ellos mismos pueden programar sus rutas y viajes”.

Metroplex, es una aplicación 100% mexicana que facilita el uso del transporte público en el Metro, el Tren Suburbano y el Mexibús, y que también integra opciones para personas con discapacidad visual: “Cosas como ‘leer’ un mapa pueden ser casi imposibles y trazar rutas también, pero ahora tu teléfono puede hacerlo por ti y decirte los resultados”, señaló Héctor Zárate creador de Metroplex.

Es un hecho que en la actualidad, herramientas de este tipo están al alcance de la mano, sin embargo, para ser una realidad hoy, sus creadores han tenido que enfrentar algunos retos, que les han impedido que sean más puntuales para el usuario; uno de ellos es la demora en conseguir que los operadores del transporte público accedan a las aplicaciones o se acerquen a la tecnología para proveer y actualizar los datos, refirió Fernando Garzón: “Nos hemos encargado de trabajar para que los propios usuarios ayuden a levantar esa información, que no es fácilmente adquirible por parte de los operadores”.

Por su parte, para Héctor Zárate, el reto es la estandarización de los datos sobre el transporte público: “Existen ‘datos abiertos’ de los sistemas de transporte público en México, pero en general, son imprecisos, están incompletos. Y no están en algún formato estándar, entendible y fácil de consumir”.

Ambos expertos coincidieron en que ingenieros y desarrolladores están en una búsqueda constante  por mejorar las tecnologías, haciendo énfasis en los sectores más vulnerables y por ello trabajan con perseverancia para desarrollar mejores aplicaciones de accesibilidad en un futuro.