Alma Chávez Guth, Presidenta de la Asociación Civil Víctimas de la Violencia Vial

alma chavez guth

Presidenta de la Asociación Civil Víctimas de la Violencia Vial, además de Comisionada Ciudadana de la Comisión Especial de Atención a Víctimas y miembro del Observatorio Ciudadano del Transporte, explica que después de un accidente ocurrido a un familiar cercano, decidió crear este organismo donde la finalidad es evitar o reducir las lesiones y muertes por accidentes viales.

EL INICIO DE LA BATALLA CONTRA LOS ACCIDENTES VIALES

“El 17 de abril de 2005, un conductor ebrio mató a una ahijada, era prácticamente mi hija y fue ahí donde me di cuenta de que cuando eres parte de un accidente vial, ya seas familiar o sobreviviente, hay una revictimización de un sistema, a nadie le importa, y no hay una política pública que  proteja a  las víctimas y mucho menos que prevenga este tipo de lesiones y fatalidades que muchas veces se pueden evitar, es por eso que en  2010 conformamos la Asociación Civil Víctimas de la Violencia Vial”.

VÍCTIMAS INVISIBLES, FALTA DE UNA POLÍTICA PÚBLICA

“Definitivamente las víctimas de la violencia vial o víctimas de los hechos de tránsito son víctimas invisibles, víctimas olvidadas, víctimas que no deben morir en el 90 por ciento de los casos. No hay una política pública que proteja a las víctimas o a las familias de éstas, no hay una fiscalía para delitos de  estos homicidios imprudenciales que son los accidentes viales.

“No hay un político que realmente se ponga firme en aplicar una política pública a favor de la seguridad vial. Los gobiernos estatales y el gobierno federal se comprometieron a reducir las muertes viales en un 50 por ciento, y se puede lograr, pero falta visión política. Sin embargo, las cifras en méxico siguen siendo las mismas, lamentablemente se bajan las cifras un 2-3 por ciento cuando ya deberíamos de llevar  un avance mayor”.

ATENCIÓN A VÍCTIMAS, EL TEMA PENDIENTE

“Todos los países deberían de tener un avanzado sistema de urgencias para siniestros viales y sobretodo para víctimas graves, que desafortunadamente, según los reportes de las salas médicas, no está llegando la atención médica al sitio del accidente o no los están tratando debidamente en hospitales para darles una oportunidad de vivir.

“Se está trabajando dentro de la asociación en un protocolo médico para implementar unidades de atención a víctimas viales; hemos hablado incluso con el Hospital Civil y con el Consejo Estatal de Accidentes; sin embargo, no hemos podido articular un sistema que sea eficiente, que no te quiera cobrar o que te pida firmar un perdón para que te puedan atender.

“Considerando la reforma realizada en el Estado de Jalisco, en relación con el 1.5 por ciento del fondo mixto en la ley de las empresas de las Redes de Transporte,  solicitamos que parte de ese dinero se destinara a víctimas viales y no solamente víctimas de transporte público, para que todas las personas  que queden graves en el lugar del accidente, se puedan canalizar a un lugar donde se  les brinden los primeros cuidados”.

FALTA DE INTERÉS EN LA AGENDA POLÍTICA

“Hace dos años entregamos al Senado de la República casi 18 mil firmas que representaban las 18 mil muertes anuales en el país. Han pasado los meses, los años y todavía el tema no es del interés nacional ni del interés del ejecutivo.

“En conjunto con la Comisión Especial de Movilidad en el Congreso de Jalisco y con nuestro diputado federal Jonadab Martínez, estamos en la lucha para que se aplique lo que hay y también se modifique  el marco legal para que realmente se comiencen  a salvar vidas.

“Las autoridades nos escuchan, están preocupadas, pero creo que falta que se ocupen, ya que el tiempo pasa y el tiempo de los políticos no es el mismo que el de los ciudadanos y mucho menos el de las víctimas”.

SEGURIDAD PARA LA MOVILIDAD NO MOTORIZADA

“En el caso de la movilidad no motorizada, bicicleta y peatones, yo si impulsaría una campaña de seguridad vial para ellos, deben a aprender a cuidarse, porque a veces no vemos al peatón, no vemos al ciclista; es un grupo muy fuerte que se ha empoderado de la ciudad.

“Yo le pediría a los que inciden y deciden en las políticas públicas que vigilemos mucho este grupo y, a los mismo ciclistas, pedirles que usen casco, que se hagan visibles, que pongan luces a su bici y que circulen como lo señala el Manual del Ciclista Urbano”.

PROPUESTAS E INICIATIVAS DE LA ASOCIACIÓN CIVIL “VÍCTIMAS DE LA VIOLENCIA VIAL”

“Trabajamos en foros ciudadanos para promover la Ley de Movilidad en el estado de Jalisco, la primera a nivel nacional, vigente  desde el 2013; sin embargo, falta mucho por hacer a nivel nacional.

“Hemos trabajado para que en la Ciudad de México y en todo el país  exista una ley nacional de seguridad vial, una ley que incluya una agencia líder en seguridad vial, un observatorio de lesiones a nivel nacional, un observatorio que también tenga  los registros de todos los conductores del país y de todos los vehículos para que una persona que haya infringido la ley o haya matado a alguien, no esté cercano a sacar la licencia, que tenga un record de todos los delitos viales que ha cometido.

“En Jalisco, un gran avance fue la implementación del operativo de alcoholimetría Salvando Vidas, así como el programa Visores Ciudadanos, que vigilan a la autoridad y a los policías viales para que no haya corrupción”.

SENSIBILIZANDO A LA SOCIEDAD EN GENERAL

“Las víctimas y los organismos de la sociedad civil que promovemos las seguridad vial, debemos de actuar y hacerles ver a las personas que un 90 por ciento de accidentes donde las personas que fallecen -en su mayoría niños y jóvenes – se pueden evitar; no estamos cuidando a lo que más queremos, no, estamos cuidando el futuro de México.

“Los factores de riesgo que marca la Organización Mundial de la Salud, como  beber y conducir, el exceso de velocidad, la falta de uso de cinturones de seguridad, de sistemas de retención infantil, de casco en los motociclistas, están matando mucha gente y en los últimos años, el texteo, los teléfonos inteligentes, también son una grave causa de siniestralidad y muerte.

“Con un buen marco regulatorio todos estos factores de riesgo se pueden prevenir para que no haya más incidentes viales que lamentar”.